Nicolás Maduro Moros, elecciones presidenciales revolucionarias

Venezuela se encuentra inmersa dentro de ese proceso presidencial eleccionario cual deberá realizarse el próximo 28 de julio del presente año 2024.

Se presentan al mencionado proceso eleccionario, fundamentalmente, dos candidatos con el mayor soporte político-electoral aun y cuando las diferencias en las intenciones de voto entre ambos candidatos principales son extremadamente asimétricas por lo que obligan a una objetiva observación transversal por sus implicaciones directas e indirectas como por las consecuencias altamente significativas de los resultados post-electorales.

En esa línea de reflexión, consideramos que únicamente uno de los candidatos pareciera contar con los apoyos necesarios como con todas las probabilidades de alcanzar la mayoría absoluta de los votos que se vayan a ejercer.

Reiteramos, el ganador será quien contará con todas las posibilidades de ser el elegido por el ejercicio del voto en plena libertad del votante como ciudadano bajo las normas constitucionales y legales, votación que será ejercida en plena libertad de conciencia, bajo las normas democráticas sustentadas en legales decisiones aprobadas tanto por parte de la sociedad como del pueblo venezolano.

En lo concreto precisamos que uno de los candidatos que se presenta a la denominada "contienda electoral", será quien resultará elegido por la voluntad popular; en ese análisis, riguroso y objetivo, nos está indicando que será el actual Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, Presidente constitucional y líder principal del Partido Socialista Unido de Venezuela quien será favorecido por la voluntad popular de la sociedad y el pueblo venezolanos adscritos al Plan-proyecto de desarrollo continuado y perfectible que se ha venido imponiendo en su praxis durante el ejercicio del presente gobierno de Maduro Moros.

En esa línea de pensamiento, nos vamos a permitir sacar del tintero una corta referencia geográfica de Venezuela que nos colabore con las bases definitorias de la importancia geopolítica bañada de geo-estrategia de Venezuela como nación y país latinoamericano.

Nuestra geopolítica se encuentra definida por dos escenarios muy específicos: el Mar Caribe junto con la "grata vecindad" del imperio estadounidense en su realidad norte-costero-caribeña y Atlántica mientras en lo meridional cuenta con la vecindad del gigante latinoamericano como lo es Brasil, país cual, inevitablemente, se convertirá en potencia continental a consolidarse a futuro no tan lejano.

En ese orden precisamos que con ello no estamos dejando en el tintero las importantes como fundamentales variables que representan la vecina hermana República de Colombia y la ex-colonia británica y miembro permanente de la Commonwealth, la República Cooperativa de Guyana adscrita a las tesis geopolíticas de "N° 10".

Las relaciones bilaterales venezolanas-estadounidenses son de permanentes como de constantes diálogo-temporal-históricos como de continuadas asimetrías en mesa desde principios del siglo XX en cuanto el interés del escrito pero sin dejar de tener siempre presente las contradicciones históricas desde los tiempos del Libertador, Simón Bolívar.

En esa línea, las experiencias políticas e ideológicas de los años transcurridos desde aquel "Octubre betancourista" hasta el triunfo del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías en aquel diciembre de 1998, las relaciones bilaterales se han venido manifestando en momentos políticos a "alta tensión".

¿Por qué?

Para poder como tratar de comprender el tema en cuestión, es necesario como condición sine qua non tener siempre presente el concepto "geopolítica" y dentro de ese concepto la importancia geo-estrategia de Venezuela en su realidad geográfica en sus completos significados conceptuales en sus praxis.

El gobierno revolucionario bolivariano-chavista de Maduro Moros en su actual curso en desarrollo ha venido manteniendo y desarrollando el Plan de Gobierno del Comandante Hugo Chávez en continua perfectibilidad cual, para nada, está centrado en según los importantes y estratégicos intereses de Washington como imperio; es decir, Maduro Moros, como Presidente constitucional de la República, ha enfrentado los intereses semi-coloniales que Washington, graciosamente, tiene la aspiración de imponerle al gobierno de Nicolás Maduro Moros hacia convertirlo bien en "socio", bien en "aliado" de sus políticas imperialista como imperiales en sus referentes históricos.

En el marco de esa tesis, vista sus experiencias históricas, Washington ha venido utilizando a la nación de Guyana como "alfil" cuando la "reina colombiana" ha tenido que salir del tablero de ajedrez gracias al nuevo gobierno en Bogotá.

¿Por qué Maduro debe y tiene que ser reelegido aparte de continuar con la aplicación de las políticas revolucionarias bolivariano-chavistas en el marco de lo que definimos como "socialismo a la venezolana?

Los contenidos que definen lo geopolítico en su escenario como en su praxis en geo-estrategia en el actual curso para Venezuela que incluyen como condición inobjetable como permanente de la variable de "lo militar"; es decir, está incursa en el marco electoral la realidad significada de "lo militar" según percibimos en sus varias variables. Es decir, Nicolás Maduro Moros, como Comandante en Jefe, es responsable revolucionario del proceso de la Defensa Nacional en sus intereses tanto objetivos como históricos.

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1324 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: