La Columna del Guerrillero

¿Porqué nace la alternativa popular revolucionaria (APR)?

Paola Vásquez compañera de la corriente marxista Lucha de Clase, movimiento integrante de la ALTERNATIVA POPULAR REVOLUCIONARIA j me hizo llegar este planteamiento razonando ¿por que nace la APR? Material de interes tanto para el resto de los partidos y movimientos que integran esta plataforma politica, así como para los sectores de la vida política Nacional que todavía no tienen claro las razones del porque nació esta ALTERNATIVA POPULAR REVOLUCIONARIA en medio de esta controversia electoral, además de sus fines y propositos, los cuales aparecen relacionados inteligentemente en este trabajo de la Camarada Paola Vázquez.

El Estado venezolano desde hace algunos años viene atravesando una crisis sin precedentes en la región, pero esto no ha sido a causa de la implantación del modelo socialista algo que jamás sucedió en Venezuela. Lo que ha entrado en crisis ha sido el capitalismo rentista criollo y el intento de regulación del mismo, que aunado a las sanciones económicas ilegalmente impuestas por los Estados Unidos, ha causado estragos en la nación. Esto es importante dejarlo claro, porque la derecha nacional e internacional, han querido ensuciar las banderas del socialismo y de la revolución a toda costa.

En el Golpe de Timón el mismo comandante Chávez como primer autocrítico del proceso revolucionario aseveró que en Venezuela seguía existiendo una economía capitalista, por lo que debíamos avanzar en la construcción de una economía socialista. También señaló que era necesario trascender el Estado burgués por un Estado comunal.

Sus planteamientos fueron muy claros: ¡hay que completar la revolución socialista!

Sin embargo, luego de la partida de Chávez, han sido mayores las dificultades a las que el pueblo trabajador nos hemos visto sometidos.

Si bien durante varios años, la vanguardia revolucionaria del pueblo venezolano ha sido comprensiva y hasta la fecha se mantiene firme en sus convicciones y principios revolucionarios, gracias a los acontecimientos derivados de la crisis política, económica y social, gran parte ella ha dado el salto cualitativo hacia una comprensión más aproximada de la compleja realidad nacional, que no solo se resume en las agresiones y sanciones imperialistas, sino que abarca las inconsistencias del discurso y el accionar político de la dirigencia gubernamental, que ha defraudado los intereses populares al entrar en negociaciones con la

derecha y el imperialismo, dando concesiones y permitiendo la usura, la especulación, la burocratización de las instituciones y la corrupción, mientras golpea los intereses de los trabajadores y sus salarios, en beneficio de la burguesía apátrida de este país.

Sin embargo, a pesar del engaño a las bases por parte la dirección burocrática de gobierno, el pueblo no ha cedido ante la derecha que jamás ha encarnado sus luchas y que no representa en absoluto un liderazgo político para los revolucionarios. Por el contrario, cada día se evidencia su decadencia y podredumbre, no sólo ante nosotros, sino ante sus propias bases que se encuentran defraudadas y asqueadas de su ineficiencia y escándalos de corrupción.

De esta manera, ante un escenario adverso a nivel nacional, y de profunda decepción y desmoralización popular, se ha concretado la creación de la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), una propuesta política que desde hace más de dos años la organización Lucha de Clases (sección Venezolana de la

Corriente Marxista Internacional) ha venido promoviendo, hecho del cual existen registros escritos que lo corroboran. Esta iniciativa logró cristalizarse en un momento difícil de la coyuntura nacional, marcado por la continuación de la inflación, el colapso generalizado de los servicios públicos, el incremento del malestar social, entre otros aspectos. Sin embargo, y a pesar de las dificultades la APR ha logrado integrar a diversas fuerzas políticas, como el Partido Comunista de Venezuela, la corriente revolucionaria de Rafael Uzcátegui antiguo secretario general del Partido Patria para Todos, Izquierda Unida, Somos Lina, Red Autónoma de Comuneros, MBR-200, La corriente revolucionaria de José Tomás Pinto antiguo secretario general del partido Tupamaros, entre otras organizaciones y movimientos sociales de base, que como Lucha de Clases han dado el paso para la construcción de un nuevo referente para la izquierda revolucionaria de Venezuela.

De esta manera, ante las profundas diferencias políticas existentes entre el ideario socialista que históricamente ha defendido la izquierda, y las medidas de ajuste económico, antiobreras y antipopulares que ha venido aplicando el gobierno, la APR ha nacido con el objetivo de referenciar las luchas de la clase obrera, campesina y demás sectores populares -las cuales han sido judicializadas, criminalizadas y reprimidas por la fuerza pública- y en defensa de las conquistas alcanzadas con el comandante Chávez, y que ahora nos han sido arrebatadas

casi en su totalidad.

Por esta razón, podemos afirmar que la APR ha sido fruto de la necesidad histórica de reagrupar a las fuerzas revolucionarias, para crear un referente político de izquierda de largo aliento, que mantenga limpias las banderas del socialismo, bajo claros principios antiimperialistas y de rechazo a cualquier tipo de injerencia extranjera.

La APR, como una alternativa para el pueblo trabajador, enfrenta toda clase de retos: la censura mediática, los atropellos, la difamación, así como las propias contradicciones que a lo interno de la misma deben sopesarse.

En este sentido, los revolucionarios consecuentes debemos velar porque en el espacio prive una genuina política que contemple la transformación socialista de la sociedad como horizonte estratégico, pero que parta de las necesidades inmediatas de las mayorías a las cuales nos debemos. Urge en lo inmediato la definición de un programa político unitario, que vaya al encuentro del pueblo trabajador ávido de respuestas.

Es necesario que la APR acompañe las diversas luchas sociales que en todo el país se vienen escenificando, para brindar dirección y coordinación a las mismas, en pro a la necesaria acumulación de fuerzas del pueblo y la creación de un factor subjetivo, que de verdad abra caminos hacia la superación revolucionaria de la crisis del capitalismo.

¡Revolución o nada!

¡Rescatemos las banderas del socialismo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1024 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: