victoria popular en la industria petrolera

SAN TOME, un aviso del pueblo a los golpistas de PDVSA


El regreso de Gilberto Zerpa a sus funciones en San Tomé como gerente de este importante distrito, demuestra cuan importante es la lucha popular organizada. Nuevamente queda demostrada, la enorme importancia de un pueblo que ha despertado y madurado políticamente en torno al proceso que proyecta Hugo Chávez Frías. En otras circunstancias y tomando en cuenta que la revolución ha despertado una nueva PDVSA emergente, esto hubiera pasado por debajo de la mesa y se hubiera aplastado cualquier insurgencia revolucionaria dentro de la industria. Pero, el pueblo asume retos que logran alcanzar objetivos imposibles; o al menos esa era la presunción fascista, que considera a las masas populares incapaces de escribir su propia historia. Como diría Miguel Angel Filippini en su canción Alma Morena (El Sueño del Ché): “No hay más historia, que la que no se escribe; la que no se acomoda en los manuales. La que lleva en sus venas dolorida, los implacables sellos coloniales”. Por que es ese pueblo matizado, indio, blanco y negro, quien tiene el derecho a resucitar la justicia y beneficiarse de sus resultados. Fue ese pueblo, el que valientemente se instaló en La Campiña y en los portones de San Tomé, exigiendo se tomaran en cuenta sus denuncias y se acabara la infiltración golpista en este distrito; sin armas y con la voluntad férrea de quien se sabe protagonista principal de este proceso de cambios. Se retira derrotado de San Tomé, el viejo esquema de esa PDVSA que representa al fascismo y que pudo en poco tiempo desmembrar ciertas direcciones de importancia, colocando a cuadros golpistas. Zerpa, hoy, está obligado a restituir a todos los patriotas que fueron trasladados, jubilados a la fuerza o botados por Behilda Gallardo. Más aún; está obligado a restituir todos y cada uno de los avances logrados en su corta estadía y profundizar el movimiento cooperativo, que vendría a beneficiar a quienes le respaldaron y se mantuvieron en pie de lucha: El pueblo de San Tomé.

La victoria en San Tomé sobre esa avanzada golpista, se convierte en punto de referencia para que la renacionalización de PDVSA se lleve a cabo con prontitud y en todas sus dependencias. La presión popular para reconquistar un sector de la industria nacional, ha demostrado su efectividad y el Comandante debe estar orgulloso de la respuesta obtenida por ese pueblo, ante el peligro de una infiltración golpista. Este ejemplo de solidaridad automática, es una muestra más de quienes confían en llevar a cabo las transformaciones que estamos obligados a hacer, para lograr esa Venezuela que beneficie a las mayorías. Ahora, no solo San Tomé ha sido agredida por la infiltración golpista. Es la industria petrolera en su totalidad. Dijo un amigo que debe estar leyendo este artículo y al que le envío un abrazo por su tenaz perseverancia: ¿Cómo le quitas la piel al camaleón? Pues, ¡Carajo! Si hay que quitársela para que descubramos su propósito; si hay que hacerle una autopsia para que sepamos como actúa y cuales son los bajos instintos que le mueven, pues lo haremos. La industria está vulnerada por personajes que hoy se llenan la boca de términos revolucionarios. Se les hincha la lengua, cuando mencionan el nombre del Comandante. Hasta podrían colgar un afiche del Ché Guevara en su oficina, para convencernos de su adicción al proceso. Pero, solo les motiva enquistarse dentro de la industria, para esperar el momento de asestarle el golpe que la revierta en contra de su pueblo. Sin embargo, la premura es un mal hábito de conducta. Los golpistas adolecen de las bondades que otorga la paciencia. Han perdido algunas oportunidades, por subestimar la vigilancia natural que se ha despertado después de tanto coñazo. Quieren moverse en las sombras, cuando este pueblo ilumina todos los rincones. Quieren mimetizarse, cuando este pueblo tiene ojos de gavilán. Se mostraron arrogantes y el pueblo no perdona la arrogancia.

Hoy está de fiesta mi esperanza y reconfirmo mi fe en ese pueblo que se organiza en los barrios, en los pueblos, en las ciudades y en el país, para no dejarse arrebatar este proceso que aleja al golpismo de sus objetivos. Desde San Tomé, se comienza a vislumbrar ese manto que arropa, que rescata y que libera de oscuridad nuestra industria petrolera.

Un abrazo al noble pueblo de San Tomé, ejemplo de los cambios que comienzan a florecer.

msilvaga@yahoo.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 4093 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas