Marx nunca imagino que la Nueva Izquierda destrozaría sus teorías del capital

Asidero

 

El suelo de Alemania se removió entre 1842 al 1845, porque los escritos de Marx se movieron hacia el fetichismo y la divinización. El Marx de la juventud y, el de la madurez no tenían mucha diferencia. El primer momento de la dialéctica profética, es decir, la negación de la divinidad del ídolo es llevarnos a entender que la burocracia se afirma a sí misma, como la realización sacral irrebasable de un orden socialista efectuado, sin poder y, ya encontrar en ninguna exterioridad el punto de apoyo de su propia critica. En América Latina, ya el movimiento marxista es de élites y no del pueblo creativo, constituyéndose en un misticismo y simbolismo religioso.

Marx se levanta y enfrenta al hecho de un sistema ya divinizado, ya idolátrico, a una religión europeizada y totalizada que ya ha negado al Dios otro, alterativo y escatológico. Los ciudadanos solo piensan en la religión de la cristiandad europea, sea católica, cristiana luterana o calvinista. La religión en la que piensa Marx es, de hecho, la organizada desde la divinización del cogito europeo, (Spinoza), del Estado individualista burgués, (Hegel).

Así que Karl Marx se levanta para negar esa divinización fetichista, idolátrica que ha traído criticas al orden económico para posesionarse del trabajador y esclavizarlo y despojarlo de sus riquezas naturales porque los comunistas son aburguesados capitalistas que expresan, "El dinero es la verdadera fuerza creadora". En este sentido, el hombre que se dice socialista, ya se encuentra advertido. Es un esquema ya dado, por ello, acude siempre a los textos que definen el capital, el cual es una manera de fetichismo porque maneja sutilezas metafísicas para explotar al hombre y quitarle sus riquezas. Esto, es muy claro, el salario en Venezuela se encuentra en 7 bolívares y un sueldo promedio se encuentra en unos 14- 21 bolívares.

Puede entonces verse la afirmación del pobre en pobre y, el rico en millonario.

Lo del dinero, le dicen socialización.

Marx, enfatiza que la realización del hombre se efectúa en la praxis. Esta se manifiesta en la privatización de bienes que el obispado santifica. Estando estas riquezas en unos pocos que la santifica en los altares. Ahora, en América Latina el ethos popular acumula para sí, el originario histórico.

Ya no es el indígena que es explotado, el hombre actual desde una visión antropológica se encuentra humillado como explotado ya que devenga salarios de hambre. La afirmación del pobre viene dada por un sistema religioso que lo llama a una esperanza del diezmo y ofrenda que tiene un carácter ideológico.

La religión es, entonces la protesta contra la miseria real y tiene un nivel supraestatal en sentido cierto. Entonces, la religión tiene un nivel histórico de acompañamiento con Hernán Cortés, Cristóbal Colón.

El suicidio de los indígenas y su aniquilamiento era parte de un orden económico, es economía llevado a un plano revolucionario y litúrgico... El revolucionario que es religioso se plantea un acto de culto con el Nuevo Orden Económico histórico en su cuarta etapa. Es una potencia movilizante de la infraestructura futura con signos de una apertura y condición posibilitante de mayor creatividad política y económica en el trabajo y servicio.

De modo que, a lo largo de la historia de las revoluciones, es difícil residir entre el movimiento popular que dio al traste con las monarquías en el pasado y sus símbolos y, acabó incluso con la vida de sus mantenedores. Ojalá que Venezuela no les haya regalado las casas ostentosas a los pudientes socialistas de España.

Es una trágica realidad: Vacunas, pandemias, socialistas burgueses y multimillonarios, la clase aristocrática ejerciendo funciones administrativas del Capital desde sus centros de desarrollo por encima de un Estado Revolucionario. Es muy simple, somos neoliberales y capitalistas. Las teorías de Karl Marx al hoyo.

La diferenciación social se nota, estamos a ciegas ante los aristócratas que ya dieron orden de eliminar las FANB, comenzando con la Guardia del Pueblo y por allí se va la costura. Esto viene desde los tiempos de CAP y Omar Torrijos, presidente de Panamá. Los privilegiados están exentos de tributos, cada vez más exorbitantes para el pueblo y, un ejemplo son los Cabildos que colocaron el derecho inmobiliario a precio de Petro.

Es cruel el gobierno con el pueblo mismo, ya ver a Chávez en el Mazo Dando se constituye en una burla para el sentimiento nacional.

Insisto, Marx exponía la explotación del hombre por el hombre y presuponía la existencia de la propiedad privada sobre los medios de producción y que es ésta la que da vida aquella producción. En realidad, su obra El Capital más que un Manifiesto fundamentaba el mundo dividido entre obreros y capitalistas y ya vemos que, Venezuela es ya en estos últimos años un gobierno de burócratas, capitalistas, aristócratas y burgueses y que tanto oposición como gobierno representaban una sola verdad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 579 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: