Me jode esa reconciliación

En esta época del año, cuando todo el mundo se reúne en familia para pedir, algo al niño Jesús, mi situación es distinta, quiero con todo el dolor de mi alma y sin que pueda arrepentirme, exigir me quite la memoria, que no recuerde nada, que pueda olvidar todo desde que los actuales apatridas se empeñaron en destruir el país, hasta la etapa que me ha tocado vivir hasta hoy.

Quiero no recordar los días previo al 11 de abril 2002, que se me olvide la cara de los golpistas, el sadismo que manifestaban asediando la embajada, las marchas etc. La forma en que llamaban disociadamente, babeándose por las ansias de poder y gritando, ¡vamos a Miraflores! y los moderadores tarifados que hacen vida política en programas patrocinados por las jinetearas, que no necesitan otros clientes más que los golpistas dueños de canales, que manipulan a inocentes ansiosos de envanecer el ego, que piensan que la única forma de ser valorados en una sociedad pacata sin principios, es apareciendo en TV mintiendo descaradamente, de lo contrario no encuentran sentido a su desperdiciada existencia de traidores, donde cambian la degradación de su ser, por la falsa idolatría de figuración que ofrece la pantalla, que se me olvide todo.

Si en esta Navidad se concede mi deseo, es probable que pueda empezar el próximo año, reconciliándome con los terroristas que insisten en detener nuestro proceso, que la soberbia no les permite entender de una vez por todas, que el pueblo se enrumbó hacia el socialismo para el siglo XXI, si se me concede el deseo de quedar desmemoriado, que no pueda recordar las andanzas de alcaldes y gobernadores persiguiendo ciudadanos por todo el territorio nacional, solo por ser chavistas, para entregárselos a las hordas ansiosas de sangre que construyeron días previos a abril y hoy llamando a reconciliación siguen persiguiendo y reseñando; para cuando asalten el poder que es su sueño, desaparecer los humanistas que piensan distinto a ellos y atropellaran con anuencia del imperio que les dicta lineamientos para apoderarse y saquear el país; si pierdo la memoria y no recuerdo mi responsabilidad de revolucionario, agarro la inocencia que me concederá el niño Jesús por haber confiado en estos traidores y me reconcilio “sinvergüenza”

Si pierdo la memoria, olvidaré que estos elementos no han hecho nada que sea creíble y demuestre que quieren conciliar; olvidaré por un momento que se creen dueños del mundo, herederos de la colonia española y del imperio norteamericano, además no hacen nada para parecer normales, se juran superiores y no hay señales de querer cambiar, sin embargo piden reconciliación y como no tendré memoria me reconciliaré.

Si pierdo la memoria, empezaré el próximo año buscando a estos traidores, para hacer el intento, aunque estoy seguro y lo más probable es que me hagan creer que van a conciliar y cuando me descuide me apuñalearán por la espalda, como lo han estado haciendo hasta hoy y estoy convencido que no cambiarán, porque se reconcilian acuerdos y ellos defienden intereses distintos a los de nosotros, pero si pierdo la memoria tal vez deje que crean que me comí el cuento, pero me armo de valor aun sin memoria, para respetar el derecho de mi pueblo, porque PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

machucamelo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2550 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a47881.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO