La ingenuidad comunicacional ¿Debilidad o suicidio?

No aprenden, panitas

Insisto en la mala intención y la puesta en práctica de un plan desestabilizador por parte de la oposición. Están manejando escenarios de violencia y quieren concretarlo con los mismos organismos internacionales que respaldaron sus actividades golpistas del 11 de Abril y el golpe petrolero del pasado diciembre y enero.

Lamento sacar de su ensueño a quienes ingenuamente creyeron en la buena voluntad de los medios de comunicación el pasado fin de semana. Ya convocaron a sus cómplices, la Federación Interamericana de Prensa, al señor Gaviria que aún no ha explicado por que se reunió secretamente en Margarita con los golpistas y están histéricos hablando de violencia en las calles cuando se de inicio a su “refraudazo”.

La puñalada trapera de Marcel Granier, luego de entrevistarse los propietarios de medios privados y el canal del estado con la directiva del CNE, sorprendiendo al mismísimo presidente de Venezolana de Televisión, es la punta del iceberg del peo que tienen arropado entre las piernas y que pondrán en práctica para crear el clima de desestabilización.

Tienen un problema grave. No tienen poder de convocatoria para repetir el Golpe de Abril y la desesperación los obliga a ir calentando un proceso que debería ser una réplica, en lo que concierne a seguridad y civilidad, del que estuvo a cargo de las fuerzas populares. Las declaraciones de Julio Borges, la representación de los medios privados y algunos dirigentes de la Coordinadora Democrática que no han aclarado su posición ante el comunicado golpista recientemente publicado por el Bloque Democrático, alerta al pueblo sobre las intenciones reales del próximo proceso de firmas.

Ahora, pecando de incrédulo y sosteniendo que esta basura opositora no tiene en su haber la honestidad ni la capacidad para enmendar su inclinación fascista, golpista y, mucho menos, la intención de actuar ateniéndose a la constitución que ellos mismos han defenestrado, violado y burlado, me da una profunda y justificada arrechera cuando seguimos por el mismo camino de la ecuanimidad comunicacional… ¡Esa vaina es mierda! Esa vaina es cuchillo para el cuello de la gran mayoría que creemos en este proceso de cambios. Si bien es cierto que Vladimir Villegas actuó de manera oportuna ante la sinuosa actuación de Marcel Granier (una vaina que era de esperarse y ¡Nojoda! No debe sorprender a nadie), también es cierto que este jueguito de cuidar las formas con un enemigo que no ha tenido paz con la miseria, es una mariquera que nos puede costar el país… Camarada Vladimir ¿Cree usted que el Departamento de Estado y su corte de medios golpistas no agradecen que el canal del estado se convierta en tribuna para esa cuerda de facinerosos, bandoleros, cabrones, que deberían estar inhabilitados políticamente por ser los más descarados delincuentes?… No digo “agradecer”. Les van a poner una placa in memorian cuando se echen al pico a esta revolución… Hay errores políticos que pueden servir de lápida a procesos revolucionarios o ¿Es que no recuerda como fueron debilitando el proceso nicaragüense hasta convertirlo en un estado servil del imperio? No crea que no estaría de acuerdo con un régimen comunicacional veraz, oportuno y, sobre todo, ecuánime ¿Pero no le parece que esta vaina de seguir siendo ingenuos, es un acto suicida que nos jode a todos los venezolanos? ¿No cree que estamos en tiempos donde la ecuanimidad sería el reflejo de una actitud equilibrada y sostenida por parte de las cuatro jineteras? ¿No cree que es hora ya de estar confiando en el escudo popular, mientras nosotros vamos de error en error confiando en nuestras debilidades?

Los medios alternativos han tenido posiciones más contundentes y con respuestas más oportunas en momentos de guerra que los medios del estado… Por que estamos en tiempos de guerra ¿Saben? Y desechemos esa vaina de unos supuestos medios que son santitos y que están cambiando y que se dieron cuenta de la democracia, de la vía constitucional, de la vaina tal y cual… ¡Esa vaina es mentira! Estamos en guerra y como tal debemos estar pendientes del ataque y no de la eterna defensa contra las cuerdas… El mismo Comandante Hugo Chávez debe saber que esa basura no le va a dar tregua a la hora de joderlo y de jodernos a toditos los que tenemos la fe de luchar… Marcel Granier es un hijo de puta. Cisneros, Camero, Ravell y el que financia a Ravell, son todos unos hijos de puta; son delincuentes en un país que tiene mutilada la justicia… Todos ellos participaron en un golpe de estado y hasta hicieron su lista de muertos para la cuota de un nuevo gobierno ¿Quién coño me dice a mí, como pueblo, que tengo que ser ecuánime con esa plasta golpista? ¿Por qué carajo tienen que estar dando concesiones y con el permiso de que soberano ustedes se permiten dar concesiones? Al final, el ilustre “paganini”, el que pone los muertos, el que se jode en las calles tratando de rescatar esta revolución, es el pueblo… En consecuencia ¿Quién carajos les dio permiso para actuar maquillando peos con los golpistas?

Voy a advertirles algo para que saquen bien sus cuentas. Si en esta vaina pasa algo grave y el pueblo rescata de nuevo las metidas de pata de la ecuanimidad, van a tener que explicarles muy bien por que siguen mariqueando con la debilidad comunicacional…

marioaporrea.org
msilvagayahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3790 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas