Se crecen de una manera sorprendente

Probablemente usted ya lo ha notado y esto le resulte familiar

Viernes, 01 de abril de 20122. Probablemente usted ya lo ha notado y esto le resulte familiar.

Si usted está atento y ve con todos sus sentidos despiertos, alertas y en sintonía no dejará de sorprenderse ante los cambios que puede ir observando se desarrollan alrededor de su área de acción.

Dentro de todas esas cosas que vemos, no deja de llamarme la atención los cambios, las etapas que va experimentando el ser humano a través de su recorrido vital, las respuestas que genera, las mutaciones que transita, las transformaciones que padece, en una u otra dirección y las increíbles metamorfosis en las que va transitando.

Es un deleite observar como el ser humano se descubre, se desarrolla, evoluciona y crece ante las diversas circunstancias a las que lo somete esta experiencia que llamamos vida.

Vemos como gente que considerábamos del promedio, del montón, digamos, aunque suene pedante, nada especial, ante circunstancias límite adquieren una importancia excepcional para sus familias, para sus amigos y para sus comunidades.

Se crecen de una manera sorprendente.

La guerra, en todas sus modalidades, las enfermedades, las situaciones de peligro y hasta la rutina embrutecedora nos permiten observar esos cambios que vemos en nuestros semejantes.

Gente que se caracterizaba por ser tímidas y silentes, distraídas, algunas veces hasta indiferentes con el mundo, superficiales, con el paso del tiempo y las arremetidas de la realidad se transforman en verdaderos líderes y visionarios que adquieren un peso en sus comunidades que jamás hubiésemos sospechado podrían alcanzar.

Es grato ver esos cambios y si usted los ha observado, sabe de lo que le estoy hablando.

También existen, hay que decirlo, algunos que prometían un futuro vigoroso, evolucionan en otra dirección y no cumplen las expectativas que de ellos se tenían, pero eso es harina de otro costal.

En este caso nos referimos a los que podríamos llamar prospectos positivos, agentes de cambio orientados a mejorar el mundo en que vivimos y que debemos procurar identificar, cuidar y apoyar para que su aporte consiga respaldo y alcance metas que sumen hacia lo que podríamos llamar el bienestar general.

Cómo identificarlos, de que manera precisarlos es algo que requeriría de un manual de reconocimiento que realmente no sé si existe.

Usted los ha visto y puede que hasta los tenga cerca.

Estemos alertas y con mucho cuidado para no confundirnos en el proceso de reconocimiento de estos aliados tan necesarios en esta etapa de la historia que nos ha tocado vivir.

Adelante Venezuela y bienvenido abril.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 551 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: