No son dos, sino tres

Calentar dos aguas al mismo tiempo

Calentar dos aguas al mismo tiempo.

No son dos, sino tres.

Para aquellos que nos gusta el frío, quizá sea la herencia andina y dada la oleada de fresquito inusual para el mes de julio que está pegando acá en Caracas, combinado con la escasez del agua en algunas zonas pues nos ha tocado calentar el agua.

Caracas, la ciudad de la eterna primavera, la sultana del Ávila, tan bella, tan hermosa y tan descuidada.

Calentamos un poquito el agua con la cual nos damos nuestro diario baño, hervimos por otra parte, la que vamos a utilizar para preparar el café y por otra mas, en una olla más grande y dada la situación que se ha presentado por su a falta de pureza para beberla, hervimos también la que usamos para ese fin.

Por eso digo que no son dos sino tres.

Ah y desde acá, desde este rincón de combate le recomendamos encarecidamente que tengan mucho cuidado con el manejo del agua caliente, concéntrese en lo que está haciendo y no se distraiga ya que es muy fácil quemarse.

Y olvídense de ese cuento de que no se pueden hacer dos cosas a la vez, si se puede, pero hay que estar atentos y rísperos.

Las cosas mas sencillas y sin aparente complicación deben ser manejadas con mucha atención, con mucho guillo, como decíamos en los 60s.

Y usted, será que ya calentó su agua.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1189 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: