Sr. Presidente: Dolarice nuestra Economía

Dolarizar la economía de un país simplemente se traduce en la aplicación de una paridad cambiaria cuya razón sea 1 a 1, es decir cuando nuestro Bs 1,00 valga $1.00.

Pero ocurre que suele formarse una *alboroto* grande, un fuerte rechazo gubernamental, sobre todo proveniente de los sesudos asesores , unos más piratas que otros, unos menos Economistas que otros, que siempre se hallan dispuesto a la defensa del status actual.

Estamos sugiriendo esta dolarización porque le estamos tomando al pie de la letra todos sus ataques verbales al pitiyanquismo, contra el imperialismo capitalista, contra los transnacionalistas y contra la burguesía deshumanista extranjera.

Consideramos que ya está bueno de que Pdvsa, la de ayer y de hoy, y ahora sus socios en condición de copropietarios de 40% del subsuelo petrolero y gasífero se limiten a enterar los *pocos* dólares que canjean por bolívares devaluados para satisfacer sus gastos domésticos.

Entre esos g. d. se hallan precisamente los sueldos y salarios del personal criollo, y las acreencias de los pequeños y medianos empresarios nacionales y criollos, mientras que el resto de sus personal y el resto de sus proveedores extranjeros tanto latinos como anglosajones son pagados y sus acreencias canceladas en dólares que ni siquiera pisan las bóvedas de nuestro Banco Central de Venezuela, habida cuenta que simplemente les abren cuentas en el exterior y electrónica o virtualmente allí les depositan, para que de esa forma cambiaria a Venezuela entre sólo el pequeño remanente que nos dejan, a pesar de que, en función de los altos volúmenes de exportaciones y de los altos precios actuales, tales dólares que ingresan al BCV aparenta ser de elevado volumen, q ue no lo es.

Por favor, Sr. Presidente, no crea en el cuento chino, según el cual si se dolariza el país nos hacemos dependientes del dólar, porque ya lo somos.

Entonces, por favor: ordene un recálculo de la cesta básica alimentaria actual, mídala en dólares, ajústela al nivel de consumo latinoamericano que más se nos acerque, restablezca un nuevo salario mínimo en dólares, y deje que los venezolanos, sus trabajadores y pequeños y medianos empresarios criollos, vayan desprendiénsodose de sus bolívares actuales mediante la paridad actual, deje que libremente se provean de dólares , y comience a satisfacer la Deuda Social Interna en esta divisa,y cancele salarios burocráticos con la misma hasta que la paridad 1 a 1, o sea la dolarización del nuestra Economía, arribe a una situación ideal de doble moneda circulante o sistema bimonetarista.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2567 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: