Venezuela: elecciones presidenciales, 28 julio 2024

La palabra "Democracia" es motivo, en estos tiempos, en curso, de discusiones vehementes a nivel internacional. Por ese motivo consideramos necesario poner en texto sí dicha mencionada palabra es un concepto, cuál profundo es su significado contenido en su seno, cuáles son las interpretaciones existentes, cómo es percibida por las sociedades en el transcurso de la Historia y cuáles son los impactos sobre los "seres creados" como "seres sociales", lo cual podría significar su "carácter-natura" en la esencia humana independiente de "lo griego" de su significado.

Por supuesto, las inquietudes propuestas son solo para las motivaciones sobre las y los individuos en las presentes realidades globales cuando durante el presente año en curso, 2024, se realizan más de 70 elecciones presidenciales, hecho histórico, cual de seguro, hasta la presente fecha, nunca habría sucedido con lo cual hace que la palabra "Democracia" alcance una mayor significación en estos tiempos de Historia post-Contemporánea cuando, por evolución y perfectibilidad, el "creado-social" ha ido evolucionando y tomando conciencia de sus derechos naturales como individuo-social en sus continuas praxis perfectibles como inevitables; por tanto, lo fundamental sería comprender el verdadero significado y alcance de la palabra "Democracia" como concepto-real e histórico que ha venido marcando su propia evolución acompañando, inevitablemente, los paradigmas sistémicos en sus diferentes cursos históricos.

Es evidente como demostrable que el concepto "Democracia" sería más "comprensible" en los corrientes tiempos gracias a la dialéctica entre la evolución del "modo de producir", su impacto en el "ser social" como ente fundamental de ese modo de producir y vivir, sus impactos en las cotidianidades de ese mismo "ser social" y, en consecuencia, las consecuencias en las reflexiones conscientes e inconsciente del individuo en su dialéctica referida, en su ser en relación dialéctica con su entorno socio-económico.

Pongamos una tentativa fecha en referencia sobre la relación del concepto "Democracia", el "ser social", la relación entre su "vivir-vivir" y sus efectos en sus "consciencias reales" y las expresiones reales de esas conciencias en sus cotidianidades. En ese orden, nos permitimos, subjetiva y abusivamente, proponer dos autores como referencias en sus intelectuales desarrollos sobre la "praxis de la Democracia" en sus reales entornos, en sus praxis cotidiano-sistémicas. Nada que regalar. Es decir, en última instancia, nos referimos a la relación "ser social en su praxis en plena libertad" en el marco de sus derechos naturales y escritos. Carlos Marx y Karl Popper como referencias propuestas.

En esa línea de pensar debemos precisar que el ejercicio de la Democracia desde el triunfo electoral en las presidenciales de aquel año de 1998 cuando el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías obtuvo los favores de los pueblos venezolanos en votaciones libres, directas, personales y responsables, para así convertirse en el Presidente de Venezuela. Cabe la pregunta sí realmente hemos analizado lo significado de la elección de "un militar retirado" con una trayectoria política ya conocida, proveniente de sectores sociales no-tradicionales en cuanto el ejercicio histórico de la Política en la Historia Política de Venezuela. Ello significa para nos la obligatoria necesidad de conocer y estudiar el "inconsciente colectivo" como histórico de la sociedad venezolana.

Dando un "salto adelante histórico", Chávez Frías, en aquel dramático diciembre, en su ejercicio de líder fundamental, propone sea elegido Nicolás Maduro Moros, un obrero, como el próximo Presidente de Venezuela. Hugo Rafael Chávez Frías rompe la tradición-histórica de proponer a un militar-venezolano como el futuro Presidente ante las realidades objetivas tal como la haría el General Eleazar López Contreras con el General Isaías Medina Angarita en vez de Arturo Uslar Pietri. En esa misma línea sacamos del tintero dos realidades históricas como fueron la denominada "Revolución de Octubre" en gobierno cívico-militar y el triunfo electoral de Rómulo Betancourt sustentando su poder en "lo militar-imperial".

El 28 de julio del presente año regresamos a la constitucional elección presidencial del próximo Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

El presente año en curso, 2024, es un "año muy particular", podríamos definirlo como un "año catalizador" tanto en las realidades globales como en nuestras propias realidades nacionales. Al ser un "año-electoral-global" es evidente que "algunas realidades políticas" tendrían que cambiar como, por ejemplo, el triunfo de las derechas portuguesas. Otro escenario con importante impacto mundial serán las elecciones-chucutas norteamericanas donde el probable triunfo de Donald Trump, quien podría estar, en las realidad actuales, "tocando las puertas de la Casa Blanca", quizás, según la justicia estadounidense, gobernando desde la cárcel lo que no sería inconstitucional, por ahora, en todo caso, significaría "aquel we will come back" lo que a su vez, conociendo "el vuelo del pájaro", nada bueno significaría para las realidades venezolanas a pesar de las mentalidades empresariales del susodicho personaje.

Sin mayores lucubraciones, Nicolás Maduro Moros, en su ejercicio como "el líder de la Revolución Bolivariana-Chavista", en conjunción con su equipo de Gobierno y en permanente conversa con el liderazgo del PSUV, en su permanente ejercicio político-ideológico, objetivaron la dialéctica en praxis de las realidades mundiales y posibles efectos del triunfo electoral de Donald Trump en sus referencias directas sobre la "Revolución Bolivariana y Chavista", en la praxis continua de su perfectibilidad ejecutiva. En consecuencia sobre sus experiencias, aplicaron la "Democracia" consultando a la sociedad y al pueblo sobre Políticas de Estado como, en referencia, "El Esequibo".

En ese orden. En la representación de la sociedad y el pueblo, el Poder Legislativo, analizó y aprobó, en muy amplia consulta nacional de todos los sectores de la vida nacional, sobre la objetiva realidad nacional ante la objetiva realidad geopolítica mundial. El texto de la aprobación de dicha consulta nacional se elevó al Poder Electoral posteriormente de ser remitido para consulta al Poder Judicial, Alta Corte; el Poder Electoral analizó y tomó la decisión de llamar a "Elecciones Presidenciales" para la fecha arriba en mención. Es Democracia en toda su significación transversal con lo cual se consolida cuando se desarrolla en todos los sub-conjuntos correspondientes sin evitar ninguna responsabilidad correspondiente al "pleno derecho" de la sociedad y el pueblo de ejercer sus derechos democráticos y constitucionales obligatorios en todas sus significaciones.

Cabe la pregunta: ¿consideramos a ese proceso en todas sus responsabilidades como el proceso obligatorio, necesario y consultado, como para definirlo como el "Ejercicio Pleno de la Sociedad y el Pueblo de su Derecho a Ejercer democráticamente lo fundamental-significado de la Democracia?

Lo arriba expuesto se sustenta en el Derecho Natural, sí se nos permite, sin adjetivaciones históricas ni limitantes que llevan y conllevan a contravenir las decisiones de la sociedad y el pueblo en toda su plenitud.

¿A qué nos estamos refiriendo?

En el marco del respeto al Otro cuando reclama que la sociedad y el pueblo venezolano no están ejerciendo sus derechos a la democracia liberal, sus defensores liberales estarían ejerciendo sus derechos a expresar con extremada vehemencia, su concepto de "Democracia Liberal" lo que nos lleva a reflexionar sobre el concepto de "Democracia Liberal", su tiempo histórico, su concepción filosófica como sus contradicciones cuando se relaciona con el "ser creado" como "ser social"; es decir, su libertad natural como individuo; es decir, imponerle al individuo una serie de limitaciones en el ejercicio pleno de su libertad intrínseca como "creado". Es decir, en sencillas palabras, es la castración de sus derechos plenos en el marco de imponerle los paradigmas de un sistema denominado "capitalismo liberal" cual, en última instancia, lo conlleva hacia la "lucha de clases" de manera inevitable lo cual va contra-natura. En ese orden, la claridad y firmeza de la "conciencia personal y colectiva" de la sociedad y el pueblo serán fundamentales el 28 de julio en la "elección presidencial".

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.

delpozo14@gmail.com












 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 943 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: