Torpes excusas de una oposición ineficiente

Finalmente, ayer se llevó acabo el proceso para recabar firmas contra la continuación del período de gobierno del presidente de la República Bolivariana de Venezuela (y, finalmente, debe haber quedado aclarado de la misma manera, quién es realmente el presidente de la República). No deja, sin embargo, de extrañar las excusas actuales del sector opositor que solicitó el inicio del proceso constitucional de revocatoria del mandato presidencial. Es decir, sorprende que esos líderes opositores se quejen de que el proceso haya sido aprobado por las autoridades nacionales electorales y que se le haya dado urgencia a la convocatoria del mismo. Sorprende, pues es de no esperarse, que una oposición se queje por ello. Es decir, denuncian que les hayan prestado atención y que le hayan dado celeridad o urgencia a su solicitud. Sorprende, pues tienen, al menos, desde 2015 solicitando revocatoria del mandato del presidente. En 2016, intentaron nuevamente convocar el revocatorio. Desde 2019, han sometido a Venezuela al asedio imperial, para lograr revocar al presidente Maduro. Han acabado casi con el país y toda la economía y ahora denuncian que "no les han dado tiempo", que han tenido "poco tiempo" para su "campaña". Una campaña que podemos ver también a través de los medios internacionales y por todo los medios posibles; esta oposición ha hecho uso de medios legales e ilegales, democráticos y autoritarios, nacionales y antinacionales… ¿Y qué ha obtenido hasta ahora? Y sólo me referiré al proceso del día 26, sólo 42.421 expresiones de voluntad a favor del revocatorio; es decir, que en 12 horas que duró el proceso, sólo recabaron el equivalente a una centésima (0.01%) de lo necesario. Unos 3.535 respaldos por hora; un promedio de 1844 respaldos por entidad federal; unos 35 respaldos por máquina habilitada para que los electores expresaran su voluntad. A ese ritmo necesitarían aproximadamente TRES AÑOS para lograr la cifra de respaldo que requerían, para poder convocar el revocatorio al presidente. Y tres años han transcurrido desde que Juan Guaidó se autodesignó "presidente" de Venezuela, no para otra cosa que para acabar con el país y evitar -en su opinión- que "el gobierno acabe con Venezuela". Es decir, que estos tres años del "interinato" no han sido suficientes para lograr sus propósitos y que necesitarían otros tres años más al menos; pues cada año transcurrido les ha permitido recabar hasta ahora aproximadamente 14.140 voluntades favorables. Y cada año de interinato ha costado en nuestra opinión (no sólo costos directos, los indirectos son más importantes), al menos, 150 MIL MILLONES DE DÓLARES ESTADOUNIDENSES cada año repito. Una pelusa pues… Esta oposición es cualquier cosa menos barata o eficiente. El pueblo venezolano está pagando un alto precio por esta oposición. Venezuela requiere una oposición seria, responsable, democrática… ¡Diosito, haznos ese milagro!. Y, por favor, no te preocupes; nosotros no nos molestaremos, si le das un trato de urgencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 971 veces.



Rodolfo Magallanes

Profesor del Instituto de Estudios Políticos de la UCV

 magallanucv@gmail.com

Visite el perfil de Rodolfo Magallanes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: