Alerta pueblo con el acuerdo de salvación nacional MUD-PSUV

Recientemente el Sacerdote Jesuita (SJ) Luis Ugalde, un referente de la extrema derecha, quien fue rector de la UCAB, ente pensante o "tanque del pensamiento" de la reacción venezolana, ha escrito un artículo por "El Nacional", titulado "¿Votaciones Sin Sorpresas? https://www.elnacional.com/opinion/votaciones-sin-sorpresas/, en donde prácticamente traza la línea a la derecha en general y la ultra-derecha, en particular, de lo que se debe hacer para llegar al poder en Caracas e implementar la célebre "transición", palabrita mágica de los monetaristas a nivel mundial para impulsar el desmantelamiento de los muchos o pocos programas sociales que haya hecho cualquier gobierno, privatizarlo todo y conducirlo al "capitalismo salvaje", es decir, una verdadera involución social.

El Jesuita Ugalde, que hay que aclarar una confusión muy grande que existe entre la izquierda venezolana y no menos en la de América Latina y es que consideran a esta orden eclesiástica y de obediencia al Papa, como progresista y hasta hay algunos muy atrevidos y desubicados que dicen que son de "izquierda", absolutamente nada que ver, lo que pasa que dentro del ministerio de esta orden esta como lo reza su documento fundacional, aprobado por el Papa Paulo III, en 1540, aparte de la "perfección evangélica", vaya usted a saber cómo se come esa cosa, está la de "el estudio a fondo de idiomas, disciplinas sagradas y profanas"; esa disciplina "profana" de 1540, es lo que hoy se conoce como ciencia e investigación; cosa que hace a los miembros de esa orden ser unos verdaderos intelectuales lo que les permiten adaptarse a cualquier escenario cual lo hace el camaleón.

EL ACUERDO DE SALVACION NACIONAL ES UN NUEVO PACTO DE PUNTOFIJO MUD-PSUV, QUE SE DEBE COCINAR EN MÉXICO.

El Padre Jesuita, Luis Ugalde, cual Maquiavelo aconsejando a los príncipes de los Médicis en Florencia; les da unos consejitos, más que todo unos lineamientos de lo que debe hacer Guaidó, que se resume en "Un Acuerdo de Salvación Nacional". Ojo, ya no es "un gobierno de salvación nacional" que era algo impuesto por medio de un golpe de estado o una invasión mercenaria o de los marines, ahora es "un acuerdo" de salvación nacional; y saben ustedes con quien es este acuerdo de salvación nacional, precisamente con el PSUV de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello.

Dice Ugalde, en palabras más o palabras menos, que Guaidó, a quien reconoce como presidente "encargado" y lo justifica mencionando el artículo 233 de la CRBV, referente al supuesto presidente interino, figura que no existe, ya que las faltas presidenciales las asume el o la vice-presidente-a.

Continúa Ugalde "aconsejando" a Guaidó y le dice que se separe de Voluntad Popular y sin disciplina partidista convoque a grandes consensos entre ellos un gran frente anti-chavista, en donde está incluido obviamente el pueblo, los que sufren en carne viva la dolarización y la hiperinflación y el salario de hambre "0", impuesto por el paquetazo de shock de Maduro, disfrazado de "plan de la patria"; a este gran sector, definitivo y decisivo en la vida nacional, es a quien va dirigido este articulo, como veremos más adelante.

En la continuidad de sus recomendaciones Ugalde, le dice al "Medici criollo" que se debe incluir en el acuerdo a los militares y agrega en su "misión democrática", sin ellos no se puede lograr nada, es decir, las malas mañas golpistas nunca cesan; pero aquí viene lo más importante y la esencia del acuerdo es lograrlo con quienes, y lo dice muy filosóficamente, "…todavía tienen el monopolio de la fuerza dictatorial…"; obviamente que está refiriéndose a Maduro-Diosdado y el PSUV; y lo respalda diciendo: "…las transiciones se acuerdan entre gente del gobierno de facto con poder y la oposición democrática" y refuerza esta tesis con ejemplos internacionales, en donde coloca a Chile, España, Polonia, Checoslovaquia.

Indiscutiblemente que Ugalde se refiere a la resurrección del tristemente célebre pacto de punto fijo de 1958, anti-comunista, anti-izquierdista dentro de los lineamientos de la guerra fría, ese acuerdo de salvación nacional es un pacto de cohabitación-entrega entre la MUD y el PSUV.

Y para que no quede duda sobre los factores que componen el "acuerdo", MUD-PSUV, remata Ugalde en su vocación de ser como Maquiavelo, la forma de hacerlo, el cómo hacerlo o lograrlo, y dice: "Por eso hay que activar la negociación de México, facilitada y asistida de lado y lado por países de peso mundial, para lograr la salida de la cárcel a la democracia y la reconstrucción.". Es decir, que el acuerdo se salvación nacional o el nuevo pacto de punto fijo, se sellará en México, siendo esta la guinda de la torta.

EL PUEBLO VENEZOLANO DEBE TENER VOZ PROPIA Y EXIGIR, PRIMERO QUE TODO, SUS PRIORIDADES. SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO.

Ya es hora que nosotros quienes integramos el pueblo, trabajadores activos y desempleados, amas de casa, trabajadores del campo y pescadores, profesionales y técnicos, estudiantes, trabajadores de la economía social, hayamos internalizado: 1.- Que no se debe dar ningún "cheque en blanco" a ningún caudillo o mesías o aun cogollo, llevamos 60 años siendo birlados, 40 por la democracia burguesa, gobierno de elites, de "cogollos", una aristocracia, mas 20 años de traición chavista, que había que restarle los 8 primeros años (1999-2008), cuando empezó la desviación y prevaricación, aun con Chávez en el gobierno y peor aun ha sido con Maduro desde el 2013. Y 2.- Que el mismo pueblo debe involucrarse en política y tomar las riendas del gobierno, que ya sería un auto-gobierno, que ello es tan importante como la alimentación, la salud, ya que ejerciendo el auto-gobierno es que podemos lograr muchas cosas, en nuestro beneficio, no solamente para nosotros mismos y nuestra familia directa sino para la comunidad, el barrio primero y luego la ciudad y el mundo como seria buenos servicios públicos que redundan en nuestra calidad de vida, buena educación, buena salud, buenos esparcimientos, etc., y algo muy importante y vital, que el pueblo tome el control de la economía, la producción, solo así habrá "arepas para todos", solo nosotros debemos hacerlo, nadie lo va a hacer por nosotros, nosotros mismos somos quienes tenemos que hacerlo, de lo contrario seguiremos sufriendo las mismas decepciones, desilusiones y sufrimientos de los últimos 60 años, porque solo el pueblo salva, al pueblo o "La Liberación del Pueblo, es Obra del Pueblo Mismo.

Como se manifestaría esa autonomía de trabajadores, agrarios, intelectuales, amas de casas y estudiantes; que desde ya, desde México se debe firmar en el susodicho "acuerdo de salvación nacional", ya descrito o de lo contrario no habrá apoyo ni para el referéndum ni para ningún candidato de la derecha ni el chavismo; si el pueblo va al referéndum debe hacerlo separado de la derecha y con voz propia levantando siempre la consigna de salario mínimo, en base a la canasta básica, revisable mes a mes, volver al salario mínimo del año 2014, que era uno de los más alto de latino-américa US$ 450, control de precios en base a una lista en donde se incluya artículos de primera y segunda necesidad no solo comestibles; restablecimiento y mejora de todos los servicios público y su subsidio o coste que no pase del 2% del salario mínimo, incluido el transporte público y mejoramiento, prácticamente rehacer la infraestructura del país e impulsar un plan de producción agro-industrial buscando el desarrollo endógeno y la auto manutención nacional, que era el fin del "plan de la patria", adulterado por Maduro e igualmente un plan de infraestructura nacional.

Esta consigna con los petitorios básicos anteriores, debe lograrse en México, como parte de los acuerdos y el candidato que indiscutiblemente será el nuevo presidente del país, producto de la revocatoria de Maduro, lo debe blandir como su programa de gobierno, si no es un candidato surgido del propio pueblo.

En las primeras de cambio, así como Maduro pide que para los diálogos de México se anexen la alianza democrática "la mesita", que no era tan mesita por cierto, se incorporen individualidades progresistas me atrevo a mencionar a Edgardo Lander, Santiago Arconada, Luis Toro Fuenmayor y sindicalistas y militares que están presos como el petrolero Eudis Girot y el General Miguel Ángel Rodríguez Torres.

SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 624 veces.



Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: