Historia Viva

Resignificación de la transición

Desde que Hugo Chávez asumió el poder en 1998, en América Latina se inició un proceso de "resignificación política", un asunto que a lo interno de los pueblos suramericanos venía gestándose en tanto las imposiciones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, entre otros, presionaban para abonar a las arcas del sistema financiero capitalista mundial y su centro de poder en Washington y que hacía exponencial la clarísima contradicción entre los intereses del gran capital y las demandas sociales y económicas de inmensas masas pobres en una población general cuya cifra ronda los 600 millones de habitantes. Las oligarquías regionales aún sumándose o entregándose a las grandes corporaciones y a los designios del FMI ya no tenían, ni tienen máscaras que mostrar ni mentiras para soportar sus ofertas económicas o electorales.

Desde entonces, en el horizonte del siglo XXI se asomó Evo Morales en Bolivia, Rafael Correa en Ecuador, Néstor Kirchner en Argentina y Lula Da Silva en Brasil y por supuesto en Nicaragua, Cuba y Venezuela con Chávez, se levantaron y agitaron banderas bolivarianas, demostrando que otra realidad de justicia era posible.

La transición de la que hablaban estos líderes tocaba fondo en la tormenta crítica al capitalismo imperial, para remontar y elevar sus sociedades con propuestas y modelos políticos que resolviera la crisis, era y es la propuesta de transición al socialismo mediante esquemas políticos de inclusión social, participación y democratización de toda la vida social y económica. Una posibilidad que llegaron a probar los venezolanos con mucho entusiasmo dado los enormes recursos minero-petroleros, pero asediados por una rémora política oposicionista, tecnológica y burocrática. Cuba desde los años 60 y sin tener los recursos que dispuso Venezuela logró bandear el temporal del bloqueo criminal, la caída de la URRS y en medio de periodos especiales se elevó dignamente con su pueblo para enfrentar una crisis sanitaria como la pandemia porque junto a Venezuela había construido un fortalecido sistema sanitario poderoso con el acompañamiento de pueblos conscientes y formados para resistir.

Sin embargo y vista la pérdida de espacios geopolíticos en América Latina, los Estados Unidos y su gobierno se propuso una ofensiva para imponer su voluntad sin otros recursos que la amenaza militar, el chantaje, la extorsión, la injerencia, todas categorías criminales que clasifican a ese gobierno como un Estado delincuencial. Se impusieron golpes suaves y duros, asesinatos selectivos, confiscación de bienes de manera arbitraria y hasta piratería marítima como ocurrió con buques que transportaban combustible a Venezuela, para someter a sus antojos al pueblo venezolano. Nada de eso ha resultado hasta ahora. Todo lo contrario muchas empresas norteamericanas han perdido dinero y espacios para el comercio producto del bloqueo contra Venezuela, ésta a su vez viró su brújula comercial y financiera al mercado euroasiático, donde China, Rusia, Irán y la India despuntan para posicionar su producción industrial en esos más de 600 millones de seres humanos como mercado para su desarrollo con intercambios de productos tropicales para el consumo en Asia.

La derecha internacional y los intelectuales neoliberales europeos que observan el escenario de conflictividad contra Venezuela, han anclado en Colombia, con vista a esa frontera donde ahora se debaten conceptos y contenidos para aproximarse a un campo de batalla de ideas que los favorezca para ingresar en el imaginario no solo del pueblo venezolano sino del colombiano, ecuatoriano, boliviano, en fin de los pueblos del sur.

Así observamos que los términos "paz", "transición", "inclusión", "participación", "diálogo" son usados por astutas ONGs o voceros contaminados de odio de la derecha disfrazada de "ovejas" para ocultar sus entrañas de malignidad y combatir en los mismos términos los códigos que los bolivarianos desarrollaron desde las bases del pueblo en el continente. Ellos se dieron cuenta tardíamente que la Revolución Bolivariana no solo tenían instrumentos poderosos de la simbología épica con Bolívar vuelto a la vida en el alma de los descamisados cuyos ancestros formaron el Ejército Libertador, que Chávez ya no era solo un hombre sino un espíritu, un ánima sensible que va con el vendaval revolucionario agitando los pueblos de América remontando los Andes y expandiéndose cual llama en el pasto seco de la ansiedades populares.

A la intelectualidad de derecha, les cuesta entender que a pesar de instrumentar y utilizar a voceros venidos de las filas del Chavismo, renegados o renegadas que tienen que demostrar más allá de sus posibilidades una lealtad inconmensurable al neoliberalismo, así se ahoguen en sus propios jugos venenosos, no podrán deconstruir los códigos sobre los que se sostiene eso que se llama Bolivarianismo o Chavismo. Ni el uso de las nueve bases militares de Estados Unidos en Colombia, podrán y no serán suficientes para derrumbar esa fortaleza que es parte de una estructura cultural constitutiva de los pueblos grancolombianos y especialmente el colombiano y venezolano donde El Libertador Simón Bolívar cifró sus más altos anhelos libertarios republicanos y unitarios de independencia y soberanía.

Pedro Nikken jurista venezolano y uno de los promotores teóricos de esas visiones desenfocadas de la transición "hacia un no se sabe dónde" ha señalado de manera taimada que "la transición puede significar mucho más que la derrota de uno o la perpetuidad del otro, y aludir a un proceso incluyente que sea aceptable para todos, alejado de aproximaciones un tanto primitivas y manipulables. La transición puede incluir además una visión de futuro para Venezuela en donde las relaciones sociales y políticas no estén mediadas por la polarización y se solucione la crisis humanitaria…". Excelente embeleco.

En Venezuela se inició desde 1999 un proceso incluyente político, social y económico que se aprecia desde el texto del preámbulo de la Constitución hasta las diversas leyes derivadas de esa Carta Magna, pero sobre todo en la aplicación concreta de la leyes que han generado afectación en la estructura monopólica de grupos económicos privilegiados y de transnacionales élites durante décadas que se aprovecharon leoninamente de los recursos naturales que poseen estos territorios. A partir de la justa distribución de la renta petrolera, del uso racional y usufructo de la tierra, por decir dos renglones, por ello, sobre este territorio se ha fomentado una guerra de nuevo ensayo en el continente, se han impuesto medidas injustificadas de bloqueo económico y financiero, una verdadera conflagración cuyas causas están en el hecho de que Venezuela ha resuelto ser independiente y soberana y como consecuencia de las medidas coercitivas unilaterales, a ese país lo han tratado de aplastar.

Así que esa narrativa de la "integralidad y de la "transición" no responde sino a un nuevo engaño y a los intereses y propósitos políticos de quienes han promovido la guerra contra Venezuela y los contraconflictos en la región donde quiera que se han hecho elecciones que han ganado líderes populares. Los enemigos de los pueblos usan a ONGs grupos u organizaciones como el Transition Assistance Practice Group que financian proyectos de investigación y de promoción de la "democracia neoliberal" para que la vistan y decoren de "inclusiva" primero para hacerse de recursos de grandes corporaciones como la Ford Motors a través de su Fundación, o la Fundación Friedrich Ebert entre otras que funcionan como tanques pensantes para generar "ideas" y luego para servir de retaguardia a los líderes corporativos cuyos discursos son vacíos, faltos de sindéresis o peor aún indescifrables como el caso de Juan Guaidó. Ese llamado Instituto para las Transiciones Integrales es una fuente de asesoría para la asistencia a países donde han provocado guerras como en Colombia con el narcotráfico y el paramilitarismo o en la misma Venezuela provocada por factores externos y a cuyo gobierno califican como "dictadura" cuando la realidad es otra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 583 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: