Dos Gorilitas con su entrenador

Que indefensos se ven los milicos fascistas sin su uniforme de dos soles. Hasta diría que reducen su tamaño o se inflan de estupidez. González González ya no se ve tan Rambo con su flux último modelo; su lenguaje retador se diluye al lado de Raúl Salazar, embutido en un paltó talla incalculable… Uno con la cabeza a lo Kojack, espejismo del otrora conquistador de la “Patria” Altamira y Raúl siseando una lengua que se diluyó en torpeza golpista desde su bunker en la Madre Patria. Clavier, sonriente y orgulloso de sus dos gorilitas, por supuesto en Televén.

Los medios han lanzado su penúltima ofensiva. Digo esto por que nunca podrá ser la última, cuando se ha llegado tan lejos. Su agenda continúa por el mismo sendero golpista. No varía; ni siquiera se molestan en cambiar los libretos. Nunca habían invitado a tanto “analista” económico, social, político, militar, estructural, psicológico, psiquiátrico, partidista, congresista, comerciante, cineasta, actor, editor, maquiavélico, precursor de las catástrofes de una nueva enfermedad llamada Hugo Chávez Frías. Por que su problema necesita de cualquier idiota que tenga una teoría para descalificar a un hombre que ya no puede ser descalificado. El resto, con fanfarria incluida, lo ponen ellos con su tecnología visual. Pero, no todo es tan malo. Ya convencieron a González González para que usara ese trajecito civil que no combina con su calva guerrera. Su “Patria” Altamira está en franca decadencia y en un ejército de caciques la obediencia es muy comprometida. Uno a uno van cayendo los uniformes al son de las bajas que firma el Comandante y la “rebelión militar” que no se iría de Altamira hasta ver al presidente caer, se muere de mengua y de sueños psicodélicos por algún tabaquito traidor. Esta mañana se veía indefenso el peloncito criminal. No inspiraba respeto estando uniformado; menos ahora con traje dolarizado. Preguntaron por las pascuas y salió con el mismo carnaval: Las guerrillas colombianas y Chávez, Chávez responsable, el comunismo y Chávez, Chávez es el cabecilla, en fin la misma mierda de siempre. Raulito y Clavier, aplaudiendo y Fernández, relamiendo un hilo de baba desertora.

La entrevista giraba en torno a García Carneiro, ese jodedor que les vino a quitar el chocolate de las manos. Raulito no deja de manifestar ese pequeño complejo racista en tan abultada humanidad, cuando menciona al García Carneiro bodeguero, el buhonero de mercados populares y hoy flamante, aunque le chorree la grasa de envidia, Comandante General del Ejército. Pues mira que no creo que García Carneiro se moleste, por que la guerra no solo es para matar hombres; si no para mitigar el hambre que una guerra sucia empresarial se ha empeñado en no alimentar al pueblo. Acusaron al Comandante General de meterse en asuntos “políticos” cuando señala una verdad sobre el referendo. Pero ¿Cuántas verdades ocultaron ustedes deshonrando el uniforme al apoyar un Golpe de estado? Estos pichones pinochetistas pretenden dar lecciones de honor militar, cuando en cofradía se entregaron a la oligarquía ¿De que honor hablara Raulito o el calvo, emulo de Rambo sin camerino? Clavier ya está desprestigiado desde sus andanzas adecas, pero ustedes se inauguraron en pleno proceso de cambio en esta nómina infausta de declaraciones perniciosas y conspiraciones pagadas por el imperio. Ustedes son peores que Clavier. Traicionaron a un pueblo que confiaba en sus generales ¿A quien engañan con su honor desabrido? García Carneiro tiene los cojones que a ustedes les faltaron. García Carneiro tiene la valentía que ustedes vendieron. García Carneiro obró a favor de quienes ustedes repudian, por que les recuerda su origen plebeyo.

La Plaza Altamira, reducto de miseria, drogas, prostitución y crimen, no es un ejemplo que le haga bien a los señores golpistas que quieren hacer el papel de demócratas. Cambiarán los uniformes por trajes de buen estilo, pero las intenciones fascistas no pueden ocultarse embutidos en un Armani o un Ralph Lauren. Una pistola Browning dirigida al pecho del pueblo, también abulta la mala intención de un traje bien confeccionado ¿Para qué seguir tratando de engañar a un pueblo que los tiene calibrado? ¿Por qué seguir con el mismo libreto mediático, tratando de ensalzar a quienes tienen un pajón en el rabo? ¿Por qué no se van a sus casas a seguir disfrutando de su libertad ilegal y gocen de sus pensiones, salario de la traición?

El pueblo debe estar atento y medir con la vara que lo han medido. Estos no salen en televisión solo por divertirse; tienen una idea fija en la cabeza: Otro Golpe de Estado.

msilvaga@yahoo.com






Esta nota ha sido leída aproximadamente 3966 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas