Marcel Granier desde el infierno

Conspiración de los medios contra COPEI

"Lo que han hecho los medios de comunicación social con la condena política del Congreso Nacional a Pérez [Carlos Andrés] es algo que debería poner a reflexionar a todos los líderes de Copei. …y a todos los independientes que luchan por una democracia decente. El Bloque de Armas, la Cadena Capriles, El Universal, Radio Caracas Televisión y Venevisión han estado orientados a rescatar a Pérez en la opinión pública, con mucho éxito sin duda, y negar lo que realmente ocurrió en el Parlamento Nacional"

Las anteriores palabras pertenecen al periodista Rodolfo José Cárdenas y fueron publicadas en la revista "Resumen" del primero de junio de 1.980, de la cual era Director General Jorge Olavarría.

Cuando RJC habla de "condena política" se refiere al hecho de que el Congreso de ese entonces sólo encontró culpable al gocho cleptómano desde el punto de vista político por el sonado caso del buque frigorífico "Sierra Nevada", y lo libró de las responsabilidades tanto moral como administrativa. La conclusión del Congreso de ese entonces al declarar que CAP no tenía responsabilidad administrativa por el fraude cometido con el buque frigorífico permitió que existiera en Venezuela el llamado "Caracazo", y otras miles de corruptelas más, todo bajo la mirada complaciente de los dueños de los medios que RJC señala en su artículo. Si bien es cierto que los parlamentarios de esa época fueron los principales responsables de dejar en libertad a un consumado delincuente como el gocho cleptómano, también es verdad que la prensa y la TV jugaron un rol importante para que el hampón No. 1 de Venezuela continuara con su vida delictiva, de la cual forajidos como Marcel Granier y Gustavo Cisneros se vieron inmensamente beneficiados, tanto que nunca se pudo legislar para controlar esas máquinas de perversión moral conocidas hoy en día como Radio Cochinada Televisión y Venenovisión.

También es menester recordar que Diego Arria, exministro de CAP en su primer gobierno, era socio de "negocios" de Luis Nuñez Arismendi, Presidente del Bloque de Prensa, quien a su vez era socio de Marcel Granier en El Diario de Caracas. Es lógico entonces deducir como operaba Diego Arria en connivencia tanto con LNA como con MG para proteger los intereses del gocho cleptómano. Incluso es conocido que DA llegó a fungir como Director de El Diario de Caracas, de ahí su auseabunda asociación con MG. DA es otro de los ladrones que se encuentra viviendo en el extranjero gracias a los miles de millones de bolívares que se robó, producto de sus "negocios" con CAP y MG.

Ah, por supuesto que Gustavo Cisneros también tuvo participación en esa noble causa de defender la libertad de expresión de CAP, no en balde este había condecorado a su "honesto e incólume" padre, Don Diego Cisneros, por ser un "intachable hombre de negocios". Es por esas asociaciones que RJC titula a su artículo "Conspiración de los medios contra Copei", ya que para ese año, 1.980, era Presidente Luis Herrera Campins, bajo cuyo mandato intentó juzgarse a CAP por el aberrante fraude del buque Sierra Nevada, y quien además implementó el famoso Decreto 620 que regulaba las transmisiones de TV, lo que nunca fue bien visto por MG, GC y el resto de los terroristas de la información que aún hoy operan con alegre impunidad. MG desató toda su furia contra el gobierno de LHC, e incluso llegó a publicar en primera página de El Diario de Caracas copias fotostáticas de cheques a favor de Eduardo Fernández por supuestos actos de corrupción, con lo cual logró distraer la atención de muchos parlamentarios copeyanos sobre el caso del Sierra Nevada, haciendo que éstos se rindieran a sus perversas aquinaciones, para dejar libre a su entrañable amigo CAP, de quien aún hoy es socio. Esto no quiere decir que LHC y Copei sean inocentes de todos los actos de corrupción que se produjeron bajo ese gobierno copeyano, simplemente MG al verse económicamente afectado por el Decreto 620 dirigió todo el poder de Radio Cochinada TV y EDC para impedir la implementación del "Decreto mordaza", como llamaba al reglamento que buscaba adecentar las transmisiones de TV y los programas basura que tanto RCTV como Venevisión continúan transmitiendo.

Actualmente los diputados de AD, Copei, Primero Justicia, Causa R y Proyecto Venezuela utilizan las más soeces artimañas para evitar que se apruebe la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, las razones son obvias, MG y GC los han comprado, y lo más probable es que terminen pagándoles con un paquete de harina P.A.N., ya que difícilmente valen algo más de un kilogramo de ese polvillo blanco precocido.

En próximos artículos continuaré desenmascarando a ese nauseabundo y siniestro personaje llamado Marcel Granier.

La LRS en Radio y TV es RESPONSABILIDAD de todos.

Boscán B. Henry M.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4073 veces.



Henry Boscán / RB


Visite el perfil de Henry Boscán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas