En defensa de la democracia

El golpismo y su agenda oculta

El 28/11 comienza la jornada de la oposición para la recolección de firmas
con miras al logro de su objetivo de solicitar la revocatoria del mandato
del Presidente Chávez.

Los augurios de que ese evento estará lleno de sorpresas desagradables no
provienen, precisamente, de que los factores del oficialismo tengan
programado realizar actos en su contra de ninguna naturaleza, como ha sido
su conducta cívica de siempre, muy a pesar del satanismo mediático de
mostrarlos como hordas de maleantes sin control, sino que, muy por el
contrario, son las mismas agrupaciones que forman para de esa oposición, así
como algunos de sus más connotados líderes, quienes de forma pública y
notoria han venido anunciando caos, terror y desasosiego para esos días.

Recordemos que en fecha reciente, Manuel Cova, representante de la
Coordinadora Democrática en la Mesa de Negociación y Acuerdos y su compinche
y prófugo de la justicia, Carlos Ortega, anunciaban en una amena y
subversiva conversación telefónica dada a conocer por parlamentarios del
cambio, que para el fin de semana que le había sido reservada a la oposición
para el firmazo, expresamente mencionaron el día 28/11, se iba a producir
una "rebelión civil" que sería indetenible ante el plan estratégico de salir
de Chávez para esa fecha. Agregaban allí estos "capos" de la vieja política
puntofijista, que si se planteaba la necesidad de instaurar a partir de ese
momento una dictadura "por diez, doce o quince años", en absoluto eso les
importaba. Que estaban resteados y preparados para esa "vaina" y para mucho
más. Que ya se habían hecho los debidos contactos con los dueños de los
medios de comunicación, así como también con personajes como Albis y Felipe,
estando todos de acuerdo con el plan (¿acaso será el primero, Muñoz, la
presidenta de Fedecámaras, y Mujica, el segundo, presidente del MAS?... ¡que
pregunta tan difícil de responder...!) y que, además, esa sería la gran
ocasión, palabras más, palabras menos, para "reventar" a los chavistas de
una vez para siempre.

Posteriormente, el brazo armado de la Coordinadora Democrática, lo que
denominan Bloque Democrático, integrado entre otras personas por los
militares de la Plaza Altamira, quienes se encuentran huyendo de la justicia
por los crímenes de los tres soldados y la novia de uno de ellos, los cuales
fueron sus custodios en esa plaza y por la colocación de las bombas en
Globovisión, en Fedecámaras, en las sedes diplomáticas de España, Colombia y
Argelia, así como en el Regimiento de la Guardia Presidencial y en el Fuerte
Tiuna, entre otras más, anunció al país, a través de remitidos en la prensa
nacional, uno de los cuales fue publicado en la edición de El Nazi-onal del
10/11/03, que el firmazo del 28/11 al 01/12 será la revocatoria automática
del mandato del Presidente Chávez, quien deberá abandonar de inmediato el
cargo una vez concluido ese proceso de recolección de firmas. Para
justificar semejante aventura, voceará a los cuatro vientos, con el apoyo de
ese inmenso poder mediático de que dispone, sobre todo el de las "jineteras
del apocalípsis" (lo cuatro canales de la TV comerciales), que recolectaron
el cuádruple de las firmas requeridas, todo lo cual se inscribe entre las
múltiples opciones posibles previstas en su ya añeja agenda golpista,
concebida y diseñada en el marco de una conspiración internacional, con la
directa asesoría de la CIA, como ya ha sido denunciado en varios escenarios
por factores del gobierno y en centenas de foros y eventos de distinta
índole, convocados por agrupaciones bolivarianas organizadas, tanto en
nuestro país, como en el exterior.

De manera que ante una evaluación muy general de cómo ha sido el desempeño
de la oposición desde aquellas marchas de diciembre del 2001, hasta el
presente, en donde observamos que ha estado siempre cabalgando la estrategia
golpista, al punto de que ante los anuncios y amenazas de sus copartidarios
de activarla nuevamente, han guardado el mayor de los silencios, de donde no
es descabellado concluir que esa estrategia es compartida por todos los
factores que la integran, pues responsablemente afirmamos que nada bueno
presagiamos para este fin de semana.

Nos angustia que la desesperación lleve a esa dirigencia de nuevo a reeditar
los sangrientos sucesos del 11 de abril/02, buscando más muertos, no
importan quienes sean y en donde se puedan provocar, con el condenable
propósito de lograr su cometido de dar al traste con el gobierno
bolivariano.

Ante la posibilidad de que estos pronósticos que hacemos se conviertan en
una lamentable realidad, quienes hemos asumido el compromiso de defender
este proceso de cambios que lidera el Comandante Chávez, debemos mantenernos
en máxima alerta, con los ojos bien abiertos y muy vigilantes, prestos para
evitar que no pase más allá de un intento por activar en su primera fase, lo
que sería ese siniestro plan de desestabilización del país, para propinarle
a esa tremebunda oposición, la más contundente y definitiva derrota.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2543 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a5821.htmlCd0NV CAC = Y co = US