Alexis Marcano

Recuerdo conocí y entable amistad a partir de los primeros encuentros con el Camarada Alexis Marcano, en la calle Gutiérrez Nº 14 –residencia estudiantil de varias generaciones de deltanos-, en la ciudad primogénita del continente Abya Yala; Cumaná. Residencia –Expresión 14-, como llamó el poeta profesor Wanelges Hospedales su producción literaria plasmada y expuesta en cartelera en la sala de visita de la mencionada residencia. Allí convergimos –algunos residentes, otras y otros visitantes-, varias generaciones de estudiantes de distintas regiones orientales y del sur de Venezuela: Alexis Rojas, Nelson Ramos, Azael Vargas, Andrés Cardona, Santos Rojas, Oberto Rojas, Lucila Sánchez, Clara Figuera, Uvidelma Verde, Maritza Flores, José Barreto, Eloy Bermúdez, Drucila Hernández, entre muchas y muchos otros. Tiempo antes en Tucupita había visto en su accionar político y socio cultural al militante revolucionario del Partido Comunista de Venezuela (PCV). El camarada Alexis Marcano, hacía verdadero honor a la solidaridad, amistad y compromiso revolucionario, quien era dado a hacer recomendaciones personales respecto a las orientaciones a seguir en el desenvolvimiento en una ciudad a la que tuvimos que emigrar quienes pretendíamos continuar nuestra formación a costa de muchos sacrificios, distantes de nuestra Tucupita. El estudiante de Sociología, en la Universidad de Oriente (UDO), nos solicitaba le acompañáramos a los sectores populares de la entrañable capital de la tierra sucrense, cuna de El Gran Mariscal de Ayacucho. Así visité La Trinidad, barrio donde conoció a su esposa y procreo sus hijos. El camarada Alexis era un personaje muy conocido y respetado en esos sectores populares. La mayor garantía para visitar esos sectores que algunos compañeros consideraban "peligrosos", era la compañía del Camarada Alexis.

Un espacio de encuentro lo constituyó, una organización transgeneracional de base estudiantil, la Asociación de estudiantes deltanos (ASOEDELTA), de la cual Alexis fue miembro a la par de varios de nosotros durante varias décadas de existencia de esa organización. Allí hicimos un ejercicio militante por los beneficios sociales y formación de los estudiantes deltanos y más allá la lucha por lograr que en la desembocadura del Padre río Orinoco, se creara una Universidad; la Universidad del Delta. La Utopía estudiantil se hizo realidad transcurrido el tiempo, en tierras del aluvión arrastrado y depositado por el Orinoco, sobre la pirita marina caribeña y del oceánico Atlántico. Hoy contamos en tierras del Delta Amacuro, con una oferta de estudios universitarios, bastante amplia, con varias oportunidades de estudios; la Universidad deltaica se ha hecho real y plural.

Recordar y hablar de Alexis Marcano, tiene sentido en la medida en que se haga un estudio socio histórico y sistemático de la memoria de su vida para reconocer y significar lo que constituyó su accionar permanente de militante de las causas por la transformación social en los sectores populares. Lo que involucra el trabajo organizativo social, la movilización y su repercusión, tributando y concretándose en una expresión de carácter cultural. Eso fue Alexis Marcano, en su vida hasta sus últimos días de presencia física militante.

El Festival del Papagayo, de grata recordación, cuando nuestro Paseo Malecón Manamo se vestía del multicolor arcoíris tropical de nuestra Tucupita, con la presencia de niños de todas las edades y sus padres y representantes, elevando hasta el límpido cielo azul las cometas, papagayos, voladores, volantines de todas las formas geométricas posibles e imaginadas para ganarse el premio mayor; la siembra del recuerdo para toda la vida del ser humano desde la infancia hasta la adultez vetusta. Esa ha sido la siembra del Camarada Alexis Marcano, que hoy se cosecha en la memoria del adulto que vivió su infancia feliz de grata recordación.

Fuimos compañeros de trabajo en la estrenada Alcaldía del Delta Amacuro, luego de los impulsos sociales nacidos por acción de los pueblos sobre sus gobiernos y propiciando los cambios, que han seguido y deben seguirse profundizando en nuestras sociedades y país que tanto lo requiere en tiempos contemporáneos convulsos y de imperios en decadencia y ofuscados ante la rebelión y avance social de los pueblos. Hicimos causa común en la mejora social del pueblo deltano. Apoyé ese trabajo con el seguimiento y acompañamiento de los "Contratos Sociales", que estaban distribuidos en todas las comunidades del Estado Delta Amacuro. Siempre estábamos en contacto y no faltaba la conseja del compañero de trabajo, hermano, amigo y camarada en nuestro desempeño profesional.

Mayor organización, participación y movilización social para alcanzar la justicia social, es el mayor tributo a la memoria del Camarada Alexis Marcano. El Estado Comunal, tiene en Alexis Marcano, un antecedente de lucha, que en momentos contemporáneos fortalece los avances hasta la concreción de una sociedad con justicia social. El pueblo le ha reconocido su trabajo y memoria como sociólogo profesional, científico social y militante de las causas populares, nombrando uno de los sectores populares de nuestra capital Tucupita, con su nombre para la posteridad por siempre.

¡Honor y Gloria al Camarada Alexis Marcano!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1695 veces.



Aquiles J. Amares P.

Dr.. Docente universitario

 aquilesjap@gmail.com

Visite el perfil de Aquiles J. Amares P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aquiles J. Amares P.

Aquiles J. Amares P.

Más artículos de este autor