Juegos macabros


No me voy a referir a las películas que tanta audiencia tuvieron en las pantallas de televisión. He tomado prestado su título para referirme a la actual situación de la política venezolana, haciendo énfasis en los partidos políticos opositores ya que el partido de gobierno jugó con pocas bajas, entre ellas la de Erika Farías, alcaldesa de Libertador, Caracas y el gobernador de Aragua quienes ante la derrota política optaron por abandonar sus cargos.

Comenzaré por señalar la posición del Partido MUD, quienes ofrecieron a los partidos y sectores de la Sociedad Civil opositora la tarjeta de la manito siempre y cuando hubiesen logrado la tan anhela UNIDAD. Tal ofrecimiento no fue suficiente para lograr el efecto deseado, por el contrario, las posiciones ultra radicales de algunos partidos del Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL), haciendo caso omiso del llamado sincero de la MUD, optaron por multiplicar candidaturas a gobernadores en algunos estados, en otros, sencillamente, se resistieron al llamado. En cuanto a los candidatos a las diferentes alcaldías del país es peor aún, cientos de candidatos aprovecharon las “bondades” del Gobierno de repartir tarjetas a diestra y siniestra, cual carnaval electoral.

Ahora nos encontramos en presencia del gran “negoción”, “si tengo una tarjeta te la cambio por una curul municipal”, vaya tal despropósito, y lo peor es que en esa propuesta vaga, no tienen un solo militante que los apoye. Y como el gobierno si sabe jugar ya que permitieron una prórroga en el CNE para inscribir candidatos con el único propósito de dejar pasar el tiempo, el cual será descontado a la oposición para combatir a su peor enemigo, la ¡ABSTENCIÓN! En Carabobo, las cosas no son distintas, fundamentalmente en torno a las candidaturas a las alcaldías. Rubén Pérez Silva, candidato a la gobernación por la Alianza Lápiz-Puente, tomó la iniciativa de conversar con los otros candidatos, Enzo Scarano, Julio Castillo, Armando Amengual y Roberto Vernet, con el propósito de acordarse en torno al método para la selección del candidato único, donde ellos y sólo ellos decidirían el camino a tomar. Una vez acordada la iniciativa, por esas cosas de la política no se concretó nada.

Ahora, Enzo Scarano ha tomado la iniciativa de las conversaciones bilaterales con el resto de los candidatos, y no nos queda más que desear que en pocas horas se concreten acuerdos. No corre igual suerte la situación en las alcaldías, ya que factores de la oposición optaron por repartirse, si, REPARTIRSE las 14 alcaldías de Carabobo sin considerar a la gama de partidos del FAVL y mucho menos a los liderazgos locales independientes, política absurda, pero, hasta el momento continúan jugando su juego macabro, ya que desgraciadamente, las alcaldías no cambiarán de manos y los responsables callarán. Cuidado y esas macabras políticas repercuten en la posibilidad de alcanzar la gobernación aunque se vaya con candidato único, pues, los “líderes” sólo lucharán por su opción a “su” alcaldía en medio de una trifulca constante entre ellos.

Ahora cada uno se siente fuerte, todo poderoso, único y seguro ganador, pues lo más importante es masajearse el ego y colocarse frente al espejo, sin percatarse del daño que le están haciendo al País y a la democracia. Y por si esto fuese poco, aún hay partidos “grandes” y “líderes” nacionales que NO se han pronunciado sobre su participación en las elecciones, pese a que mandaron a su militancia a inscribirse y hacen acuerdos con otras organizaciones a las sombras.

Tiempo para jugarretas no hay. Necesario es tomar una DECISIÓN la cual debe ser transmitida en alta, clara e inteligible voz a los ciudadanos venezolanos que no se chupan el dedo, tampoco son pendejos y mucho menos tontos útiles de nadie. Nos enfrentamos a un gobierno que “goza” del 80% de rechazo el cual está representado en Carabobo por Rafael Lacava, quien durante 3 años brilló por su ausencia, le quitó el trabajo a los alcaldes y sólo limpia por donde pasa la reina y ahora se dedicó a tapar huecos y a darle loas a Maduro.

Éste caballero, encantador de serpientes es perfectamente derrotable, si y sólo si Julio, Enzo, Rubén, Armando y Roberto deciden ya apoyar a quien ellos juzguen conveniente, en la seguridad que los carabobeños se lo agradecerán. Jesús Seguías, con justa razón apunta, “La oposición venezolana aún sigue en etapa de caos originado por el fracaso de estrategias fallidas. Le ha costado mucho rehacer el juego. Están en plena fase autodestructiva, divididos entre quienes quieren votar y quienes y quienes también quieren votar. ¿Usted no lo entiende? Yo tampoco”. Pues, déjame decirte amigo Jesús, que yo tampoco entiendo ese ¡JUEGO MACABRO!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 480 veces.



Ezequiel Aranguren


Visite el perfil de Ezequiel Aranguren para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ezequiel Aranguren

Ezequiel Aranguren

Más artículos de este autor