Lo que diga Nicolás no funciona ¡El PSUV debe volver a Chávez!

Está a la vista, el PSUV se deteriora, disminuye su fuerza, se extingue cada día. Merma dramáticamente su militancia y se cae estrepitosamente su votación, al punto de que matemáticamente pierde cualquier elección con la derecha de oposición. La pregunta que todos deben hacerse es ¿cómo el partido de Chávez llegó a esta situación de agonía?

La respuesta debemos buscarla en la dirección de maduro, aplicaron la misma lógica de dirección de un sindicatillo de tercera, el pragmatismo estéril; desecharon la teoría, el pensamiento, la ideología del Comandante Chávez, y pretendieron resolver los problemas del país a la macha, aplastando la disidencia, amordazando el partido, con el absurdo de "lo que diga nicolás", acabaron con la discusión interna, esencia de la inteligencia del partido, pasando por encima de cualquier ley, degradando a las instituciones.

El resultado de esta manera de pensar y actuar, prestigiando la táctica y olvidando la estrategia, produjo el desencanto de la población, el descrédito del gobierno embustero, y por supuesto la conversión del PSUV en un partido capitalista más, en una acción democrática. La experiencia de Barinas, más allá de los resultados, demuestra la cultura de la compra de conciencias, cambiar votos por bolsas, o neveras, en el mejor estilo adeco; usar las instituciones judiciales para sacar ventajas inmorales.

La conclusión es directa: el madurismo es fracaso rotundo, no sirve para gobernar y conduce al país, ahora en la fase de mengua de su poder, a territorios de barbarie. Y augura para el PSUV derrotas vergonzantes. La respuesta a esta situación de alta gravedad es clara: ¡es urgente volver a Chávez! El ejemplo, el pensamiento de Chávez, es la única manera de rescatar al partido y al país.

Lo más sano del PSUV debía convocar a un congreso ideológico de balance de la gestión de estos años, buscar responder la pregunta de Chávez: ¿dónde está el Socialismo? Sin excusas, viendo hacia adentro, hacia las bases teóricas de la gestión de gobierno, buscando las fallas, detectando errores. El partido debe regresar a ser un partido vigilante, garante de la marcha al Socialismo, rescatar su esencia revolucionaria, dejar de ser un partido de excusas de la mala gestión del madurismo.

Sólo esta "Revolución en la Revolución" puede salvar al partido, al proceso, al país; sólo devolviendo al partido su inteligencia, su capacidad de discusión, podremos vigorizar a todas las instancias de la sociedad, desde las bases hasta la dirección. Se debe volver a la consigna de Chávez: "Irreverencia en la discusión Lealtad en la Acción."

Si el PSUV se niega a este proceso de desintoxicación, si nadie es capaz de zafarse del cepo y asumir la tarea de sanar al partido, entonces, el futuro será nefasto, el partido languidecerá definitivamente, el país se enrumbará forzosamente hacia la barbarie en sus variadas formas, y los humildes pagarán con su sangre y sudor, con su vida, el bienestar de una elite de privilegiados. Tienen la palabra la dirección, pero también la militancia y asimismo los apartados por este proceso madurista de guillotinar a la disidencia.

¡CHÁVEZ, IRREVERENCIA!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 955 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor