Crítica ácida

Oposición bagatela muy mal en toda Venezuela

No saben más que agraviar su accionar. No se les ocurre cambiar ni dejar de falsear. No entienden cuál es su verdaderamente democrática responsabilidad. No intentan cohabitar pacíficamente y NO han atenuado su violencia antisocial. A estos 5 negativismos los acompañan los ultras con toda su alma, juran y perjuran asegurando que NO les va mal porque gozan de apabullante política comunicacional, sin embargo toda esa parafernalia los descorazona a la hora de los votos. Entonces se consuelan aceptando resultados del Consejo Nacional Electoral donde ganan y rechazando los conteos donde son vencidos, evidente oposición muy vulnerable.

Bagatela es cosa o asunto de poco o ningún valor, insignificante o de escasa importancia, una acepción que en política es fatal para remontar la cuesta y posesionar de nuevo un convencimiento perdido. Al arribar el Siglo XXI nos afectó la pandemia cambiando cualquier perspectiva, mucho peor si se desatiende o se descubre a quienes nada cambian a tiempo en su desempeño errático, apabullante de publicidad noticiosa y de opinión, proclamando lo que sea y escondiendo que en Venezuela hay ahora severos castigos legales por la Fiscalía General a los corruptos de lado y lado.

Todo aspecto disparatado e ilegal al conducirse cobra dividendos extremos en el aumento de la incredulidad política, el desencanto opositor disociado fomenta la abstención, la desatención asciende perjudicando intentos de conducir lo prometido, resultados obtenidos por quienes llenos de arrogancia acusan al presidente de "simple chofer", políticos formados y conocidos que a la hora de la verdad son pésimos "conductores" de la oposición, aumentando la desesperanza en sus simpatizantes.

En el lado oficial y con la ventaja del poder obtenido por los votos, se notan más beneficios y oportunidades. Reactivación de los CLAP a la que responden los opositores con frases que los nutren diciendo "me las merezco, soy venezolano y tu sabes lo fuñida que está la vaina", argumento desafiante dicho durante la espera a las respectivas entregas de las bolsas. En honor a la verdad no encuentran disimulan sus caras amarradas y sus amenazas, odian a la izquierda y lo manifiestan, lo que no me extraña conociendo la derecha mundial y el pensamiento delincuencial en Venezuela por políticos aliados con grupos narcos colombianos.

Los aun partidarios de la delincuencia política venezolana organizada, deben saber que los precios mundiales del petróleo podrían alcanzar unos estratosféricos 380 dólares por barril si Rusia reduce la producción de crudo como respuesta a las sanciones de EEUU y Europa, advertencia de JPMorgan citada por Bloomberg no por Putin ni por venezolanos. Los poderosos del G 7 se reúnen prometiendo estudiar límites al precio de la gasolina en naciones con gobiernos demócrata representativos, para mi análisis, gobernados por miserables anti pueblo, acuciados y obligados a reconocer su desmadre en economía.

Si esto fuese poco, en EE UU más de siete de cada diez estadounidenses no quieren que el presidente Joe Biden se presente a la reelección, lo revela una encuesta divulgada por el Centro de Harvard para Estudios Políticos Estadounidenses "Harris Poll", solo 20% de los encuestados cree que debería ir a un segundo mandato y dentro de ese 71% que sugiere a Biden abandonar su cargo al finalizar su mandato, casi la mitad, el 45% argumentó que es porque lo considera un mal presidente. Se comprueba que los mortifica haberse convertido en bagatela.

En el propio Partido Demócrata al que pertenece Biden, tan solo 30% de los votantes registrados dijeron a los encuestadores que lo apoyarían para ser de nuevo candidato presidencial, es el declive de quien se ha manifestado proclive a acabar con Venezuela y nuestra revolución bolivariana socialista. Vida en paz a todas luces observable sin miedo y juiciosamente manejada la revolución, sabemos que la están pagando los piratas politiqueros que nos han sancionado de manera írrita, padeciendo el boomerang a sus desaforadas medidas coercitivas para perjudicarnos. Sin que nos alegre el despelote mundial, va el grito revolucionario popular de nuestra lealtad, VENCEREMOS.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 370 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: