El misterio del barco iraní

Un misterioso barco iraní se acerca a Venezuela. Reseñan las agencias internacionales de noticias que el barco viene cargado de lanchas militares. El asunto se discute al más alto nivel, en el parlamento gringo. Y ante la delicada situación, el gobierno madurista, como siempre, se desentiende, le da la espalda. Veamos la noticia.

Washington (AFP)

Estados Unidos está preocupado por la presencia en el Atlántico de dos barcos iraníes que parecen cargados con armamento destinado a Venezuela, admitió este jueves el jefe del Pentágono, Lloyd Austin, aunque se mantuvo muy cauto sobre posibles planes para impedir ese traslado.

Varios medios de comunicación estadounidenses han publicado fotos satelitales en los últimos días que muestran a uno de los dos barcos iraníes, el Makran, cargado con media docena de lanchas rápidas similares a las utilizadas por la Guardia Revolucionaria en el Golfo, pero hasta ahora el Pentágono se ha negado a comentar sobre el tema.

"Se cree que estas embarcaciones portan armas para cumplir con un acuerdo que Irán y Venezuela hicieron hace un año", dijo el influyente senador demócrata Richard Blumenthal durante una audiencia con el secretario de Defensa ante el Comité de Fuerzas Armadas del Senado.

"El precedente de permitir que los barcos iraníes proporcionen armas a la región me causa una gran preocupación", agregó, antes de preguntarle a Austin si compartía su inquietud.

"Estoy muy preocupado por la proliferación de armas, cualquier tipo de armas, en nuestro vecindario", respondió Austin. "Así que comparto su preocupación".

Una posible entrega de armas iraníes a Venezuela sería una "provocación y se entendería como una amenaza para nuestros socios" en Latinoamérica y el Caribe, advirtió un alto funcionario estadounidense citado el miércoles por Politico.

"Nos reservamos el derecho de tomar las medidas oportunas, en coordinación con nuestros socios, para disuadir el tránsito o la entrega de dichas armas", agregó el funcionario, quien solicitó el anonimato.

Ante esta situación grave, el gobierno madurista se distrae con el show de las elecciones. El centro de la atención lo ocupan las peleas de mentiritas de diosdado contra el cne, las ridiculeces de la puja de los oportunistas por las candidaturas. Este barco nos recuerda la crisis de los misiles en Cuba, el Che relata aquel suceso y nos deja una enseñanza: “He vivido días magníficos y sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los días luminosos y tristes de la crisis del Caribe. Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días…”

Ahora, en Venezuela, se repite la historia como farsa, los misiles parecen ser unas modestas lanchas y los gobernantes están lejos del brillo de aquellos. Ahora el mundo, la onu, los líderes mundiales ven para otro lado, dejan correr la situación.

El misterioso barco se acerca, en tanto el silencio de los voceros del madurismo ilustra el desamparo de la nación, la pobreza de la política internacional, el desprecio de los gobernantes por el pueblo que merece estar informado de lo que pasa con este barco. El misterio del barco iraní será resuelto en negociaciones entre los grandes poderes mundiales, hablarán gringos y rusos, los chinos, y llegarán a acuerdos. Todo este misterio influirá en las negociaciones entre guaidoses y maduristas. Se acercan sorpresas, todo puede ser negociado, Diosdado el millonario, puede salir de escena por la puerta de atrás, o quizá, el teniente nos dé una sorpresa de picardía política y los desbancados sean otros. En cualquier caso, la cúpula madurista tiembla.

¡EL GOBIERNO TIENE LA OBLIGACIÓN DE INFORMAR!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1918 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: