Crítica ácida

Ahí viene la droga y quiere ser presidencial

Tarareo en el pensamiento la famosa composición “La Plaga” ideada y grabada en español en EE UU, por adolescentes mexicanos integrantes de “Los Teen Tops”. “La Plaga” sobrevive entre los rockeros del mundo y vino a mi memoria el tema de finales de los años 50 del siglo XX, al enterarme casi tres cuartos de siglo después que por “travesuras” descolocadas calculadas solo para hacer bulla, un venezolano de la politiquería anda por Colombia y obedece a parlamentarios y presidentes del narco estado vecino nuestro, objeto de investigaciones.

A los amiguis panitas colombianos de Leopoldo López y a él, podríamos parodiarles la letra del rock, cantando “Ahí viene la droga, le gusta bailar, Leopoldo está cocainando con políticos de aquel lugar”. La más reciente acción del politiquero López, lo coloca junto a colombianos corruptos, y de la categoría de un hermano de un presidente centroamericano pitiyanqui, comprometidos por lerdos en actos narco sospechosos.

Lo pensé al enterarme que el desesperado aspirante a candidato presidencial por la oposición de falsas salidas, y peor arribo a la meta, voló a la frontera colombo venezolana a hacerse propaganda desde la vecindad mafiosa, buscando ridiculizar la justicia que en su Caracas natal le dio casa por cárcel, y el huyó, pasando a ser prófugo ya que respondía acusaciones por presuntas “salidas” politiqueras, callejeras y terroristas, que enlutaron a numerosas familias venezolanas, y hay heridos con discapacidad de por vida.

La acción propagandística, y el viaje de Leopoldo a Cúcuta, fue ideado coincidiendo con la consulta por internet y con la misma miasma de escasa asistencia en Venezuela, promocionando supuestos “millones” de asistentes, para intentar tapar las elecciones del Domingo anterior 6D, y los resultados exitosos favorables al gobierno revolucionario socialista.

Y es que el tipo de marras, el verdadero jefe nacional del Juanito Alimaña Guaidó, se ha creído lo de nacer predestinado presidente de Venezuela, y presentarse como descendiente de Simón Bolívar en argumentos jamás comprobados. Este ex “niño bomba” ya pasadito de los cuarenta, cada vez se compromete peor con sus jefes, el chuquiduque porky y el alvarito.com de vuelos oficialmente admitidos a los carteles de la drogadicción.
Siempre erráticos no averiguaron dónde iba a viajar su lacayo precandidato en Venezuela, y apoyar sus sueños oníricos. El avión de siglas USA que trasladó de Bogotá a Cúcuta a Leopoldo López, pertenece a una compañía de Florida, que ha negociado venta y registro de aeronaves capturadas con cargamentos de cocaína.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1156 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: