Los Psiquiatras: El 20 está cerca


Una de las peores fallas de la oposición y, créanme, es la principal de ellas, es su divorcio miserable con las clases populares. Es realmente espeluznante como le dan tan poca importancia a los sentimientos y a la forma de vida en que se desenvuelve nuestro pueblo. Los líderes de la oposición y la jauría de perros que le acompañan, crearon un mundo diametralmente opuesto a los intereses populares y creen que ese mundo es compatible con los sueños que hoy se tejen en los barrios ó, por lo menos, asumen que la gente común entiende de sus fórmulas agotadas.

Carlos Fernándes, conductor del programa Triángulo en Televen, si no es idiota está a un paso de alcanzar esta categoría. Hoy invitó a lo más granado de la psiquiatría opositora. Roberto De Vries, Rubén Hernández, Angel Oropeza y agregó a Yépez de Datanalisis. Según las vergatarísimas encuestas de este último asalariado de la oposición, tenemos en el país a un 70% de carajos angustiados, desesperados y casi a punto de armar un peo de grandes proporciones. No falta en este “análisis” recontrarrecho, el motivo de esa angustia, desesperación y ganas de caerse a coñazos en refriega similar a la del 11 de Abril. No se den mala vida adivinando; ese mismo: Hugo Rafael Chávez Frías.

Roberto De Vries, Rubén Hernández y Angel Oropeza, avalaron con su opinión profesional lo expuesto por el ultravergatario de Datanalisis. Exceso de estrés, violencia verbal de Hugo, el castrocomunismo, la agresión a los medios que son unos angelitos, en fin toda esa parafernalia que han estado conformando ese país virtual que engendraron y casi tiene forma física en sus cerebros.

Lo que llama la atención de este “distinguido” panel, es la ubicación de eventos en un área que no se corresponde con el pueblo. Es decir, el pueblo está “estresado”. ¡Coño! ¿Cómo es esa vaina? Yo tenía entendido que el pueblo no se “estresaba”; esa palabreja es propia de quienes asisten a un psiquiatra ó a un psicólogo, por que mi papá no me dio aquel helado de fresa que le pedí en París ó aquel que se traumatizó por que no le regalaron un Porsche antes de los dieciocho años. En la clase popular ya es costumbre que si no hay una teta de helado o un carrito manaplas de plástico y te pones a llorar, te dan cuatro coñazos y hasta allí llega el trauma. Por otro lado, si es que podemos hablar de estrés angustiante, allí no se habló para nada de la campaña mediática grosera en contra de toda la población. ¡Ah! Pero, es que el estrés provocado por Hugo, traumatizó al pobrecito Cisneros, a Ravell, a Granier, a Camero y a toda esa sarta de vagabundos que son “sensibles” al verbo presidencial ¡Que arrechos!

Esta clase media esquizofrénica y la oligarquía psicótica visitan psiquiatras como Roberto De Vries, para deslastrarse del zambo que está en Miraflores. Pero resulta que este carajo, supuesto profesional para la paz interna y un desarrollo mental saludable, los acuesta en un diván para inyectarles la arrechera que le tiene a Chávez. Así ¿Quién coño se cura del estrés? Lo expresé recientemente en mi cuento “Sala de Emergencia” y conste que estos salen de experiencias reales ¿Cómo es posible que en una Sala de Emergencia, tengan puesto Globovisión en medio de consultas y enfermedades?

Ahora, todo esto obedece a un propósito específico. No crean que la vaina es gratuita. Carlos Fernándes no está puesto allí para hacer periodismo de altura. Este señor está allí para obedecer a ciertos lineamientos conspirativos. La idea de este programa sobre estadísticas angustiantes, estrés política y arrecheras escondidas en la psiquis del venezolano que ellos inventaron, es crear las bases y el ánimo de este proceso golpista, que tiene su climax el próximo 20 de Agosto. Olvídense que este programita fue hecho con una intención sana de corregir factores que estuvieran desestabilizando al país. Un psiquiatra que se precie de ser un buen profesional, de paso les huyo por que son igual de jodedores que un loco, tiene que asistir a un espacio de divulgación a ofrecer tranquilidad, paz y sosiego. Estos carajos están allí es para reventarle la vida a unos cuantos infofrénicos, blancos, educados en universidades privadas, hijos de papá, rambos nocturnos que tienen el olor a sangre en la punta de la nariz y las ganas de matar negros cimarrones que se atrevieron a cantar el himno nacional frente a Miraflores. Esa es la idea básica de todo este estercolero que hoy se articula para jodernos la paciencia.

Yo, amigos míos, por si la vaina es contagiosa, voy a preguntar si hay algún médico cubano comunista que ejerza la psicología. A lo mejor terminamos hablando de vainas más productivas que recordar si me dieron un heladito cuando era carajito.

El mayor psicólogo de este país se llama Hugo Rafael Chávez Frías… ¡Mira como los tiene locos!





Esta nota ha sido leída aproximadamente 4302 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas