Crítica ácida

Imposible ocultar

En acto de doble moral e hipocresía total, una mayoría de los congresistas de la Cámara de Representantes en EE UU, adelantó un proceso de enjuiciamiento contra el presidente saliente Donald Trump por "incitación a la insurrección", a sabiendas que tal decisión no va más allá del gesto politiquero, al que nos acostumbra el bipartidismo alternativo de la democracia representativa gringa, corrupta, intervencionista y miserable.

Los mismos que el 5 de febrero 2020 aplaudieron de pie a Juan Guaidó, su títere en Venezuela, un pelele escogido por el imperio dominante cual herramienta al intentar un golpe de estado el 30 de abril 2019, dicen defender la institucionalidad y la democracia, solo cuando se trata de su territorio, porque fuera de los USA patrocinan, organizan y apoyan derrocar gobiernos por la fuerza, la intervención, invasión o componendas parlamentarias.

Es la euforia montada por hacernos creer que saben hacer justicia, sorprendidos por los hechos el 6 de enero 2021 en Washington, nada menos que la toma popular del Poder Legislativo por personas de todo tipo, a quienes no pueden acusar de izquierdistas, chavistas, fidelistas, o pro bolivarianos del "dictador" venezolano, fabricado por la mediática internacional.

Se trata de una comiquita o "cartoon", a la que han respondido desde todas las direcciones del pueblo estadounidense expoliados por el salvajismo del capital, la bestialidad mercantilista, y el mundo de los ricos, ante la obvia discriminación social y racial de una democracia representativa que, en realidad, no sabe ni hacer elecciones creíbles.

Quienes hemos respaldado al socialismo décadas antes de Hugo Chávez, no estábamos equivocados, y no lo estamos, aunque se debe saber que el chip en la mentalidad de muchos venezolanos, sigue siendo un inconveniente para comprender que vivimos 4 décadas de falsa democracia representativa pitiyanqui de 1959 a 1999, calificada "la democracia modelo de América latina y el Caribe", por portarse bien con sus amos del norte.

Si le inquieta el por qué sufrimos los problemas de especulación con alimentos, medicinas, servicios de transporte y etcéteras, en el diario descaro de precios aumentados haciendo honor a la hiperinflación, pregúntese qué gobierno nacional apegado antes de 1999 a los mal llamados norteamericanos, sufrió ataques tan ruines para sancionarnos y desabastecernos, amén de bloquearnos y robarnos internacionalmente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1147 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: