Respuesta de Mario Silva García a la Réplica de Ernesto Villegas

Nota de Aporrea: Estos dos carajos sí que joden (: Vayánse a tomarse unas cervecitas y discuten este asunto.
Ernesto:

Me alegra haber encontrado eco en usted y lamento que se interprete de otra manera mi crítica. Cuando hablo de arrodillarse, amigo Ernesto, le recuerdo que este país está bajo el fuego inclemente de los medios privados y que carecemos de las baterías precisas para enfrentarlos. En un país que enfrenta al 90% de los medios privados y su manipulación desmedida ante algunos sectores de la población; amén de la presión que ha sido ejercida por estos para que todavía se paseen impunemente y libres de toda mácula legal, este gesto de imparcialidad es sumamente peligroso. No veo cual ha de ser una violación a la ética periodística, manifestar realmente lo que usted siente al respecto y no sellar con una simple frase de agradecimiento, una misiva de gente tan repugnante.

Por otro lado, veo con agrado de igual manera, que usted haya mostrado sorpresa y que haga suya mi rabia ante una carta que proviene de un grupo que no lo pensaría dos veces para cerrar el programa que usted dirige, de tener el poder en sus manos. Pero, me parece contradictorio a ese sentimiento que usted muestra, que se acuda a la manoseada libertad de expresión y el derecho constitucional de no censurar cualquier información, echando a un lado un acto de dignidad; que no es más que expresar su desagrado ante tal "felicitación".

Lo de si soy parecido a algún talibán de la oposición, amigo Villegas, no cala en mi concepto o manera de ver la revolución esta calificación. Esto, creo, fue escrito más para justificar una respuesta contundente que acudir a la lógica de defenderse. Muchos han expresado su adhesión a la pluralidad y a la necesidad de convivir con aquellos que nos adversan. Créame, puedo convivir con todo tipo de ideología y quienes la expresen a viva voz. Pero, lo que si no puedo aceptar, amigo Ernesto, es acudir a la ecuanimidad con delincuentes. Y no puedo aceptarlos por una razón muy simple: Son una minoría que quiere robarle el futuro a nuestro pueblo y tienen el poder de hacerlo. El problema es que están debatiendo si acuden al genocidio o apuestan a una caída lenta y de desgaste.

Estamos en guerra, Ernesto. Usted sabe que nuestra política comunicacional tiene profundos errores que llevaron a concretar el Golpe del 11 de Abril y hoy siguen intactos esos desaciertos que pudieran ser un flanco débil para hacer efectivo otro golpe de estado. Esta bien que juguemos a ser los buenos de la partida, pero nuestra respuesta debe ser expansiva y, bajo ningún concepto conciliatoria. Los delincuentes con alma, poder económico y fe de delincuentes, nunca bajan la guardia. Se que usted tiene su conciencia limpia y le creo por que yo también la tengo. No me repita su impecable historia de periodista, pues eso está fuera de toda duda.

Por último, amigo Ernesto, tiene usted toda la razón en cuanto a las llamadas de alerta cada vez más frecuentes del pueblo venezolano. El problema es: ¿Estamos atendiendo adecuadamente esos llamados?

Afectuosamente y como usted señala, siempre en el marco de nuestras diferencias.

Mario Silva García


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5819 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas