Al Comandante

“Los niños guerreros de la patria II”

Compañero Hugo: En el día de ayer desempolvando y acomodando cosas, las cuales muchas de ellas me llenaban de recuerdos (usted sabe...cosas de viejo).

Encontré algo no tan viejo, un CD que me obsequiaron en una de sus tantas marchas por la libertad. El mismo que en su momento no pude ver por estar dañado mi DVD.

En el nos contaba su vida...sus alegrías y sufrimientos.

Frente al televisor, como no mostraban al entrevistador...imagine que charlabas conmigo...

Recostado en un sillón...compartí contigo, momentos de regocijo y también de tristeza.

Sabes compañero...a ti los sueños te llegan como la lluvia...a mi por señales inequívocas.

Y cuando me llegan...sigo sus pasos.

El domingo al escuchar tu alocución por la Batalla de Carabobo...(la primera señal)

La alegría de escuchar a ese Cabo Segundo, pidiéndote la luz para su barrio...

Tu repuesta como siempre no se hizo esperar: Mandaras una comisión desde Miraflores y el soldado ira con ella.

Ese defensor de la patria, olvido en ese momento la trascendencia del acto y que estábamos en cadena nacional...

Para el fue como si estuviera en una cabecera de playa con rodilla en tierra defendiendo su suelo ante una invasión.

Al tener el CD en mis manos el lunes...(segunda señal)

Al contarme cuando en Sabaneta, escuchando en la radio un poco de música...

El dolor acompañado de un sin fin de tristezas te abrazo, por la noticia del Látigo Chávez (tercera señal)......

Cierta vez tuve la desgracia de ver un niño cruzando una avenida...y una moto se lo llevo.

El niño convulsionando inconsciente en el suelo...

Fue una escena que se me grabo en las retinas de mis ojos para toda mi vida.

Compañero Hugo: Hace como 2 meses escribí un articulo en mi periódico el Vea...

“Los niños guerreros de la revolución”

Contaba sobre la problemática que tienen cientos ó miles de niños y adolescentes que llegan como un río desbordado desde Pinto Salinas y Simón Rodríguez para cruzar la Avenida Andrés Bello, para llegar a los colegios ( Instituto Progreso, el Núñez Ponte, el Domingo Faustino Sarmiento, como otros mas)

Algunos de ellos acompañados de sus padres...pero muchos “solos” cruzando esa avenida...

Los motorizados parecen bólidos...las camionetas y autobuses juegan carreras por la lucha de los pasajeros...y los niños en el medio de ese infierno...parecen toreros...

Escribí lo urgente he ineludible de tomar acciones, como poner un paso peatonal bien visible y por demás grande, con semáforos y un fiscal para cada lado. (para los que no obedecen las señales de transito).

Estos niños guerreros de la patria se lo merecen, para apalear en parte las problemáticas que les toca vivir y que todos conocemos en Pinto Salinas y Simón Rodríguez.

Quiero creer que al Ministro que dirigí el articulo y al Director de Transito Terrestre...

Ese día no leyeron el periódico de la revolución.

Compañero Presidente no soy ese valiente Cabo Segundo...solo soy un simple viejo...que sigue las señales que le da la vida...¡¡Ayúdeme a que se hagan realidad!!

Yo se que muchos pensaran que escribir cosas de poca importancia para molestar a nuestro presidente están fuera de lugar...pero yo quisiera estar con un fusil sobre mi hombro en la Avenida Andrés Bello... para que los niños en vez de parecerse toreros...sean solo niños que cruzan sin miedo... hacia el futuro de la patria que los llama.

“Se puede matar al soñador, no al sueño” David Abernathy


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1669 veces.



José Varela El Charrúa Latinoamericano


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a37314.htmlCd0NV CAC = Y co = US