Carta de Protesta a Dios

Señor DIOS
Omnipotente Que Todo Lo Ve y Todo Lo Puede
& Otros Títulos Altísimos
Presente.-


C.C.: Juan XXIII – Procurador General del Altísimo.
Pío XII – Gente del Petróleo Sección Energía Celestial.
Juan Pablo II – Representante Legal en La Tierra.

Sirva la presente carta para elevar mi queja ante usted, aclarando previamente ciertas desavenencias con la política celestial que han llevado a cabo sus representantes en esta tierra de gracia. Para Usted no es un secreto, obviamente, que he acudido al más variado léxico coloquial para manifestar mi rechazo por el comportamiento de algunos prelados. Sin embargo, podrá igualmente estar enterado de los motivos que me han impulsado a expresarme de manera soez, si consideramos la violación sistemática de los artículos 69, 48 y 666 de la Ley Orgánica Celestial del año 33 de nuestra Era, firmada, sentenciada y refrendada en la Ultima Cena por el Jefe de Debates de la Cámara Terrenal, Sr. Simón Pedro de Betsaida, que expresan lo siguiente:

Artículo 69: Que todos los que llevéis la Palabra del Señor a los hijos de la tierra, tendréis que acusar recibo de sus gastos ante la caja del Altísimo, sin hacer usufructo de ello ó veleidades paganas en el más escatológico sentido del libre albedrío. Sois ejemplo e intermediarios entre la santidad y la libidinosidad.

Artículo 48: Que la Palabra Revelada no la convirtáis en provecho de los impíos, avaros, oportunistas, usureros que tienden lazos entre la iglesia y el capital. Menos con las acciones coordinadas de una democrática acción social cristiana. Opus Detritus Dei

Artículo 666: Que no podréis cubrir de sotana a quienes rinden culto a Luzbel, Satanás, Diablo u otras manifestaciones neoliberales que veréis presentarse en el futuro; Amén de las inclinaciones pederastas que debéis aborrecer. ¡Yankis Go Home!

Como podrá observar, no pueden estar más claras mis observaciones y la genuina molestia que me lleva a ser crítico con quienes hoy regentan por orden del Vaticano, su sucursal terrenal, en la Conferencia Episcopal Venezolana. Por lo tanto, expongo que:

Considerando que el Cardenal Ignacio Velasco, firmó abierta y responsablemente un decreto que cercenaba todas las libertades democráticas de un gobierno legítimo para transformarlo en un Golpe de Estado que después fue vaciado de poder.

Considerando que el Monseñor Baltasar Porras pretende legitimar las acciones golpistas de un minúsculo grupo conspirador y utiliza el cáliz de su propiedad para oficiar la Santa Misa solo en terrenos de la Oligarquía venezolana, negando así el libre derecho de todo chavista a comer y beber del santo evangelio.

Considerando que el Monseñor Baltasar Porras se niega a seguir el ejemplo cristiano y visitar los cerros caraqueños para conocer de las necesidades espirituales que allí pudieren darse; además de negarse a romper cualquier carnet de Acción democrática o COPEI que tenga en su poder.

Considerando que el Nuncio Apostólico, Monseñor André Dupuy ha hablado el gamelote que juega a garrote en contra de un gobierno que le es ajeno y no respetando la libre determinación de los pueblos, cuando su labor debe ajustarse única y exclusivamente al sector espiritual. Sin contar que tiene a un subalterno en Barquisimeto listo para ser excomulgado y sigue tomando Hostias.

Exijo que:

Se revise el pasaporte de entrada al Cielo que ofició el Cardenal Ignacio Velasco y se abra una investigación sobre su actuación en estos predios terrenales. No vaya a ser que termine como Monseñor Escriva de Balaguer, beatificado y santificado como hacedor de milagros. Esto último nos pondría en franca desventaja, pues sería el último recurso de la oposición para tumbar a Chávez… Hay milagros que matan.

Que el Procurador del Altísimo, Juan XXIII, oficie senda demanda de nulidad contra todo nombramiento anterior y posterior que haya beneficiado al Monseñor de Porras ese, que ha cambiado la cruz de madera por la “V” de oro y lo envíen al barrio José Félix Rivas a oficiar tres misas diarias, para que escuche a la modorra hablar del Plan Robinson y Barrio Adentro. No hay penitencia más oportuna para este señor que ha olvidado a los excluidos.

Que se le expropien a Monseñor André Dupuy toda sotana con etiqueta de moda italiana y se le asignen las sotanas de aquellos sacerdotes que luchan por la justicia y la igualdad. No estaría demás que le hicieran llegar algunas lecturas de Frei Beto y algún poema de Ernesto Cardenal.

Al cura Luis Mosquera, pederasta de Barquisimeto, que le quemen el culo en el Infierno.

Para finalizar, Señor Dios. No me importa si alguna facción ambrosiana me excomulga por estas denuncias. Usted y yo tenemos una conversación pendiente sobre otros temas menos relevantes. Sin embargo, las denuncias las hago por escrito, todavía apostando que le llegue por esta vía algo que no sepa por sus numerosas ocupaciones. Eso también le ha pasado al Comandante en algunas ocasiones, pero Usted es Dios y todo lo sabe.

Sin más a que referirme, obviando el rezo de los mortales.

Quedo de Usted.

Atentamente,

marioaporrea.org
msilvagayahoo.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 4590 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas