En Venezuela no está permitido flaquear

Es hermosa la percepción que predomina en la conciencia de la mayoría del pueblo, él sabe que nunca será traicionado por su líder, él tiene confianza en que Hugo Chávez está en una permanente búsqueda de mayor democracia, justicia y progreso para todas las personas que viven en este país. El proceso de cambios que se puso en vigor en Venezuela cada vez se afianza más, la mayoría de la gente lo apoya y lucha por conseguir su ideal y para ello se fundamenta en la verdadera unidad, unidad que se está consiguiendo con fuerza y dignidad, siendo por eso que ahora no será posible engañar al pueblo de nuevo tal como lo fue en el puntofijismo. Esa robustez de espíritu se debe a que el pueblo observa la voluntad de entrega de su máximo gobernante, ve su vitalidad admirable y contagiosa, contempla como transmite a toda la población un amor incesante; y percibe en él a una persona de alma pulcra, noble y generosa.

El sentimiento nacional que constituyó la candidatura de Chávez Frías en 1.998 se ha visto retribuido en mayor democracia, libertad y solidaridad, de manera que aquella expectativa ya se convirtió en confianza y por ello el pueblo defiende el proceso de cambios que lidera el Presidente y por ello lo reelige Presidente de la República el 3 de Diciembre de 2.006. Pero entonces ¿por qué en el pasado referéndum aprobatorio del 2 de diciembre mucha gente chavista no salió a votar por la reforma constitucional propuesta por él y la Asamblea Nacional?, sin duda que el pueblo consideró que ese cambio constitucional fue presentado muy atropelladamente y no se dejó transcurrir el suficiente tiempo para asimilar todo el beneficio que ella implicaba; circunstancia esta por lo que el pueblo chavista no fue totalmente convencido de que esa reforma era para mejorar su status de vida.

Ciertamente que el proceso de cambios instaurado por el Presidente Chávez vino a sustituir el inmenso desengaño que el pueblo sintió por la malévola actuación de aquellos hombres y mujeres que gobernaron este país entre 1.958 y 1.998, 40 años de saqueos e inmoralidad; perversiones llevadas a la práctica sin la más mínima moderación. Fue la decadencia del sistema puntofijista la que obligó, en un momento en que ese sistema de gobierno estuvo en su máximo apogeo, a que el Dr. Gonzalo Barrios creara la frase: “En Venezuela se roba porque no hay razón para no hacerlo”, expresión que lanzó a los cuatro vientos lo que aquí acontecía; y que confirmaba la putrefacción del sistema puntofijista y el desprecio que el gobierno sentía por la dignidad del pueblo.

Solo hace un año que el pueblo venezolano ratificó en la Presidencia de la República a Chávez Frías con una inmensa cantidad de votos a favor de su candidatura, cantidad de votos que nunca se había visto antes en este país, así como la diferencia que lo separara del candidato que llegó en segundo lugar, aquellos resultados electorales confirmó que la oposición política tradicional quedó fuera de toda posibilidad de acceder al poder, por lo menos en las próximas dos décadas; pues el recién 2 de diciembre pasado, 2.007, la cantidad de votos obtenido por la oposición con su opción del no prácticamente fue la misma que sacó el 3 de Diciembre del año 2.006.

El pueblo sabe que todavía en el país continúa sucediendo cosas que no son correctas, que en el nivel medio y técnico de la administración pública hay muchas personas que entraban y sabotean las decisiones de avance y profundización de la revolución bolivariana, pero el pueblo sabe también que tiene en la primera magistratura del país a una persona que está dispuesta a “ponerle el cascabel al gato” tarea ardua y peligrosa por lo que es necesario de inteligencia y valentía; y el Presidente Chávez ha demostrado que tiene ambas. De haberse aprobado la Reforma Constitucional la victoria definitiva sobre la corrupción se hubiera logrado en menos tiempo, pero a pesar de ese revés no hay que dudar que Chávez buscará afanosamente la manera de derrotar la corrupción donde ella se encuentre, aun sea ésta en el alto gobierno nacional, regional o local; y ese tiempo dependerá de la enseñanza moral que el gobierno adicione en las mentes de los hombres y mujeres que pueblan este país.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1908 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a50090.htmlCd0NV CAC = Y co = US