Relanzar la Asamblea Nacional, en función del pueblo y la patria bolivariana

Es un tremendo logro del pueblo haber recuperado la Asamblea Nacional el 6 D. La victoria electoral chavista logra que el poder legislativo recupere su rol, como manda la Constitución bolivariana y servir a los intereses del país; dándole leyes, supervisar y auditar el manejo del poder Ejecutivo y nuevamente permitirá que la política se incorpore plenamente a la vida de las y los venezolanos. En realidad fue una elección-rescate del Parlamento, secuestrado por los apátridas.

La derecha opositora se adueñó cinco años del Poder Legislativo, lo vacío de contenido y lo amarro al plan destituyente guionado por la Casa Blanca de tumbar el gobierno del obrero Presidente desde la A.N., después que abrumadoramente fueron electos en la A.N en base a mentiras que confundieron a un sector del pueblo con el lema "la última cola", cuando fue ella que convirtió en una sola cola a Venezuela y puso a todo el mundo a sufrir para conseguir su harina pan, sus caraotas, su canilla, su arepa y después se lanzó a despotricar a Maduro, a los chavistas haciéndolos responsables del caos que ellos mismos crearon.

Las colas interminables y temerarias convencieron a muchos, incluso chavistas decepcionados que no lograban entender la estrategia golpista de la derecha opositora y los llevo a votar sus candidatos, a los mismos que los jodian, los de la MUD. Es de no creer que hayan sido tan vilmente engañados, votando a los mismos creadores, artífices del desabastecimiento y las colas ¡Erróneamente votaron a la contrarrevolución!

Este paso atrás de sectores del pueblo, los menos politizados, los menos comprometidos también se dio en Brasil permitiendo que Bolsonaro sea presidente. Fue tanta la euforia adeco-burguesa cuando entraron en 5 de enero de 2016 al Capitolio que ese mismo día el flamante presidente de la AN, el adeco Henry Ramos Allup ordeno bajar los cuadros de Chávez y del mismísimo Bolívar, prácticamente botándolos a la calle; y dijo tajantemente : "Maduro, en seis meses te vas de Miraflores".

CINCO AÑOS LLENOS DE TURBULENCIAS , BLOQUEOS Y SANCIONES!!!

Estos cinco años no fueron nada fácil con una A.N. instrumentada para operaciones destituyentes dirigidas desde la Casa Blanca y en medio de un teatro de operaciones verdaderamente temerario anunciando conflictos de calle muy peligrosos.

La derecha golpista controlaba la A.N aupada por los EEUU, la UE y el grupo de Lima, prácticamente en forma monolítica se disponía llevarse puesto al chavismo en su desesperado camino a Miraflores.

El chavismo ante esta situación peligrosa se replanteo el trabajo militante en las masas, apelar a su templanza como pueblo que junto a los Uniformes constituyen el acero de la Revolución, se las ingenio políticamente para encontrar un desvió a este nefasto papel de los jefes opositores adueñados del Parlamento, sintiéndose con el poder suficiente para dar la estocada final al gobierno chavista, y como sus alocadas actuaciones, al margen de lo Constitucional encontró el freno del TSJ que ilegalizo a la AN, pretendieron por fuera del país entrarle a Venezuela, inventando la "ayuda Humanitaria", autoproclamar payacescamente un gobierno interino y propiciar el calentamiento de las calles con guarimbas que daban candela a quien era sospechado de chavista; te ponían cruzando calles y avenidas guayas de acero descogotando motorizados, además incendiar y destruir edificios públicos, bienes del estado, hasta prender fuego escuelas, jardines con niños y niñas adentro. En medio de esta violencia protagonizada por los opositores, y pagas con sucio dinero gringo, dejo más de 120 muertos y miles de heridos. Por eso el Presidente Nicolás Maduro convoco el Primero de mayo de 2017 al poder originario que nace en votación directa con más de 8 millones de votos, la Asamblea Nacional Constituyente. Apoyado en ese poder renace la paz, la tranquilidad y el control de la situación terrorista propiciada por los opositores.

Estas elecciones condensan el enorme valor de mucha lucha, mucho esfuerzo, mucho sacrificio y mucha valentía, de un pueblo que ha decidido ser libre. En medio de bloqueos, sanciones, guerra a PDVSA, guerra a la gasolina, guerra a las redes eléctricas e interminables atentados en todo el territorio nacional e intentos de golpes de estado como el frustrado 30 de abril de 2019 de Leopoldo López y Juan Guaido con un grupo de oficiales, pretendiendo reeditar otro Carmonazo; como no pudieron tener éxito lanzaron desde Colombia la operación Gedeon, invadir con mercenarios gringos, agentes contratistas que trabajan al servicio de los EEUU, y agentes de la CIA, paramilitares entrenados en campamentos colombianos, ex GNB, o militares de bajos rangos, muy bien pagos. Intentaron entrarle al país por las costas del litoral central de la Guaira a detener a Maduro o asesinarlo; y otra vez el pueblo los derroto, con pescadores milicianos que desbaratando la operación criminal capturaron a la mayoría de mercenarios y entregados a las FANB.

EL ROJO ROJITO GRITO OTRA VEZ PATRIA BOLIVARIANA Y CHAVISTA!

Pretender quitar méritos al triunfo del Gran Polo Patriótico en estas elecciones y cuestionar la elección basada en datos de insuficiente participación electoral es seguir subestimando al bravo pueblo que se plantó con su voto en un claro sentido antimperialista. Es desconocer a las y los 4.277.926 que decididamente reafirmaron el compromiso con la Patria Bolivariana y Chavista, en un escenario totalmente adverso y complicado. Eso no quita la crítica de las masas chavistas a sus dirigentes, al propio Nicolás Maduro y de aquellos funcionarios del gobierno y PSUV que no se corresponden con el legado del Comandante. Esa masa batallando todos los días se enfrenta a los problemas, a la guerra económica imperialista, y mucho mas en los barrios cuando no llega las cajas de los CLAP o viene media vacía y falta de todo y no tiene la medicina, y la basura sigue ahí, el aseo no pasa y la mugre convive con lo habitantes.

No hay como resolver los innumerables problemas y se las arreglan con los Consejos Comunales porque los funcionarios no aparecen, la pobreza le queda grande, y tantas veces denunciados por el propio Chávez y tantas veces en los discursos del Presidente. Con todo, esos millones de personas fueron a votar y pusieron el cuerpo para decir que hay Patria, que hay chavismo y reafirmar su compromiso con la Revolución.

En las parlamentaria del 2015 el PSUV-GPP perdió por paliza, obtuvo 5.370.968 votos . En 5 años perdió 1 millón 300 mil votos; nadie puede ignorar y descubrir que hay mucha critica, demasiada critica del hombre y la mujer de a pie a la gestión gobernante. Pero el chavismo duro, la conciencia de la Revolución, tiene una mirada más abarcativa, entendiendo lo que está en juego y sabe que tiene que apoyar y sostener su Revolución, en peligro, accedida, agredida, aislada, que es justamente el origen de los problemas que vive Venezuela. Buscar explicaciones de la baja participación en factores exógenos y desconocer realidad cotidiana de una estructura social y sus problemas es irse por las ramas.

Independientemente de las críticas que son necesaria hacer, esta la lucha por la libertad, la soberanía y el convencimiento como pueblo que no claudicara jamás ante el gringo invasor, ante los apátridas locales que vienen por el Poder, por el territorio, por las riquezas de Venezuela. Por más que este pariendo para vivir todos los días no se cala los cantos de sirenas de los enemigos, que ya los conoce, los padeció y los padece. El chavismo es puro acero, pura rebelión, pura esperanza, pura fuerza y no va a ceder terreno a los escuálidos y sus falsas promesas. Esa es la Venezuela que voto el 6 D. No te confundas, hemano! Claro que un voto chavista se replegó, se arrecho y se quedó en su casa, y no fue a votar a la contra, ese sector prefirió castigar a sus dirigentes no yendo a votar!

Es entendible y respetable su posición de rechazo y castigo. Y seguramente no faltara en la pelea si fuera necesario.

Sin embargo el grueso de los que no fueron a votar es ese 40/50 % de gente que ocasionalmente vota chavismo o a los opositores, pero no tiene un compromiso con la política. La crisis tiene un correlato con esa clase media que disfruto mucho los primeros años de la Revolución cuando sobraban divisas, pero ahora que no entra un cobre la pasa muy mal, se angustia y condena al gobierno. En 2014 Venezuela anualmente por concepto petrolero recibía 53 mil millones de dólares y en la actualidad no llega a 5OO millones.

Mucha de esa gente, los ni ni, emigro del país. Los que no lo hicieron viven la crisis fuertemente y se han empobrecidos. Viven el día a día en medio de muchas dificultades. Ahí radica el número mayor de ausentes en la votación. No tiene que ver con la abstención que llamo el ultraísmo opositor: el guaidosismo, Corina Machado, Leopoldo López, Antonio Ledezma, Julio Borges, programados políticamente por los EEUU y embarcados en planes terroristas, desestabilizadores, golpistas, y tumba gobierno. Los abstenidos es por puro odio a lo mal que la están pasando y muchos de ellos expresan el odio natural de clase a los pobres, los humildes porque están asistidos por el estado y reciben todo tipo de ayuda para palear la crisis.

ES HORA DE CONSTRUIR UNA ALIANZA DEMOCRATICA EN BASE A LA CONSTITUCION BOLIVARIANA.

En esa situación haber ido a votar es un acto asombroso de valentía, coraje y decisión que no puede ser desconocido y valorado en la justa dimensión, porque la Asamblea Nacional que se instala el 5 de enero de 2021, va a tener que legislar pensando en esa gente, en esos problemas y dar salidas reales. Tiene que tratar la Ley Antibloqueo y las medidas que propician atraer capitales, nuevos acuerdos económicos que propician inversiones necesaria e imprescindibles para recuperar la producción y el comercio, y como ha declarado Nicolás Maduro no afectaran las empresas públicas, entre ellos a PDVSA. Nadie va a privatizar nada que justifican las riquezas del país. Seguramente se redimensionaran las empresas mixtas sin dañar ni negociar los derechos de los trabajadores. El chavismo va a tener mayoría absoluta pero necesariamente debe negociar y pactar con sectores de la oposición, que son pocos pero expresan a sectores económicos que tienen que ser atendidos y dinamizados. No se trata de un pacto de gobernabilidad de cúpulas, oposición-gobierno, como cree el PCV. Es recomponer el funcionamiento económico haciendo crecer los acuerdos productivos en el país, entre ellos el autoabastecimiento, la creación de empresas que produzcan bienes y servicios que Venezuela requiere. En ese camino el Frente Revolucionario-GPP- es la vanguardia y reaseguro del pueblo, es el representante y constructor del puro pueblo. El PCV no debe olvidar que por ahí pasa la Revolución, se desenvuelven las masas, activas y críticamente y volver a la alianza en el GPP, que inexplicablemente y mezquinamente rompió en las elecciones del 6 D. en base a consignas propagandísticas alejadas de la realidad que vive Venezuela bloqueada. Por ejemplo: "Que la crisis la pague la burguesía y no el pueblo", "Ni pacto ni conciliación, la salida es la Revolución". El Gallo Rojo no puede apartarse de sus verdaderos aliados si de Revolución se trata. Es imprescindible recuperar la economía en el país para recuperar los salarios y el poder adquisitivo del pueblo. La alianza bolivariana con Rusia, China, Irán y Cuba le da a Venezuela la cobertura, los recursos, los medios y la protección para profundizar acuerdos con otros países y entre ello profundizar el ALBA TCP y en la región ayudando a reactivar el UNASUR y el comercio regional, en el momento que hay una recuperación importante de la Patria Grande.

LOS ACUERDOS EN LA REGION CON LA IDEA DE VOLVER A LA PATRIA GRANDE

EEUU, con los países satélites, la UE., el Grupo DE Lima y la OEA están decididos contrarrestar el efecto positivo que produjo el 6 D. por la vía del acoso y la agresión a Venezuela. Sin embargo el logro electoral bolivariano ha generado nuevos aliados y posibilidades de romper totalmente el aislamiento que le ha impuesto los EEUU, incluso la nueva Administración de los EEUU está discutiendo el bloqueo y las sanciones impuestas por Trump a Venezuela. Seguramente activar la Asamblea Nacional el 5 de enero de 2021 va a dar nuevos elementos y puede desmontar las mentiras generadas por los medios hegemónicos en complicidad con el poder imperialista para justificar las miserables medidas a la patria de Bolívar. El mundo hasta puede ver que la Venezuela que no respeta los DDHH, que no respeta el estado de derecho, donde no funciona la democracia, es falso, creado con la única finalidad de tumbar el chavismo y apropiarse de sus riquezas, que son muchas, entre ellos, el petróleo.

Ha sido un enorme logro realizar estas elecciones legislativas, como lo establece la Constitución bolivariana y que participe un sector importante de partidos opositores. Fue construir un dialogo con fuerzas políticas que formaron parte de la MUD, y junto a la ultra derecha pretendieron tumbar el poder bolivariano. El chavismo entendió como prioritario la Mesa de Dialogo y de ese modo intentar aislar a los violentos, a la contrarrevolución manejada desde los EEUU donde Juan Guaido constituía el eje del proyecto desestabilizador y golpista.

De este modo se logró aislar el proyecto Trump-Guaido y encaminar una mesa dialoguista que trabajara en el parlamento junto al chavismo; sacar leyes, interpelar Ministros, propiciar auditorias, y fundamentalmente que los problemas del país se discutan políticamente dejando de lado la violencia, las guarimbas, las conspiraciones y la disidencia, constituya una parte del juego político que contribuya a la pacificación necesaria e imprescindible del país como política de Estado. Y de esa manera conectar Venezuela con la región y el mundo.

Ayudar a desenvolver esta nueva y significativa situación en Venezuela es también parte de la reconstrucción de la Patria Grande. Y nadie que se considere progre puede darse el lujo de mirar desde afuera o desde arriba. Como en los tiempos de Lula, de Néstor, de Chávez, Latinoamérica y el caribe es la patria de todos, como soñaron los libertadores.

En esta política abarcativa es dando y dando, es unir la región como imprescindible, porque lo requiere Venezuela, porque lo requiere Argentina, Bolivia, y todos los países. No es posible un desarrollo propio importante, en soledad, nos necesitamos inexorablemente.

PEDRO ALONSO


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 706 veces.



Pedro Alonso


Visite el perfil de Pedro Alonso para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: