A propósito de las confesiones del Mark Esper, Secretario de Defensa del gobierno de Trump

Juan Guaidó y compañía. Agentes de la política imperial de los Estados Unidos hacia Venezuela

Juan Guaidó y compañía. Agentes de la política imperial de los Estados Unidos hacia Venezuela

A propósito de las confesiones del Mark Esper, Secretario de Defensa del gobierno de Trump

El ex-Secretario de Defensa de los Estados Unidos en el gobierno de Donald Trump, Mark T. Sper, ha revelado recientemente en su libro de memorias sobre esta experiencia[1] que el propio presidente norteamericano le propuso a una delegación de la oposición venezolana, integrada por Juan Guaidó, Julio Borges y Carlos Vecchio, con la cual se reunió en la Casa Blanca el 5 de febrero de 2020, la posibilidad de que fuerzas militares estadounidenses se "deshicieran" del presidente venezolano Nicolás Maduro. Según lo relatado por Sper, en esa reunión, además de la posibilidad de una "operación quirúrgica" para matar a Maduro, se discutió abiertamente el uso de fuerzas militares estadounidenses y/o venezolanas (estas últimas provenientes de los militares venezolanos que desertaron hacia Colombia entre 2019 y 2020) para ser usadas en un intento de derrocamiento violento del gobierno que encabeza Maduro.

La repuesta que dio Guaidó a esa propuesta de Trump, no puede ser más comprometedora e irresponsable, según el relato de Sper, quien participó en dicha reunión: "por supuesto nosotros siempre daremos la bienvenida a la ayuda de Estados Unidos".

En este punto nos detenemos para precisar mejor lo que se desprende de esta información que hace pública un altísimo funcionario militar (secretario de Defensa) del pasado gobierno de Donald Trump (2016-2020):

Una delegación principal de la oposición política venezolana, que se ha agrupado en años recientes en el llamado G-4 (partidos "mayoritarios" de la oposición derechista), se entrevista en la mismísima Casa Blanca con el presidente de los Estados Unidos (primera potencia económica y militar del mundo, e histórico imperio subyugador de los países latinoamericanos en el último siglo), para debatir cómo esa potencia imperial puede "ayudar" al derrocamiento violento del gobierno venezolano.

Como consecuencia de ese acto, de llegar a ejecutarse, el gobierno que los Estados Unidos instalaría en Venezuela no sería más que un títere de sus mandatos y sus intereses.

En esta reunión los líderes opositores renuncian a la soberanía y la autodeterminación del pueblo venezolano y solicitan a una potencia extranjera que derroque al gobierno en funciones y los "coloque" a ellos en la silla presidencial de Miraflores. ·

Esta solicitud de intervención no representa de modo alguno ni los intereses ni la voluntad del pueblo venezolano que, aunque rechaza muy mayoritariamente al gobierno autoritario de Maduro, tiene en la actualidad un rechazo mucho mayor a Juan Guaidó. Este se autodefine como "presidente legítimo", no porque la población venezolana los reconozca como tal, sino porque así lo ha decidido y reafirmado recientemente por boca de Biden, el gobierno de los Estados Unidos. No es el presidente de los y las venezolanas sino el representante de los intereses de los Estados Unidos en Venezuela en estos tiempos de intensos conflictos geopolíticos globales.

Algunas cifras de las más recientes encuestas nacionales de Datincorp[2] y Delphos[3] realizadas en el mes de mayo confirman esta afirmación.

A la pregunta: "¿A su criterio, quién de los siguientes diputados ha tenido un mejor desempeño?" en la encuesta de Datincorp 5,18% de los encuestados selecciona a Guaidó. A la pregunta: "¿Quién de los siguientes líderes políticos de Venezuela le genera mayor confianza para dirigir al país a partir de 2024?" Solo un 2% de los encuestados nombra a Juan Guaidó. Este respaldo es aún menor (1,5%) entre los estratos A y B, los de mayores ingresos, que constituyeron en algún momento sus principales fuentes de apoyo. A la pregunta de qué líder político "le genera mayor confianza para dirigir al país a partir de 2024?", entre quienes se identifican como de oposición, solo 5,4% seleccionan a Juan Guaidó. A la pregunta de con cuál partido se siente más identificado, solo un 2,34% de la muestra selecciona al partido de Guaidó, Voluntad Popular.

De acuerdo a la encuesta de Delphos, de realizarse unas elecciones primarias nacionales de la oposición, solo 6,3% de los entrevistados votaría por Juan Guaidó, ocupando de esta manera el quinto lugar entre todos los potenciales candidatos. Juan Guaidó es, entre todos los principales dirigentes de la oposición, quien tiene la imagen más desfavorable. (73,2%).

De acuerdo a esta misma encuesta, un poco más de la mitad de los consultados considera que la oposición "Solo están pendientes de su interés y no del de la mayoría de los venezolanos" o "Son iguales al gobierno, solo están pendientes de sus intereses y sus negocios".

Sobre la sanciones económicas impuestas al país por parte del gobierno de los Estados Unidos, la encuesta Datincorp pregunta: "Como ya debe saber, algunos venezolanos han pedido a los Estados Unidos el levantamiento de las sanciones económicas que impactan especialmente a la industria petrolera venezolana y a muchas empresas privadas del país. ¿Usted está de acuerdo con esa petición?"

Casi 70% de la población entrevistada (68,45%), quizás en reconocimiento de que estas sanciones violatorias del derecho internacional afectan mucho más a la población que al gobierno de Maduro, está de acuerdo con esa afirmación. El rechazo a las sanciones es básicamente constante a través de los diferentes sectores socio-económicos, y entre mujeres y hombres. Aun entre los entrevistados que se identifican con la oposición, una significativa mayoría está de acuerdo con el levantamiento de las sanciones. (62,3%). Es esto consistente con lo que han reflejado las encuestas en los últimos dos años. Una gran y sólida mayoría de la población venezolana no quiere ni salidas violentas, ni sanciones como forma de superar la profunda crisis que vive el país. Se aspira a salidas pacíficas, negociadas, electorales, constitucionales.

Este liderazgo opositor que se agrupa en torno a Guaidó, confirma su desconexión con el sentir de la población, exigiendo al gobierno de los Estados Unidos que no levante las sanciones.

Este liderazgo opositor reconocido por el gobierno de los Estados Unidos ha perdido la confianza con la cual una vez contó entre la población. A la pregunta de con cual bloque político se encuentra más identificado (chavismo, oposición, no alineados), el 62,27% de los encuestados afirma tener "ninguna confianza" en la oposición,

Ante esta realdad que tan sistemáticamente reflejan las encuestas, no es de extrañar ni el reiterado abstencionismo que ha impulsado este sector político durante los últimos años, ni las apelaciones a que venga el gobierno de los Estados Unidos a colocarlos en el poder, a pesar del rechazo muy mayoritario de la población a sus dirigentes, sus partidos y sus fracasadas políticas. No tienen otra posibilidad de acceder al poder.

Reivindicamos que los asuntos de la política interna venezolana debemos resolverlos los mismos venezolanos, de manera autónoma y soberana. Rechazamos cualquier posibilidad de que potencias extranjeras, sean de cualquier signo ideológico o se ubiquen en cualquiera de los bloques de la geopolítica mundial, pretendan intervenir y decidir sobre los asuntos internos de Venezuela.

Resaltamos que en lo particular, esta conducta de Juan Guaidó y demás líderes del llamado G-4, al recurrir ante el gobierno de los Estados Unidos para proponer que éste derroque al gobierno venezolano en funciones, constituye un gravísimo delito que los descalifica por completo como potenciales alternativas al gobierno de Maduro.

LA CRISIS VENEZOLANA LA DEBEMOS RESOLVER LOS Y LAS VENEZOLANOS(AS)

NO A LA INTERVENCIÓN DE POTENCIAS EXTRANJERAS EN LOS ASUNTOS INTERNOS DE VENEZUELA

Venezuela, 13 de junio de 2022.

Héctor Navarro, Esteban Emilio Mosonyi, Gustavo Márquez, Edgardo Lander, Santiago Arconada, Oly Millan, Ana Elisa Osorio, Roberto López, Juan Garcia

_____________________________________

[1]. Mark T. Sper, A Sacred Oath: Memoirs of a Secretary of Defense during Extraordinary Times HarperCollins Publishers, 10 de mayo 2022. (Un juramento sagrado: Memorias de un Secretario de Defensa durante tiempos extraordinarios)

[2]. Datincorp. Omnibús Nacional, Así piensan los venezolanos, mayo 2022.

[3]. Delphos. Estudio Nacional. Coyuntura política nacional, mayo 2022.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 696 veces.



Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución


Visite el perfil de Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: