Auto cerco mediático y fracaso electoral

Una de las estratagemas politiqueras más utilizadas por la derecha fascista, durante estos últimos veinte años, ha sido la denuncia –permanente- contra la Revolución Bolivariana, que según la cual, se les ha coartado su libertad de expresión. Lo absurdo de la denuncia, es que sus autores la realizan rodeados de micrófonos que difunden su denuncia por todo el planeta, en cuestión de segundos. Prácticamente, se encadenan en una sola voz, diciéndole al unísono, al mundo, que en Venezuela, no hay libertad de expresión. Esa, ha sido una estratagema que les ha dado resultados en el resto del mundo, con excepción de la propia Venezuela, que ha sido testigo, que más que "dictadura", en Venezuela lo que hay, es "un exceso de democracia", en palabras de Lula da Silva.

Las elecciones parlamentarias del venidero 06 de diciembre 2020, la elección número 25 en estos últimos 20 años, producto de la situación devenida por la pandemia por coronavirus, ha obligado a realizar una campaña en que las normas de seguridad personal para resguardar la salud y vida de los y las participantes, sean de obligatorio cumplimiento. Ha sido, una campaña neta y fundamentalmente, mediática. Y cuando hablamos de medios de comunicación, no nos referimos a los medios tradicionales: radio, tv y medios impresos, sino que el desarrollo tecnológico, ha expandido, dichos medios, a la internet y telefonía, medios que incluso, potencian a mayor número de usuarios y usuarias, la posibilidad de recibir un determinado mensaje político. Casi que pudiéramos afirmar, que el término "cerco mediático", ha perdido su razón de ser. Twitter, implementó cercos mediáticos contra los tuiteros y tuiteras que respondían a los mensajes fascistas de la derecha, muchísimas cuentas fueron cerradas por esa empresa trasnacional. La respuesta de las fuerzas patrióticas, contra esa campaña de cerco mediático de sus propietarios, les obligó a frenarla ante una contraofensiva patriótica que les denunció y promovió mediante el uso masivo de otras redes sociales a donde migraron. Twitter, retrocedió y perdió, ya que su ranking de atención pública bajó considerablemente, y hoy pasó a un lugar por debajo entre los cinco primeros, después de haber ocupado los primeros lugares. Es un hecho cierto, que las redes sociales, acaparan mayor atención de público, que los medios tradicionales. Para nadie es un secreto, como el imperialismo, ha ejecutado políticas de cambio de régimen o "revoluciones de colores", mediante el uso masivo del WhatsApp.

Un hecho cierto reciente, fue el caso del PCV y sus denuncias contra la aprobación de la Ley Antibloqueo, Elliot Abrams, les abrió todas las páginas de los medios de comunicación occidentales ("Libres" según ese nefasto personaje) para que denunciaran al "rrégimenn" de Nicolás Maduro. Algún día, conoceremos de los acuerdos entre ese nefasto personaje y el secretario general de dicha organización política, será cuestión de tiempo. Ahora, con motivo de la campaña electoral parlamentaria, esa misma tolda política, pretende presentarse como una víctima del "rrégimenn" de Maduro, quien le coarta su libertad de expresión y le priva de hacer campaña electoral. Casi que, solicitan al PSUV, que les haga la campaña electoral ante su incapacidad de hacerla con eficiencia. Se acostumbraron a hacer política a expensas del gran partido de masas, que es el PSUV. Y, una vez que intentaron dividir las fuerzas patrióticas para ellos intentar surgir como fuerza alternativa, chocan con la realidad cierta de su incapacidad creativa para hacer política en estos tiempos modernos, altamente mediatizados. Cero visibilidad en las redes sociales, les desespera y los lleva a presionar a VTV, ese medio público que según ellos, solo representa el dos por ciento de la teleaudiencia nacional y ahora le presionan para que les abra sus ventanas para proyectar sus mensajes, que viene a ser el mismo mensaje del imperialismo, para intentar dividir las fuerzas patrióticas. Protesta, por cierto, que tuvo amplísima difusión en infinidad de páginas web, todas bajo financiamiento de Elliot Abrams. "El cineasta y diputado, Carlos Aizpurúa, exigió respeto a la libertad de expresión, calificando como una irresponsabilidad el hecho que no se le permita al PCV expresar sus propuestas políticas…" esa denuncia, la recoge un medio privado como lo es Últimas Noticias, 27-11-2020. Ya quisieran, muchos candidatos y candidatas, aparecer en ese diario de amplia circulación nacional. Así, como quisieran poder contar con los espacios radiales, en medios comunitarios, con los que cuenta, esa tolda política.

Pedro Eusse, el mismito que se opuso a que el Comandante Chávez, aprobara la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, LOTTT, denunciaba, desde un medio de comunicación radial de la derecha, llamado Unión Radio, y entrevistado por Mari Pili Hernández, el pasado 01-12-2020, que: "…lamentablemente el PCV y sus candidatos estamos siendo víctimas de una cerco mediático realmente sorprendente para muchos porque no vivíamos esto desde los años 70". Es la misma estrategia imperialista de crear la percepción de que en Venezuela, lo que hay es una dictadura. Refuerzan así, lo afirmado en agosto de este año y expresado en un comunicado del Buró del Comité Central de esa tolda política, en el que alertaban a los partidos comunistas del mundo, sobre: "una peligrosa tendencia al ejercicio autoritario del poder que se está instaurando en sectores del gobierno nacional, con su efecto negativo en el ejercicio de las libertadores democráticas" (23 de agosto 2020, @PPTOficialve), denuncia, difundida –masivamente- por toda la mediática occidental. Sin embargo, esa tolda política dice padecer de un "cerco mediático". Repite, Eusse, el mismito mensaje de Donald Trump: "El dictador de Venezuela es una marioneta Cubana" (Discurso de Trump en la ONU, 24-08-2019), y que ahora repite, el presidente electo Joe Biden: "Maduro, a quien he conocido, es un dictador, así de sencillo" (06-10-2020). Curiosa afinidad declarativa, entre quien se ufana de ser un antiimperialista y la élite imperial. No obstante, afirman ser víctimas de un cerco informativo pero del gobierno de Maduro, sobre quien descargan su frustración ante fracaso que se les avecina. Se trata de una tolda política, cuyas propuestas al electorado nacional, no trascienden del "Maduro vete ya", coincidentes con las propuestas de la derecha tradicional, que ahora pretenden convertir esta elección parlamentaria en un plebiscito presidencial, reeditando viejos errores fracasados. Tal es, el nivel de odio que han acumulado en contra de la Revolución Bolivariana, y las consecuencias a pagar por tan maligna conducción partidista, serán funestas para esa tolda política histórica, que cedió su espacio de vieja izquierda.

En la primavera de 1925, Lenin, evaluaba la Nueva Política Económica como una retirada. El XI Congreso del PCURSS, aprobó la siguiente Resolución a propuesta del mismo Lenin: "El Congreso, constatando que el conjunto de medidas aplicadas y fijadas en el curso del último año comprenden las concesiones que el partido consideraba indispensable hacer al capitalismo de la economía privada, considera que en este sentido la retirada ha terminado." (Actas taquigráficas, pág. 143.) . Lenin, siempre optimista sobre el curso al socialismo de la Revolución Rusa, celebró esa retirada como un avance de lo que sería la victoria de la alianza obrero-campesina, lo estimaba como un simple eslabón del mecanismo general que los conduciría a la construcción del socialismo. Nuestro llamado es a las bases honestas del PCV, que disienten de esa retirada en el campo político del antiimperialismo, y que ha delineado su secretario general -en complicidad con el Buró del Comité Central- acusando al PSUV y las fuerzas del Gran Polo Patriótico "Simón Bolívar", antiguos aliados, de ser sus enemigos históricos, liberando de esa penalidad al imperialismo de EEUU. El pueblo venezolano, cobrará como suele hacerlo contra los traidores y traidoras de toda calaña, tan igual como lo hizo con el PCB, que traicionó la causa del Ché en Bolivia y le abandonó a la muerte en manos de la CIA. Pero, esa derrota que les espera, estimamos, que las bases honestas y patrióticas de esa tolda política, la asuman con el mismo optimismo que caracterizó la vida del gran Lenin, dijo: "Es menos peligroso sufrir una derrota que tener miedo a reconocerla, que tener miedo de sacar todas las consecuencias... No se debe tener miedo de confesar las propias derrotas. Hay que sacar de cada una, todas las enseñanzas que comporta. Si admitimos, que la confesión de una derrota, como el abandono de una posición, provoca entre los revolucionarios desmoralización y debilitamiento de la energía en la lucha, habrá que decir que tales revolucionarios no valen para nada... Nuestra postura, ha consistido y consistirá siempre en considerar las más graves derrotas con la mayor sangre fría, en aprender de ellas a modificar nuestra acción. He aquí la razón por la que hay que hablar francamente. Esto es interesante e importante, no solamente por la verdad teórica, sino también desde el punto de vista práctico. Jamás aprenderemos a abordar nuestras tareas de una forma nueva, si la experiencia de ayer no nos ha abierto los ojos sobre los errores de los antiguos métodos." (Lenin, Obras, Vol., XVIII, 1ª parte, pág. 396.). Y sepan, como deben saber, que desde las fuerzas de la Patria, tendrán una mano amiga que los recibirá en su arrepentimiento, como camaradas para continuar dando la batalla, juntos, por la construcción de la causa del Socialismo Bolivariano, proyectado por nuestro Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, quien seguramente en su nuevo plano de vida, críticamente, les dirá como dijo, Heine, a sus imitadores: "Sembré dragones y coseché pulgas"…

Caracas, 02-11-2020



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1800 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: