El libro más reciente de Néstor Francia

Prefacio de "El Renacimiento Apocalíptico"

El término más frecuente que habita en las líneas que siguen es "civilización fracasada". Ya sabrá el lector la razón, si tiene la paciencia de transitar el texto. Es este término el gran protagonista, pues todo el desarrollo del planteamiento se concentra en comprobar el atroz diagnóstico. La propuesta transcurre entre dos grandes metáforas bíblicas: el Génesis y el Apocalipsis, el error original y la ineludible consecuencia.

En el abordaje temporal del tema he preferido las miradas antropológica y filosófica, aunque es inevitable la referencia permanente a lo económico, lo político, lo social y lo cultural. Ello porque nos decantamos por la perspectiva que presenta el científico español Eudald Carbonell, que define el caos que vivimos como "crisis de especie", a contrapelo de quienes plantean que el gran conflicto humano podría caracterizarse como una crisis sistémica del capitalismo.

En este recorrido emprendo vuelos sumarios sobre escenarios propios de la historia civilizatoria humana: la pérdida del Paraíso, el origen y el desarrollo de las utopías pos cristianas occidentales desde la del cristianismo mismo hasta la utopía marxista, diversas corrientes del pensamiento, con especial atención a lo epistemológico: escolásticos, renacentistas, positivistas, románticos, simbolistas, vanguardistas, marxistas. Enfrento en ese camino distintas teorías que se me antojan como distorsiones de la historia. Trato también de evidenciar los fiascos de las utopías y las ideologías mesiánicas, desde los albores humanos hasta el socialismo.

He dedicado reflexión a un tema que domina las preocupaciones del mundo al momento de pergeñar estas páginas: la pandemia del coronavirus COVID-19. Lo he hecho refiriéndolo, claro está, al interés temático general del volumen.

A menudo quienes se ocupan de la historia de la humanidad olvidan que somos una especie animal. De esa manera obvian que tenemos instintos, condicionamientos genéticos, pulsiones naturales que nos obligan a ciertos desarrollos. Yo trato de recordar ese hecho incontrastable para proponer que la mayoría de los males civilizatorios responden a imperativos instintivos de la especie.

En tal sentido, recorro orígenes universales de factores como la esclavitud, las diferencias de clase, la construcción de imperios y otros que nos han acompañado en los tiempos, espacios, sociedades y culturas de nuestra historia.

Abordo el carácter depredador, destructivo y autodestructivo de los humanos, y los hechos que nos han convertido finalmente en una especie en peligro de extinción.

Finalmente asomo una posibilidad, lo que concibo como la postrera estación y también la última esperanza de la civilización humana: el Apocalipsis, la gran catástrofe universal, el fin de los tiempos. Vinculo la posibilidad de sobrevivencia igualmente a la metáfora bíblica ¿Sobrevendrá, cuando estemos al borde del abismo, el renacimiento, la construcción del "Reino de Dios en la Tierra", sobre las cenizas de nuestro fracaso? ¿Qué será de nosotros cuando el destino nos alcance?

Néstor Francia, diciembre de 2020



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1801 veces.



Néstor Francia


Visite el perfil de Néstor Francia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Néstor Francia

Néstor Francia

Más artículos de este autor