durante la presentacion del Jornal Brasil de Fato (FSM 2003)

Declaración de Galeano sobre el ejercicio de la comunicación

Nota de Aporrea: Fuente original: http://www.proyectoconosur.com.ar/Noticias/NoticiaMuestra.asp?Id=922. Lectura recomendada.

"Estaba escuchando hace bien poquito, aquí, hace unos minutos una canción chilena de Violeta Parra que me gusta mucho. Y la canción se llama gracias a la vida. Y mientras la escuchaba yo sentía algo que decía adentro de mí: “obrigado vida”, “obrigado por estar aquí”. Por estar aquí en Porto Alegre que en estos días, es la Capital do mundo. Y gracias por estar participando como tantos miles y miles de personas, en esta fiesta del arco iris de la humanidad, que es el Foro Social y Mundial. A todo esto se agrega, por si fuera poca la alegría, el hecho de que me encuentro celebrando con ustedes el nacimiento de un periódico del MST, un Movimiento formidable, de inmensa influencia sobre el mundo entero, que rescata a la vez la dignidad del trabajo, y la dignidad de la tierra.

"Es trágicamente certera la acusación de los hechos. Esos mártires del MST, matados a tiros pelo delo delito de querer trabalhar a terra. ¡Que acusación! ¡Que acusación contra un sistema que desprecia el trabajo y que castiga la tierra!. Ese mismo sistema es también un sistema que no solo: roba la tierra, roba el agua y roba el aire, sino que además roba palabras. Es un sistema ladrón de palabras. Y por eso me parece importante celebrar ahora el nacimiento de este periódico que nace signado por la necesidad de recuperar la palabra robada.

"Yo no sé si ustedes saben, pero en la tradición de los indígenas mayas, se cuenta el origen de todos nosotros de muy bella manera. Estamos hechos de maíz, y por eso tenemos todos los colores. Pero antes de que los Dioses nos hicieran de maíz, los Dioses cometieron algunos errores. Ellos estaban muy apurados por darnos nacimiento porque estaban aburridísimos; aburridísimos de verse siempre las mismas caras, y querían inventar; inventar a la gente para tener con quien conversar. La intención de los dioses era óptima. Era perfecta. Pero cometieron algunos errores. Antes de dar con la tecla, y crearnos como fuimos creados de maíz, en uno de esos errores, en una de esas tentativas fallidas, los Dioses crearon a los hombres y a las mujeres de madera. Eran perfectos. Perfectos sin defectos. Y hasta sabían hablar. Pero tenían un grave inconveniente, solo eran capaces de hablar palabras vacías. Hablaban pero no decían. Según la tradición de los indígenas Mayas esos hombres y mujeres de madera fueron todos exterminados. Los Dioses se arrepintieron del error cometido y según dice la tradición, acabaron con los hombres y con las mujeres de madera. Yo no quiero faltarle el respeto a la tradición americana más antigua, pero me parece que en eso se equivoca. Los hombres y las mujeres de madera están lamentablemente vivos todavía y son los Amos del mundo.

"Hay una expresión muy frecuente entre los compañeros de todo el mundo, que es una expresión que creo que también se equivoca. Así como creo que lamentablemente sobrevivieron unos cuantos hombres y mujeres de madera que hablan pero no dicen, también creo que muchos compañeros se equivocan, cuando dicen ser “la voz de los que no tienen voz” creo que eso, eso queridos compañeros ¡no va más!. ¡No va más!. ¡Todos tenemos voz! Todos tenemos algo que decir a los demás, algo que merece ser por los demás celebrado o por lo menos perdonado. Esas voces de los que se presume que no tienen voz, están condenadas al silencio. Durante siglos han estado condenadas al silencio. Pero hasta ese silencio ha sido capaz de decir callando. Porque hay dos maneras de decir: una es decir hablando, y la otra decir callando. Y a veces el silencio sabe ser más elocuente y más poderoso que muchas de las palabras que se pronuncian en vano en este mundo que las desprecia.

"Esas voces no son meros ecos del poder. Esas voces de los jamás escuchados, son las que de veras merecen ser escuchadas. Y ese es el sentido que tiene la prensa independiente. Hacer posible que se escuchen las voces que merecen ser escuchadas. Las voces que nacen de la necesidad de decir y no de la obligación de mentir. Así que eu deseo para ese jornal novo, prâ ese Brasil de Fato lo que eu deseo uma longa, alegre, intensa vida."

Eduardo Galeano
Foro Social Mundial 2003
Porto Alegre

Transcripción: Pablo Alaolla - Agencia ConoSur


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4372 veces.



Eduardo Galeano


Visite el perfil de Eduardo Galeano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Galeano

Eduardo Galeano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas