Crítica ácida

Político mala fe ni un terremoto lo conmueve ¡comprobado!

Suelo utilizar en las “ácidas” el señalamiento de la mala fe que les agrada aplicar viejos y nuevos politiqueros, presuntamente exitosos a pesar de habérseles comprobado, ser fotografiados y filmados, en ladinas actitudes mafiosas. A falta de aptitud pensante se imponen con un vocabulario y actitud gestual desafiante. Traigo un ejemplo desgraciadamente de un paisano venezolano, hijo de venezolana y venezolano, nacido en Carabobo segunda generación descendiente de extranjeros.

Para el presente ese político no aparece como figura de relevancia, salvo en la lista de los peores y entre los más recientes ausentes de la opinión pública, enterrada la popularidad por su carácter deprimente y sus desplantes estridentes. El personaje de marras es el objetivo de esta “ácida”, luego de haber recibido uno de los insultos que me envían militantes y simpatizantes de la malhadada política nacional que en buena hora nos sacudimos en las elecciones de Diciembre 1998.

En los tantos detalles de su carrera política, supe que le reclamó a alguien que se graduó en su misma promoción de abogados, porque el compañero de estudios no tenía la intención de militar en la política, y él, que sería posterior vivián desaforado, bien casado y compartiendo ganancias exageradas de los contratos públicos de su suegro, le dijo al otro licenciado en leyes “la única forma de hacer real en este país es metiéndose a AD o COPEI”. En cuanto pudo dio inicio a la influenciocracia personal a cambio de aumentar sus ingresos.

Ascendió por votos a Diputado y no lo paró nadie, pero en el fondo la mala fe iba a perderlo por levantisco miccionando fuera del perol y atorado a la hora de la oportunidad máxima. Ocurrió en el 2016 cuando los adversarios de Chávez vencieron en elecciones para la Asamblea Nacional, y fue designado por consenso opositor a presidir el primer año en el Poder Legislativo, justo cuando un terremoto en tierra cercana a Venezuela, socavó su falsa formación, y una digna mujer le marcó su futura desazón.

Lo demás no lo inventa mi “mala fe”, es noticia dedicada al personaje y su conducta vulgar. Sucedió el terremoto del 16 de abril de 2016 de 7,8 en la escala Richter al noreste de Ecuador, que afectó las provincias: Esmeraldas, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Los Ríos y Santa Elena. La intensidad del sismo causó un desastre considerado el más destructivo en los últimos treinta años, pérdida de 671 vidas y miles de heridos, más una afectación profunda en lo social, la economía ecuatoriana y su medio ambiente.

El desadaptado se molestó porque Venezuela ayudó a hermanos ecuatorianos en catástrofe, la acción y la verborragia perdieron a Henry. La vicepresidenta del Congreso en Quito, Rosana Alvarado, al agradecer la cooperación con su país destruido afirmó “El mundo entero se ha solidarizado con Ecuador, y usted en un tweet @ramos allup ha fracasado como ser humano”. Mejor que nadie le dio en la madre al miserable que mandó a botar a Bolívar y Chávez del Parlamento, indicando airado “me desaparecen esa vaina, la foto de Chávez y el cuadro del Bolívar amulatado ese, dénselo a la viuda de Chávez o hagan lo que les dé la gana”.

Cinco años después dónde anda el septuagenario auto promocionador que se jactaba de poseer un motor chíiisimo…, y acercaba sus manos a la zona genital. A DIOS gracias esos negociantes politiqueros de oficio, van desapareciendo sin convicción y con urgente perjuicio a su salud, quizá causado el deterioro por mala fe anímica, la tensión arterial cobra desmanes y altanerías. Empero, no deseo mal al ex diputado, que siga viviendo DIOS mediante, para que continúe viendo la revolución bolivariana chavista socialista y antiimperialista triunfante.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 291 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: