Chávez

Rememorar a Hugo Rafael Chávez Frías, hoy a once años de su siembra, siempre será un reto para la memoria y el compromiso con nuestra Patria Bolivariana. Quiero compartir con Uds., estimados lectores; más que amigos invisibles; hermanos de la cotidianidad informática, tres elementos desde mi punto de vista, de lo que representa Chávez hoy: Primero, rescate del hilo histórico bolivariano, Sí, Chávez en su irrupción volcánica aquel 4F de 1992, hace 32 años, despertó la consciencia nacional, reestableciendo la conexión con nuestra memoria colectiva de Pueblo de raíces ancestrales, Pueblo de Libertadores, de una gesta patriótica que nos garantizó la libertad de Pueblo soberano que hoy reivindicamos. El Por ahora bolivariano, se sembró para siempre en nuestras mentes, tornando nuestra atención a nuestros más caros intereses nacionales y más allá de la Patria Grande Latinoamericana y Caribeña. Representó para Venezuela y su pueblo, el despertar luego de un letargo y ceguera alentada por las minorías oligárquicas de poderes facticos coloniales y neocoloniales dominantes de nuestra querida Venezuela. Esos poderes se manifiestan hegemónicamente hoy, manteniendo las estructuras socio económicas dominantes sobre nuestra Patria Bolivariana y su Pueblo que padece los rigores permanentes de las acciones de un poder de pasado colonial en conexión directa con las políticas neocoloniales e imperiales de los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.), y sus aliados europeos entre otros. En otras palabras, los rasgos de colonialidad, sobre nuestros pueblos se mantienen y son las razones para que hoy enfrentemos con la fuerza del pensamiento bolivariano, que Chávez nos rescato de un pasado glorioso de luchas libertarias de todas las generaciones pasadas luego de muchos sacrificios. Segundo; Mundo Multipolar y Policéntrico, es otra arista del pensamiento, que hago mención dentro de la diversidad de construcción teórica y accionar político que nos legó Hugo Chávez. En su momento cuando surge el Plan Patria Libertador Simón Bolívar, particularmente me llamó la atención a una visión de un nuevo orden mundial a que hacía referencia Chávez. Lo consideré una aspiración, que representaba un saludo a la bandera, como de manera poco importante lo estimé en su momento. Resulta que el mundo de hoy, gracias a la voluntad y acción de pueblos y gobiernos del mundo, se abre y configura un nuevo mundo como lo señaló, consideró y planteó el comandante presidente Hugo Chávez en aquel momento. El mundo hegemónico unipolar imperial estadounidense eurocéntrico y sus lacayos, por mucho que se tongoneen, está pasando relegado de este momento histórico que vivimos. Asistimos a los estertores de un mundo en decadencia, que empieza a ser sustituido progresivamente, por un nuevo mundo que se configura, tal y cual nos lo dijo y con su accionar ante gobiernos y pueblos lo propuso Chávez. Es una dinámica que estamos viviendo y que no será sencillo su desenlace, pero hay más conciencia en la humanidad entera, que el planeta ya no tolera un modelo capitalista imperial hegemónico, como el que hemos sufrido en los últimos doscientos años. La lucha debemos fortalecerla desde nuestra Venezuela Bolivariana, con más información veraz, formación, con más participación, protagonismo y accionar político para la construcción de nuevos escenarios locales, regionales y nacionales desde la región latinoamericana y caribeña, como contribución concreta a ese mundo incluyente multipolar, policéntrico y en equilibrio que ya muestra un nuevo amanecer para la humanidad entera. Tercero; Estado Comunal, en lo concreto de nuestra Patria Bolivariana venezolana, Chávez propuso e hizo todos los esfuerzos por la construcción comunal, acomunarnos, comunas y comunes y nos espetó ¡Comuna o nada! Somos referente mundial y hay expectativa ante un Modo de Producción Capitalista en su fase imperialista decadente, y ante las experiencias conocidas del Socialismo real; burocratizados, incentivos económicos ineficientes, limitaciones a las libertades individuales, ineficiencia productiva y corrupción. Ante ese panorama pasado y nada estimulante, considero es el gran reto que tenemos hombres y mujeres por la construcción de la Nueva Época en la Patria Bolivariana. Es tomar la palabra y concretar el gran legado del comandante presidente Hugo Chávez. Enfrentar nuestras propias debilidades institucionales, burocráticas y la esclerosis de un Estado ineficiente que se resiste y niega a producir los cambios necesarios e impostergables que la Patria Bolivariana exige en este momento de trascendencia histórica y compromiso con todas las generaciones pasadas, que lo dieron todo, hasta su vida sin escatimar esfuerzos. Esa siembra debemos atenderla para la cosecha de la Patria Soberana y Bolivariana y Patria Buena que nos debemos todas y todos. Las siete transformaciones (7T), que nos plantea el Camarada presidente Nicolás Maduro, constituye una Nueva Época para dar al traste con un pasado, al cual no volveremos nunca jamás. ¡Viva Chávez!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 941 veces.



Aquiles J. Amares P.

Dr.. Docente universitario

 aquilesjap@gmail.com

Visite el perfil de Aquiles J. Amares P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: