Crítica ácida

¡¡¡Que gentecita!!! Presidente trabajando y dicen que paseando

"Na´ tan güena" con esta frase para nuestro cine y TV del estupendo humorista, productor insigne en su campo y hombre de izquierda PERUCHO CONDE, torturado en la era adecopeyeca de nuestra "democracia representativa", inicio esta opinión cuyo objetivo prístino de apoyo de mi parte, es y sin consultar con mi amigo Perucho pero el comprenderá, aplicarle la frase al comportamiento decidido de los Presidentes de Brasil y Colombia, LULA y PETRO, e igualmente a las mujeres y hombres de izquierda en esas naciones vecinas. Hay inamovibles funcionarios en altos cargos colombianos que NO responden a la autoridad del Presidente.

PETRO desafiante y correcto al revés de la actuación malévola de quienes trabajan en su contra con todo y al servicio de presidentes anteriores, rompió el silencio sobre un hecho que, copó titulares, el caso del polígrafo una denuncia sobre supuesta prueba ilegal involucrando a la jefa del Despacho de PETRO, Laura Sarabia y a quien hasta hace poco fue embajador colombiano en Venezuela, Armando Benedetti más algunos miembros de inteligencia de la Policía Nacional colombiana.

Individuos empeñados en montarle trampas al exguerrillero socialista electo por mayoría del colectivo colombiano cansados del abandono anterior a la soberanía patria, tanto en Colombia como en Brasil durante Jefes del Estado voraces depredadores pitiyankys, quienes manejan hoy medios de comunicación en una forma que ya en Venezuela hemos superado, luego de sufrir violencia, mentiras sin pudor político, engaños de redes sociales y un cúmulo de etcéteras, pitiyankysmo sin ninguna vergüenza.

Los países del BRICS al que pertenece Brasil, marchan incólumes, ahora han despertado resquemores del imperio yanky las opiniones de LULA defendiendo la soberanía venezolana y el por qué invitó a Brasil al Jefe de Estado Nicolás Maduro. PETRO ordenó salida de sus cargos en el gabinete ejecutivo a dos de sus estrechos colaboradores, acción correcta cuando hay investigaciones de cualquier índole, dirá la historia que, quien no la debe no la teme.

El Presidente LULA recibió al mandatario venezolano en Brasilia la víspera de una cumbre de Jefes de Estado y manifestó que, Venezuela debe mostrar su narrativa para que pueda hacer que la gente cambie de opinión, señalándoles sin dobleces a su amigo Maduro Moros que, es preciso construir su narrativa y ella será definitivamente mejor que lo que ellos, es decir los opositores a la izquierda han estado contando de usted. Darle la vuelta a este juego, para que ganemos, definitivamente y Venezuela prosiga su condición de país soberano, a través del voto libre como hasta ahora.

LULA recalcó que, cada país es soberano para decidir su modelo político, siempre ha defendido la idea, cada nación resguarda sus cosas internas y la misma exigencia que el mundo le hace a Venezuela, no se la hace a Arabia Saudita lo cual es muy extraño, quiero que Venezuela sea respetada, quiero esto para Brasil y para el mundo entero. De inmediato le entró el escozor al funcionario de Joe Biden identificado como Juan González, que reviró en nombre de su atolondrado boss, lamentando que LULA apoye a Maduro y felicitando a los jefes de estado de Uruguay y Chile.

El mundo político está enterado de las maromas que en Chile hace el electo Boric para que EEUU lo acepte, los carabineros de Pinochet atacan manifestaciones populares y dejan más chilenos sin un ojo o los dos, con disparos al rostro de los manifestantes. Dan asco profundo mentecatos que, una vez electos sacan de sus corazones su pitiyankysmo o su cobardía para no perder apoyo empresarial o de extremistas de las derechas maltrechas, peor que nunca en su accionar siglo XXI, desesperados por el aumento de gobiernos mayoritarios izquierdistas en América.

La Casa Blanca con los comentarios de ese alto funcionario dejaron en claras sus órdenes a distintos presidentes La Calle Pou de Uruguay y el Boric, entre comillas "izquierdoso", desnudando la conducta del austral de quien vi una foto de abrazo con el anterior Presidente, el empresario Sebastián Piñera, ambos sonrientes para seguir en la misma vaina de apresar, torturar y matar habitantes mapuches, estudiantes y pueblo en general, con odio en su mandato reflejado en ataques a sus paisanos de menores recursos.

Queda esclarecida la diferencia entre la conducta de LULA y la de cualquier pitiyanky disfrazado bajo alianzas ocasionales con la izquierda que, en Chile recuerda a Salvador Allende y su sacrificio de honestidad y firmeza, la claridad del médico Allende, asesinado por militares momios en 1973 con la anuencia de los gringos. Con LULA el grupo de los BRICS le duele a los yankys y a sus yankylófilos deseosos de la Green Card estadounidense, recibiendo falsos status de perseguidos políticos, a quienes se prosternen ante los gringos soportando vejaciones con tal de recibir ayuda, e integrarse a esa sociedad inmoral de millones de drogadictos, matanzas a niños de escuelas, jóvenes de liceos, universitarios y al pueblo en general que cae en balaceras diarias en territorio gringo.

Maduro entretanto viaja a Turquía y asiste desafiante a los estadounidenses quienes ya no lo desconocen como Presidente verdadero de Venezuela, a pesar de informaciones de apoyo in extremis a un autojuramentado que se parece al burrito cantante en una película diciendo "estoy solo solito". Los dislates de Biden and Company unidos a los de la oposición venezolana aliándose con delincuentes, dejan lo que siempre ha descrito la izquierda, la forma en la cual la oposición engaña a su gente, a sus familias y a sí mismos. Venceremos y con nosotros el infatigable PERUCHO CONDE.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1683 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: