Tema 5: "Soberanía, territorios e integración"

Exposición en la Reunión Preparatoria para el Congreso Bolivariano de los Pueblos

Nota de Aporrea: Felicitamos a los amigos ecuatorianos por su participación en este encuentro preparatorio e invitamos a los pueblos del continente a participar activamente en esta iniciativa que esperamos coadyuve a la consolidación de la Latinoamérica Unida que nos exigen los nuevos tiempos...

Hermanas y hermanos de nuestra América:

Volver, estar, permanecer en la Venezuela Bolivariana, no sólo que lo asumimos como un deber latinoamericano, sino como parte de nuestro sentimiento, algo que proviene de los afectos más profundos. Y, esta vez, asistir al Congreso Bolivariano de los Pueblos (CBP), saludar y conocer a tantos hermanos de Venezuela y Nuestra América, estar en este edificio, nos trajo una multitud de recuerdos, impresiones y sensaciones desde el día de ayer en que el Presidente Hugo Chávez inaugurara este encuentro.


Teniendo en cuenta las particularidades propias de este proceso, las especificidades concretas de la Venezuela Bolivariana, la memoria sin embargo nos trajo un recuerdo, y es que cuando nos dimos modos, durante un momento apenas, en esta tarde, para recorrer parte de sus instalaciones, este edificio tan grande, desde su azotea miramos canchas de béisbol, de tenis, recorrimos los lujosos baños, sus salas enormes, y necesariamente tuvimos que recordar que éste era un antiguo local de PDVSA, donde los grandes señores de la burocracia petrolera vivían alejados años luz de la pobreza y la vida real de su pueblo, y pensamos entonces en la parábola revolucionaria de la Venezuela Bolivariana al convertir este edificio lujoso para pocos, en un centro educativo para los más, la Universidad Bolivariana de Venezuela.


De inmediato, si nos perdonan el abusivo símil, recordamos que al triunfo de la Revolución Cubana, ésta convirtió las cárceles en escuelas.


Es decir que asumimos también desde los sentimientos más hondos, los recuerdos más humanos y los símbolos más profundos a la Venezuela Bolivariana pues el estar aquí, en este palacio de elites convertido en Universidad para las mayorías, es -sin duda alguna- un recuerdo que lo llevaremos al futuro en la imaginación colectiva que un día concretará con nuestra acción mancomunada la integración de Nuestra América, cuando entre otras tantas cosas, hagamos que edificios de este tipo, hechos y repartidos con derroche en tantos países, se conviertan en universidades y escuelas abiertas a los pobres de todo el continente.


Y bien, para dar inicio a nuestra exposición sobre el tema que nos fuera encargado, del mayor adversario que tiene la utopía unificadora de Nuestra América, escogimos una frase que permite abrir nuestro planteamiento, frase seleccionada de entre tantas y numerosas frases que los "halcones" de la dictadura unipolar y los "tanques del pensamiento" único han emitido en estos tiempos de guerra, invasión, saqueo, exterminio y poder brutal, sin tapujos, sin matices, contra el mundo.


La frase es de uno de esos "halcones", y nos permitirá dar cuerpo y contenido a nuestra exposición. Zigniew Brzezinski, asesor de los "tanques del pensamiento" de Washington y los "halcones" de la política exterior de los EEUU, expresa literalmente que:


"El objetivo de los EEUU (en el siglo XXI) debe ser el de mantener a nuestros vasallos en un estado de dependencia, garantizar la docilidad y la protección de nuestros súbditos, y prevenir la unificación de los bárbaros".


Queridos "bárbaros" de Nuestra América:


Ya que estamos hechos, además de razón e ideas, de recuerdos, sensaciones, sentimientos y pasiones, empezaremos recordando una reflexión pasional dicha por el Presidente Chávez el día de ayer durante la inauguración del CBP.


Del torbellino de ideas e iniciativas que ayer expuso, de la marea de propuestas audaces que él hiciera en la inauguración, escogí una que se quedó grabada en el pensamiento para esta tarde. Esa frase duró en tiempo aproximadamente cuatro o cinco segundos, de un discurso de alrededor de una hora y treinta minutos, y sin embargo se quedó en nuestro recuerdo por su valor de profecía, de deseo humanista e imaginación rebelde, por su profunda connotación de símbolo.


El Presidente Chávez refirió que aproximadamente una década o dos, era el lapso de tiempo estratégico que nuestra América abría desde hoy, desde la nueva correlación de fuerzas que empezó a despertar en el continente contra el neoliberalismo, para lograr la integración de sus pueblos y naciones. Ya recientemente, en la Argentina creo, había expresado que vivimos tiempos de transición, de pérdida y muerte de lo viejo, de nacimiento y paso a algo nuevo, de manera irreversible. Y, por supuesto, ayer nos advirtió a todos y todas en esta sala, que los bolivarianos creemos en imposibles que deben y pueden ser posibles, uno de ellos la utopía de la unidad de Nuestra América. Nosotros suscribimos plenamente su advertencia.


Ahora bien, lo dicho ayer por el Comandante Chávez nos quedó rondando la mente toda la noche y decidimos que sirviera de introducción simbólica para cuando escribiéramos nuestros puntos de vista de esta ponencia, debido a que, romanticismo incluido, ese su dicho nos permitió dar paso al siguiente juego de la imaginación, a esta batalla entre deseo y realidad, entre imposibles y posibles, entre lo soñador y lo concreto.


Por ello, quisimos imaginar que había transcurrido aquella década que refería el Presidente Chávez, y que de pronto nos encontrábamos en el año 2.013 de Nuestra América.


El hipotético "cara o cruz" de Nuestra América:


Imaginamos que los insufribles mass media del continente, la Venevisión local, el "canal de las estrellas" de México y la infaltable CNN, informaban las siguientes im-probables noticias:


(Miami, Condado de La Florida): George Bush II fue reelegido por tercera ocasión en las urnas. Demócratas insistieron en que no impugnarán la decisión de la Corte de Miami, cuyos jueces volvieron a ratificar la tercera victoria del político texano. "Ahora le tocará el turno a Francia y China, últimos reductos del Eje del Mal", dijo el triunfador candidato republicano.


(Brasilia): Plan Brasil en camino. Luego del resonante éxito del Plan Colombia, Plan Ecuador, Plan Perú y Plan Bolivia, Washington ratificó la ayuda económica y militar a Brasilia para la implementación del "Plan Brasil" durante el próximo quinquenio, a fin de eliminar los cultivos ilícitos de coca y amapola que empezaron a cubrir la amazonia y el nordeste brasileños.


(Caracas): El presidente de Venezuela, Pedro Carmona, convocó al Congreso Panamericano de Líderes Empresariales y Medios de Comunicación, para tratar la puesta en marcha del llamado "ALCA número 2", nueva iniciativa estadounidense que liberalizará en todo el continente las fuentes de oxígeno, el genoma humano y las escasas fuentes de agua dulce que lograron preservar algunos países en el llamado ALCA 1.


(Lima): Reencuentro de Presidentes. Alberto Fujimori se reunió en cita a puerta cerrada con sus pares Carlos Menem, Collor de Melo, Abdalá Bucaram y Bolaños de Nicaragua, para tratar temas de interés común. Como se recordará, estos cinco mandatarios latinoamericanos volvieron a acceder al poder entre el 2010 y el 2012, luego de que fracasaran estrepitosamente la "ola" de gobiernos izquierdistas en la región y los intentos de unión latinoamericana en la década pasada.


(La Habana): La disidencia castrista aún resiste en las montañas de Sierra Maestra. A pesar de los operativos de limpieza realizados por las tropas heli-transportadas de la OTAN y los EEUU, aún quedan reductos terroristas de orientación filo castrista en esta isla caribeña. Se creyó que en los últimos dos años, la feroz resistencia castro-comunista había sido aniquilada por las fuerzas multinacionales conjuntas de la Democracia.


Noticia deportiva: Cuba pasó al penúltimo lugar en los Juegos Panamericanos celebrados en Camp David. El último lugar, por supuesto, lo obtuvo Venezuela.


… O bien, otras podrían ser las noticias en ese hipotético 2.013, y otro el rostro de Nuestra América, según las noticias registradas por la nueva agencia de informaciones continental, la CLN, la Cadena Latinoamericana de Noticias:


(Caracas): Consolidado el ALBA (Área Libre Bolivariana de las Américas), la recientemente conformada Confederación de Naciones Latinoamericanas ahora da el siguiente paso, la implementación del Acuerdo Preferencial de los Países Tercermundistas. El poderoso bloque latinoamericano, que logró romper la hegemonía norteamericana, europea y asiática, hoy intenta un acuerdo global con África y la mayoría de países del Asia.


(Washington): El Partido Verde logra resonante triunfo electoral en las primarias de Nueva York y Washington, dejando atrás un siglo de bipartidismo republicano y demócrata en los EEUU. Los voceros del partido Verde admitieron que el voto latinoamericano de los migrantes "sudacas" fue vital para alcanzar tan impactante victoria.


(Texas): El ex–presidente colombiano Alvaro Uribe desde su exilio en Texas, se niega a acatar fallo de la Corte Penal Internacional. Jueces del TPI estudian la ampliación de las boletas de detención internacional contra Donald Runsfeld y Condolezza Reece, antiguos asesores del primer mandatario norteamericano.


(Quito): el Gobierno indígena del Ecuador, repuesto ya de la "vil traición" de Lucio Gutiérrez en la década pasada, firma acuerdo estratégico con Venezuela Bolivariana y Brasil para la fusión estatal petrolera (PETROAMERICA), la mayor empresa petrolera del continente y una de las más poderosas del mundo.


(La Habana): Cuba, imbatible en los Panamericanos, a excepción del béisbol, que por quinto año consecutivo lo ganó Venezuela.


* * *


Ahora bien, este cara o cruz de Nuestra América fue eso, una hipótesis febril. Se trató de un juego caprichosamente obvio de la imaginación, y -por supuesto que sí-, de la pasión. Depende, y mucho, de lo que hagamos o dejemos de hacer en esta década, todas y todos nosotros, de lo que pueda pasar y hacerse en estos diez próximos años, para que una de las opciones sea parte de la realidad, bien sea la cara o la cruz.


Son los rostros probables, o improbables de Nuestra América, y en mucho cualquiera de ellos sería o no posible, dependiendo de lo que pase, por supuesto, pero también de lo que hagamos o dejemos de hacer todos los que sentimos que ha llegado la hora de concretar los sueños más viejos de lo mejor de la humanidad, los sueños más frescos de nuestro "taita" Bolívar, las utopías más caras de nuestros pueblos.


Finalmente, algunos elementos que, siendo dichos antes por nosotros en espacios parecidos a éstos, creemos que pueden servir de algo, puestos aquí en el tapete no como aportes, sino como puntos de vista, apreciaciones que creemos que pueden ser tomadas en cuenta por el CBP.


APRECIACIONES SUBJETIVAS PARA LOGRAR UNA DECADA TRIUNFANTE:


1. La integración latinoamericana también debe incluir otros componentes, además del político, el económico y el social, tales como como el cultural, el ambiental y el militar.


2. Los movimientos sociales, los partidos políticos y los gobiernos progresistas del continente deben comprender que ha llegado la hora de juntar agendas estratégicas y caminar en un haz de acción mancomunada, que ponga fin a los recelos mutuos, a la visión recelosa de los sujetos sociales de América que miran distantes o aparte a los procesos políticos gubernamentales de nuevo signo como es el caso de la Venezuela Bolivariana.


3. Es importante que de este Congreso salgan algunas además algunas pautas para identificar, elaborar y reconstruir una doctrina, una concepción, una estrategia nueva, nuestra, bolivariana, latinoamericanista de los derechos humanos, que rompa con la hegemonía de las visiones eurocentristas y washingtonianas, para las que al parecer únicamente existiría el sacrosanto derecho a la "libertad de prensa" y el muy civilizado "derecho de intervención militar" en cualquier "rincón oscuro del planeta" .


Debemos recuperar y reelaborar el derecho a la soberanía, el derecho a defender los recursos naturales, los derechos del tercer milenio, el derecho al agua, al oxígeno, a la biodiversidad.


4. Es necesario apuntalar el eje militar bolivariano desde concepciones progresistas para toda la América Latina. Eso implica pensar seriamente en incorporar como elemento de toda estrategia de integración y unidad continental, la posibilidad de constituir un bloque militar latinoamericano de los países y gobiernos más progresistas del área, empezando con Cuba, Venezuela y Brasil. Es obvio que esta tesis despierta inquietudes y polémica, es aún en ciernes. Pero no podemos obviar que todo proyecto de integración continental deberá reparar en el factor militar, pues la dictadura unipolar no admitirá integraciones políticas ni sociales de ningún bloque de países "parias" o de los "rincones oscuros del planeta".


Creemos que hay varios elementos que deben concretarse: unificar a los militares progresistas, revolucionarios, bolivarianos y patriotas de América Latina, desplazar y cambiar la arquitectura institucional que lleva lastres del pasado y que costaran tanta tragedia y provocaran traumáticas experiencias en casi todo el continente. Nos referimos a la necesidad de que este Congreso, con esos militares bolivarianos, así como ocurre en el caso venezolano a través de la ponencia presentada por el oficial que nos antecediera en el tema, puedan refundar la arquitectura conceptual de las FFAA del continente, suprimiendo para siempre los conceptos de "amenazas internas", "enemigo interno", "hipótesis de conflictos asimétricos", "seguridad nacional" y otros, por una concepción bolivariana que de cuenta de la conjunción militar para la defensa de la soberanía y la sobrevivencia de América Latina ante la dictadura unipolar que pretende destruir los ejércitos nacionales para convertirlos en fuerzas policiales internas de servicio a sus nuevos y viejos intereses geopolíticos.


Proponemos que este Congreso prepare una cita continental en el más corto plazo, de militares progresistas, bolivarianos, democráticos y patriotas en Caracas, para que empiece a vertebrar y organizar estos temas y otros de naturaleza semejante, de modo que también el eje de equilibrio militar esté presente en la composición de una estrategia macro hacia la Patria Grande. En el caso ecuatoriano, por ejemplo, creemos firmemente que la traición de Lucio Gutiérrez a los indígenas, movimientos sociales, partidos de izquierdas, no debe llevarnos al equívoco de pensar que "todos los militares ecuatorianos" son iguales a él. Todo lo contrario, pensamos que Gutiérrez ha traicionado, también, a los militares progresistas, patriotas y bolivarianos que el 21 de enero del 2000 simbolizaron la conjunción civil militar que viviéramos en Ecuador....


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1826 veces.



Alexis Ponce / APDH - PIDHDD

Defensor de Derechos Humanos. Ecuatoriano, hombre feminista y columnista de Mujeres Contando.

 alexisponce.b@gmail.com      @alexisponceB612

Visite el perfil de Alexis Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas