La derecha de la izquierda

La prepotencia y el poder, secuestraron los medios de comunicación; se apoderaron del adoctrinamiento en el mundo; ahora cambian cánones morales y con formas superficiales de vida, imponen el nuevo orden mundial; dónde el distanciamiento del covid es el plan para evitar la unidad colectiva, como permanencia de la especie.

Ya moldearon, apoyado con las redes a un nuevo ser; utilizan la tecnología como herramienta, para alienar el ser nuevo que conciben; ponen gringolas y limitan su mirada a un aparato celular; deteriorando el pensamiento; idiotizan para inocular mensajes deformados y el sentido crítico esté al servicio de esperpentos que los preparan para su fin.

Esto nos lleva a preguntar ¿Cómo nos escaparemos de este infierno? ¿Habrá alguna esperanza distinta a la impuesta? ¿Están aptos los líderes que imponen la política? ¿O el daño es tan profundo, que no es posible reaccionar? Si acaso hay un plan oculto para no perderlo todo ¿Quienes darán el primer paso, para empezar de nuevo? ¿O acaso no tenemos más alternativa?
Me niego a no tener repuesta a estás interrogantes.

Hoy por longevidad cargo una experiencia de batallas, con sembrados dejados en el camino defendiendo los espacios conquistado y me niego a rendirme, ahora cuando está en juego el destino de generaciones futuras.

La alienación que imponen es tan macabra; que nos están obligando a devorarnos entre si, sin importar los daño colaterales, ni el futuro de una generación indefensa ante la intensidad del ataque de un imperio criminal.

Ya los idiotizados se dan el lujo de aceptar como normal una clase que se rindió a los designios imperiales y los zombis promueven el logro con normalidad.

Estamos tocando fondo, con las imposiciones que salen de un liderazgo improvisado de política revolucionaria y apoyados por semejantes, dónde la inmediatez es el aval aceptado por sus seguidores.

Hay otra parte que se niega y sabe, que estamos aún vivos y mientras eso suceda el último aliento será para el aliento socialista, es el sistema que más se asemeja a lo posible de una existencia digna de los que: aún estamos convencidos que, PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 639 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor