En Venezuela fue privatizada la política: Justificando lo injustificable

Para el momento de redactar está nota ya está consumada la privatización de la política en un país con una dirigencia gobiernera que habla de revolución sin ser revolucionarios y de socialismo en un estado donde la economía está bajo el control de la imposición de una moneda extranjera.

El problema no es el simple hecho de tener una economía subordinada a la imposición de una moneda extranjera que es el equivalente a un país ocupado sino las causas y consecuencias que nos llevan hacia un proceso electoral inédito porque no todos los favoritos tienen la preferencia de las mayorias, de ahí el intento desesperado por privatizar la política ya que privatizar el pensamiento no es posible a pesar de los intentos de los creadores de la inteligencia artificial.

Para muestra un botón de lo anterior, el gobierno se está creando una oposición y partidos políticos subordinados a sus intereses, para ellos se cumple la máxima de que el fin justifica los medios así tengan que mantener en la incertidumbre a los trabajadores con la negativa de aumento salarial porque no hay plata, la misma plata que gastan comprando mercenarios con doble militancia para que justifiquen la intervención del TSJ y una de sus famosas sentencias leguleyas que superaron la acción hitleriana contra los comunistas de su época. La inquisición se quedó en pañales en comparación con la locura y desesperación de los grupos de poder que saben muy bien que en elecciones libres y con la política libre de la judializacion otro gallo cantaría pero así es el principio del fin y no me vayan a salir con la acusación sin fundamento y rastrera de que soy opositor porque claramente me he definido como contrario al neofascismo 4ta republicano y al neonazismo que escamoteo las banderas y los símbolos de la revolución iniciada por Chávez y desviada por los reformaleros a una situación más oscura que la última década del puntofijismo.

Como quiera que lo pongan, no calzaron el tamaño del liderazgo de Hugo Chávez, sino vean las noticias, Chávez era un líder controversial que despertaba las pasiones en todos los países del mundo, no había foto, encuentro o reunión de importancia y sin ella que no contará con su presencia y su voz vibrante, ante una cumbre de los poderosos de la tierra él se paseaba por las cumbres alternativas organizadas por los pueblos y su mensaje era difundido en todos los idiomas, había un sentido de respeto hacia nuestro gentilicio, sería impensable imaginar a Chávez desde Miraflores buscando joder a quienes no lo apoyan, para él era igual. Si estaban con él chévere y sino estaban los amenazaba con "volverlos polvo cósmico" pero guardando el respeto y la distancia con los grupos, personas y partidos que en algún momento no apoyaron determinada postura.

¿Cuáles son las opciones? Los dos bandos ofrecen más de lo mismo, es una terrible ironía que, para un proceso electoral tan importante como las elecciones presidenciales nos pretendan imponer la narrativa de que tenemos que elegir entre dos malos el menos malo, ese tiempo ya pasó y aunque la dirigencia y sus asesores no lo han digerido, la pandemia y otros factores aceleraron los tiempos y criterios de los pueblos para producir los cambios desde adentro.

La judicialización de la política fue y es una mala estrategia política, creo que quizás algún infiltrado convenció al gobierno de lo contrario pero lo que más nunca podrán mantener es la votación consciente de los partidos políticos judicializados.

Al intervenir mediante métodos ilegales, el TSJ vulnera los derechos que debería ser garante, supongamos que soy magistrado y me toca responder una aberrante solicitud de intervenir un partido sea de izquierda o derecha, les diría textualmente que, "para este tribunal es inadmisible la solicitud de intervención judicial del partido X o Y porque en nuestra legislación existen las formas para el normal funcionamiento de las organizaciones políticas y sociales. Intervenir judicialmente un partido o movimiento social es una violación flagrante de ámbitos que solo corresponde a la militancia de la organización antes señalada". Claro, corto y preciso pero no, el sadismo y la soberbia de los autores intelectuales y materiales de este hecho que no se exactamente a qué juegan pero lo que si se es que es un juego peligroso que nos deja sin alternativa para el ejercicio de nuestros derechos políticos y existe referencia de las consecuencias que esto genera.

La privatización de la política no es algo nuevo, desde hace algunos años venían sentando las bases para dar este sargazo a la inteligencia, primero con la Ley de procesos electorales que suprimió la representación de las minorías y el financiamiento del Estado del hecho político para asegurar que quien aspire un cargo de elección popular tenga fuentes de financiamiento seguras como las finanzas públicas y las operaciones de blanqueo que hacen las mafias, por ejemplo: el actual alcalde de Cabimas Nabil Maloouf está desesperado formando secretos y apurando a los concejales para que le aprueben una ordenanza que incrementa la recaudación de impuestos para poder pagar la deuda con los financistas de campaña y así me imagino que ocurrirá en el resto de los municipios y gobernaciones.

Si observamos desde una perspectiva de águila el costo y gasto de recursos ilegalmente extraídos de la administración pública para la promoción de precandidatos podemos tener una idea más clara de que no todos tenemos la opción de ejercer nuestra derecha Constitucional de elegir y ser electos porque aquí solo podrán participar quienes tienen acceso a los recursos del Estado o a las fuentes de financiamiento ilegal de ahí la idea general de que en Venezuela la política está privatizada como parte del camino para continuar con el saqueo en el que están involucrados ambos bandos.

Lo que no creo que ignoren la dirigencia y sus asesores es que el nivel de consciencia de nuestro pueblo está esperando el momento oportuno para castigar a quienes tiene que castigar, aquí no habrá termino medio, si la debes la pagas.

Las mentiras que forman parte de la retórica y narrativa de una dirigencia que saben muy bien que nuestro pueblo está cansado y ya no quiere continuar en esta locura que solo ha beneficiado a una minoría.

Si yo fuera candidato me autoevaluaria, vería mis potenciales y debilidades porque una candidatura es lo que en el marketing llaman "marca" y una marca está asociada a una espectativa de bienestar pero está gente forman parte de dos marcas que solo representan atraso, pobreza y la destrucción de nuestra cotidianidad, verga aunque sea deberían mirarse una vez al día sin un jalabolas cerca porque son algo menos que una plasta...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1797 veces.



Edwin Martinez Espinoza

Secretario General PPT Cabimas, Zulia.

 edwinmartinezespinoza@gmail.com      @edwinviene

Visite el perfil de Edwin Martinez Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: