¿La Juventud Revolucionaria Copeyana y la Ley de Responsabilidad Social en Radio y TV?

Agustín Berríos, Secretario Juvenil Nacional de Copei, en tiempos de Luis Herrera Campins como Presidente, anunció que la JRC se planteaba la posibilidad de realizar una movilización popular en apoyo al Decreto 620 que había emitido el Ejecutivo Nacional el 22/05/1.980 y que reglamentaba las transmisiones de TV.

El Decreto a que hacía referencia AB buscaba regular la forma como las televisoras, mejor dicho sus dueños, habían venido actuando, ya que el mismo LHC había expresado en una oportunidad: "tenemos que mirar con cuidado los efectos de la televisión en general, la pública y la privada, sobre la población venezolana y particularmente los jóvenes.

Porque yo observo que hay toda una serie de actos que tienden ya no solamente al desquiciamiento moral, sino también psicológico de la población, a la que se inyecta una dosis de terror y horror que indiscutiblemente no están como elementos diarios de la vida venezolana…"

¿Cuánto "terror y horror" nos habríamos ahorrado si esa "valiente" JRC hubiese actuado en defensa de los intereses de su propio país y no simplemente por aparentar o por cumplir con los formulismos politiqueros que caracterizaron al puntofijismo? Hoy, con amargura, lo sabemos.

Agustín Berríos llega incluso a decir que la movilización popular tendría lugar: "si continúan las presiones, las manipulaciones y las campañas orquestadas, que en la forma como se han planteado, sí constituyen una violación a la libertad de expresión y al derecho a la libertad de información" Y calificó como inaceptable que los espectadores estuvieran recibiendo, en lugar de información:"una ración
de críticas por parte de empresarios molestos, porque se les ha tocado sus intereses conómicos"

Pues los dueños de medios siguen actuando con la misma impunidad que en tiempos de LHC, así que es a nosotros a quienes nos toca la misión que esa juventud "revolucionaria" de Copei dejó pendiente, porque si no lo hacemos no seremos más dignos de respeto de lo que lo son ellos hoy en día, no podemos fallar, las generaciones futuras merecen algo mejor que estos Jinetes Apocalípticos que hoy cabalgan por las ondas del espectro electromagnético que nos pertenece tanto a ellos como a nosotros.

Agustín Berríos nos dejó otra sentencia de la que también tenemos que extraer una triste lección respetando, eso si, las diferencias entre el Decreto 620 de LHC y la LRS en Radio y TV. AB –concluyó diciendo- "En Venezuela hacía mucho tiempo que se estaba esperando y reclamando, por parte de padres y representantes, educadores, periodistas, políticos, universidades e instituciones culturales, medidas oficiales de este tipo" Palabras al viento, en eso se convirtió el famoso Decreto 620, los dueños de medios de ayer, que son prácticamente los mismos de hoy, se encargaron de amordazar, utilizando distintas artimañas y corruptelas, todo esfuerzo que se hizo por tratar de evitar que nos "inyectaran" toda su venenosa basura mediática y terrorista.

Esa deuda tenemos que cobrarla, la LRS en Radio y TV es RESPONSABILIDAD de todos.
Las declaraciones de AB y las palabras de LHC las pueden encontrar en El Diario de Caracas del mes de junio de 1.980, Hemeroteca Nacional.

Boscán B. Henry M.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3207 veces.



Boscán B. Henry M.


Visite el perfil de Henry Boscán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas