En defensa de Baduel

Después del inesperado pronunciamiento del General (R) Raúl Isaías Baduel la opinión pública después de salir del estupor causado por dicho pronunciamiento, se ha dividido en más de un bando, que no los tradicionalmente dos: los que lo apoyan y los que lo rechazan. En este caso, en virtud de la ambigüedad del mensaje y del comportamiento previo del personaje durante su actuación en el “Rrrrégimen” y su comportamiento durante el frustrado golpe de estado hay variantes de cada una de los dos bandos tradicionales, entre otros:

* Los chavistas, que no terminan de salir de su sorpresa ante las declaraciones del General (R) por cuanto lo consideraban uno de ellos y ahora lo califican como un vulgar traidor.

* Los disociados de la ¡y que oposición! que ahora están “brincando en una pata” porque consideran que en virtud de la falta de liderazgo que hay en sus filas piensan que encontraron un líder que puede llevarlos a recuperar el poder que antes tuvieron, es decir, que se están agarrando de un clavo ardiente para no terminar de caer (El que vive de ilusiones, muere de desengaños).

* Los que teniendo o no una tendencia a favor o en contra del Proceso ahora se encuentran tanto o más desorientados que antes en cuanto al errático comportamiento del General (R), quien por una parte apoya a la ¡y que oposición! al condenar, sin tener la calidad de juez, la ilegalidad de la propuesta de reforma de la CRBV y, por la otra invita a que todos concurramos a votar masivamente por el no.

* Finalmente, otro grupo, dentro de la misma ¡y que! lo considera como una pieza de Chávez para dividir (¿más aún?) la ¡y que! y lo comparan con la figura del también General (R) Francisco Arias Cárdenas.

Es difícil saber las motivaciones del pronunciamiento del General (R) Baduel, pero además de las interpretaciones anteriores alguien mencionó, a través de la televisión, hablando en términos generales, otra posibilidad que sería el chantaje. No hay que olvidar que no hace mucho tiempo circuló en Internet una serie de imágenes, difundidas por listas de “escuálidos”, las cuales parecían comprometer al personaje en actos totalmente contrarios a la imagen que él ha proyectado de sí mismo. ¿Será que además de esas imágenes que se difundieron, tal vez como un anticipo, existen otras, y tal vez hasta grabaciones que pudieran manchar una imagen impoluta?

En cualquier caso, lo que se percibe claramente es que la intervención de Baduel, aparte del impacto inicial que tuvo, por lo inesperado, no ha servido en absoluto para desmejorar la imagen del Presidente ni del Proceso, sino más bien se ha revertido en su contra, así que si algunas esperanzas tenían los disociados de la oposición:. Olvídense, que NO VOLVERÁN.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3142 veces.



Ño Leandro


Visite el perfil de Leandro Ño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Ño

Leandro Ño

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a44022.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO