Ruralidades

Chávez y los niños, pura patria

No podemos, ni debemos, en honor a la verdad, ocultarle a quienes nos leen, que el lunes diecisiete de los corrientes sufrimos un « corrientazo » de preocupación, cuando vimos a los niños y niñas somnolientos dispuestos a participar en el acto de inauguración del nuevo año escolar, conjuntamente con sus maestras y maestros y el Presidente Chávez. Acto en el que se estrenó la Unidad Educativa Bolivariana « José Maria Vargas » de El Tigre, en nuestro estado Anzoátegui.

Tenemos que decir, además, que la tal preocupación transitoria, en parte se debió al hecho de no participar directamente en tan importante acto con aquellos niños y niñas descendientes directos de los compatriotas que sobrevivieron a la tragedia de La Guaira. Y por otra parte, influenciados negativamente por el prejuicio inducido, al creer que nuestros muchachos y muchachas; niños y niñas, carecen del discernimiento natural y de la expectativa que se deriva, como para mantenerse alertas en un acto de intercambio académico con el Presidente Chávez, hombre sincero, franco, que deja leer hasta los más recónditos pensamientos. Suerte la nuestra, al tener la grata compañía de una de las nietas y nietos: Paula Carreño Méndez (13 añitos) quien alertó: « abuelo, con Chávez no da sueño ».

Pero los intrigantes de Globovisión no lo vieron así. Ellos, insidiosos, desde allá en la bella y tradicional « La Florida » de la gran Caracas; los niños acá en las promisorias y extensas llanuras de Guanipa. Ellos, disociadores y oposicionistas rabiosos, masticando odio para escupir azufre, mientras los niños y las niñas aprenden de sus madres, padres, maestras y maestros, la noble tarea de hacer patria, de rescatar La Palabra que los innombrables satanizaron, después que creyeron muerta la verdad de nuestro señor Jesucristo al hacérsele imposible matarlo definitivamente a Él. Por nuestra parte, y principalmente los cuerpos de inteligencia, no podemos descuidar, particularmente en esta revolucionaria transición, la protección de nuestros niños. Chávez solo no puede. Además, la insidia que acecha no es solamente originada por los berridos estentóreos, estilo Ledezma. El imperialismo norteamericano, principal productor de drogas, con lo que están tratando de castrar a su propia juventud, revisó la historia final del que echó raíces en Gran Bretaña, cuando desde allí impusieron, a sangre y fuego, el consumo de estupefacientes en la populosa República de China.

Luego entonces, Venezuela no escapa a esos planes infernales. Se nos quiere obnubilar hasta la degradación para así reanudar el saqueo de nuestras riquezas naturales. Las denuncias de José Vicente son una clarinada. Los capos de la droga cruzaron frontera. Traen el ejemplo de los asesinatos en masa de jóvenes estudiantes en el mismo territorio norteamericano. Acá, todavía lo aplican por goteo. Los sicarios aún no tienen rostro. Los capos vecinos, con su brazo armado, los paracos, están acá. Entraron por el Zulia. Los mexicanos por Oriente (¿Margarita?).

En cuanto a nosotros, se están haciendo insuficientes los grandes decomisos. Somos uno de los caminos al que no le hemos puesto tranquero. Pero estamos a tiempo. De paso, para dejar sin salida a los capos y sus socios asesinos, de manera que no puedan salirse de las colonias de « El Dorado ». Tampoco, camarada Pedro Carreño, es conveniente armarnos para combatir el flagelo. Seriamos fácil victimas de los sicarios disfrazados de buenos vecinos, quienes sí están armados hasta los dientes con las fucas telescópicas de Orlando Urdaneta y Patricia Poleo.

Entonces, buen Ministro de la seguridad; señores Gobernadores, desármese a la población en general para que caigan los asesinos. Son los cuerpos de seguridad los únicos autorizados para portar armas (mientras no la usen contra el pueblo) de manera de proteger a nuestros estudiantes y a la ciudadanía toda contra la arremetida de el imperialismo en acecho.

Todo lo dicho, además de proteger a la población, para proclamar con la mártir Rosa Luxemburgo y Hugo Chávez Frías, ¡Patria, Socialismo o Barbarie!, Venceremos.

pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1528 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor