El 1 x 10, un ataque a Diosdado

Diosdado se metió a hechicero sin conocer la hierba y, por supuesto, es una presa fácil del pranato. Por más que le puso fidelidad, no consiguió ser aceptado por la cúpula. Es que diosdado ignora la esencia del pranato que nos gobierna.

Una de las características del pranato es el miedo, el pánico al brillo en su entorno, esa luz resaltaría su mediocridad. Y el teniente tiene épica, tiene historia. Qué paradoja; ahora su participación el 4 de febrero le pesa en contra, en estos tiempos de olvido del Comandante Chávez. Otra característica del pranato es su rechazo a la organización política, sólo acepta una falsa "organización" individual, fragmentaria, que dependa de la repartición de sus dádivas. De esta forma establece una relación de obligación con el pran, es decir, no acepta organización sino lealtades lacayunas directas con el pran, "lo que el pran" diga. Hay otras características, aunque con estas es suficiente para entender el 1x10.

El 1x10 es el reconocimiento de la paralización, la destrucción, del Estado y del psuv del madurismo, su desconexión orgánica con la masa, con la población. Esta fórmula es un intento, infructuoso, desesperado, de sustituir lo que ellos han destruido

El uno por diez, como fórmula desorganizadora del psuv, surge de la necesidad ideológica del madurismo de minar la organización política que dejó Chávez, el PSUV: ya ese partido había recibido varios ataques, con la plataforma patria, con los efímeros movimientos paralelos, como aquel de delcy. Y, ahora, el 1x10 funciona en la práctica, tan bien, como una manera importante, de debilitar a diosdao, dejarlo sin piso.

La lucha interna en el madurismo se agudiza con la cercanía del fin que todos presienten. Las partes buscan acomodo para la etapa que viene. Diosdado debía ser neutralizado temprano, previendo una reacción tardía, en la hora de las definiciones. Diosdado ha ejercido como verdugo, agente del trabajo sucio del madurismo, es el promotor de la operación "tun tun", es una pieza emblemática del madurismo para ser negociado, mal paga el diablo. Allí, adentro del madurismo, la lucha interna es la batalla por sobrevivir al naufragio que los condena. Es una estampida final, la ceremonia de la derrota. Ahora, sólo les queda el arrepentimiento y el intento de buscar acomodo. Los oportunistas, que son la mayoría, buscarán una transición que les respete su impunidad, y los más cándidos pagarán las culpas. Triste final del madurismo. Puede ser, sólo quizá, que en esta nueva ad, que es el psuv de maduro y Diosdado, surja un nuevo MIR: es remoto, lo sabemos, hace falta un Domingo Alberto, un Saez Mérida. Pero la esperanza es lo último.

El Chavismo no puede dejarse arrastrar en esta debacle. Es fundamental que sus líderes actúen. Diferenciar claramente al madurismo del Chavismo, dejar claro que el madurismo se hunde por haberse apartado del legado de Chávez, haberlo traicionado. Y sobre todo que la masa entienda que el Chavismo no termina aquí, al contrario, tiene mucho que decir y hacer, ahora y en el futuro. El Chavismo forma parte del gran caudal de luchas de los pueblos por su redención, luchas que se remontan al inicio de nuestra nacionalidad con Bolívar, y siguen a lo largo de toda nuestra historia escribiendo páginas de heroísmo y entrega.

¡CHÁVEZ, CHAVISMO AUTÉNTICO!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1684 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor