El diálogo y el juego en un libro sobre Roa Bastos

El siguiente es el texto del discurso que pronunció Modesto Emilio Guerrero, en el Homenaje Internacional a Augusto Roa Bastos, realizado en el Teatro Tita Merello de Buenos Aires, el viernes 7 de noviembre, organizado por el INCAA y ARPA-Producciones. El homenaje incluyó la proyección de la película El Portón de los sueños, biografía de Roa Bastos, del reconocido realizador paraguayo Hugo Gamarra.
Roa Bastos, es el más grande escritor paraguayo del siglo XX, y uno de los gestores de la gran novelística y cuentística latinoamericana de la post guerra, donde es inevitable recordar nombres como Asturias, Carpentier, Donoso, García Márquez, Vargas Llosa, Cortázar, Onetti, Rulfo, Fuentes, entre otros gloriosos. Fue invitado al país por la Cancillería argentina, para recibir la Condecoración José de San Martín, en su Orden Comendador, acto celebrado el jueves 6.



“El trueno entre las páginas”, libro de conversación entre Alejandro Maciel y Augusto Roa Bastos, es un texto curioso, indiscreto, en muchos modos, lascivo. Quien lo lea notará que está sostenido en un profuso y circular diálogo “familiar”, que acude recurrentemente al juego verbal como combustible del intelecto. Todo, en un ambiente donde se puede sentir el olor a media tarde a la sombra de un árbol, y ese aroma a mate amargo, ineludible en Paraguay.

Es un lúdico juego de recurrentes paronimias y metonimias que cruzan las respuestas y los comentarios. Estos recursos funcionan como lubricantes de la memoria, acicates para la reflexión, manoseos del concepto, objetos de la travesura verbal. Es el gran juego del lenguaje, verdadero conquistador del universo.

Roa Bastos lo usa para reconstruir facetas clave de su historia personal, que en su caso conduce a la historia política y cultural del último medio siglo latinoamericano.

Exilios, persecuciones, amores, privaciones materiales, explotación del trabajo, amistades, muerte, angustias del Paraguay profundo, algunas de las claves de su obra de casi veinte libros.

Uno de los lados menos conocidos del autor, son sus más de 10 años de docencia universitaria en Toulouse, Francia, donde impartió literatura e historia latinoamericana e impulsó el estudio y uso de la lengua guaraní.

La lectura permite disfrutar del maestro y de la memoria que despliega entre las páginas. La gran historia latinoamericana, Gaspar de Francia y su ilustrada dictadura desopilante y defensiva frente a los imperios, la Guerra de la Triple Alianza y el despedazamiento de la Nación latinoamericana más progresista de los tiempos fundacionales del continente. Los conversadores nos brindan la memoria de lo mejor de la poesía del Siglo de Oro español, Quevedo, Góngora, de la Cruz.

Pero también podemos ver a Iturbe, el pueblito de la infancia de Roa, con su padre fumando un tabaco insoportable, su tío culto, su madre lectora, sus recuerdos de la Guerra del Chaco y la urdimbre imperialista que la provocó, las montañas de cadáveres y su olor a novela, las mujeres sosteniendo a la Nación en guerra, su residencia forzada a Buenos Aires, sus ilustres amistades allí, así como la miseria material dentro de la cual construyó su ópera mater: Yo, el Supremo, Hijo de Hombre, El trueno entre las hojas. Son las intimidades del constructor solitario de seres imaginarios extraídos de su patria chica cargada al hombro.

Roa Bastos declara en El trueno entre las páginas que es “un anti historiador”, en el sentido de que no usa la privilegiada documentación a la que tuvo acceso, para probar nada. Sin embargo, sus seres imaginarios permiten comprender la realidad y disfrutarla, desde la imaginación, el drama y el humor.

No por casualidad, obtuvo el “Gran Premio Losaza”, el más importante del continente en la década de los años 50, o el “Premio Memorial de Latinoamérica”, ganado en Brasil, o en los años 80, el “Premio Cervantes de Literatura”, el más consagratorio en lengua castellana. O el suceso literario que significó la aparición de “Yo, el Supremo”, a mediados de los años 60, o los afamados film argentinos en los que participó como guionista o autor.

Una de las utilidades imprevistas del diálogo de El trueno entre las páginas, es el aporte de datos y señales de lo que bien pudiéramos aventurar como una “cultura del exilio paraguayo”. Algo donde, al nombre de Roa Bastos, hay que agregar los de Cardoso, Flores, Elvio y decenas de otros creadores que construyeron en el Río de la Plata, Francia y otras regiones, lo que las dictaduras les impidió sedimentar en su suelo matricio.



El truco de la palabra



Pocas veces un texto de conversaciones entre dos escritores, uno en calidad de maestro, el otro, de discípulo, se estructura sobre elementos tan distintos como el diálogo y el juego. Maciel es un psiquiatra y escritor argentino, médico y asistente personal del autor de Yo, el Supremo, desde hace varios años.

El diálogo en calidad de mapa situacional, el juego como su instrumento dinamizador. Esto diferencia a El trueno entre las páginas de los clásicos textos de diálogos, donde domina la estructura normada de pregunta-respuesta-pregunta, con sus tiempos y sus condiciones prefijadas. Especialmente, cuando observamos que entre Maciel, entrevistador, y Roa, contestador, median dos generaciones. La explicación es simple, ambos son impenitentes “viciosos” del lenguaje.

Al final del libro, Maciel incluye una conversación casual entre Roa, Bioy Casares y él, ocurrida en Buenos Aires, en 1998. Bioy, otro gran deportista de las metonimias, los “descubre” jugando a ellas y les dice sorprendido: “Es muy lindo jugar con las palabras” y recuerda que solía hacer “esos juegos” con Borges, como pretextos para crear cuentos, relatos o simplemente, para divertirse con los recursos del lenguaje. Los tres pasaron la tarde usando la memoria como pretexto para jugar a las palabras. Ese es el “truco” de El trueno entre las páginas.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3718 veces.



Modesto Emilio Guerrero

Periodista venezolano radicado en Argentina. Autor del libro ¿Quién inventó a Chávez?. Director de mercosuryvenezuela.com.

 meguerrero00@gmail.com

Visite el perfil de Modesto Emilio Guerrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas