Crítica ácida

Honor vocación y docencia

Día Internacional del Educador, 5 de Octubre, decretado en 1994 por la UNESCO, siglas en inglés de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, con el objetivo de preservar los derechos y las responsabilidades del docente, normas para su contratación, empleo, y condiciones de enseñanza y aprendizaje.

En nuestra nación a consecuencia de la hiperinflación, maestros y profesores han quedado muy disminuidos en referencia a sueldos. Comprendo su molestia, reconozco sus problemas, pero de allí a reclamar en forma desquiciada, les cuestiono por el espectáculo recurrente verdaderamente desagradable de quienes utilizan las redes sociales para enfrascarse en descalificaciones nada ejemplarizantes.

Considero que, como guías de la juventud deberían dejar de lado el fanatismo demostrado por docentes imbuidos en el campo politiquero, malformados por la partidocracia de 40 años demócrata representativos, empeñados en ser maestros, pero en fórmulas ideadas para faltar a su responsabilidad, cobrar, aspirar a todo beneficio, pero destrozar al gobierno, sin protestar por el bloqueo al país, y la asfixia económica que nos aplican por el mundo con una sarta de mentiras acerca de la vida diaria.

Ciertamente el salario es bajo, sin embargo, la prudencia ante alumnos, padres y representantes obliga a ser comedidos, no se trata de enseñar para vivir pasando necesidades, hizo estudios y se graduó de pedagogo. Puede mirar a los ojos a sus alumnos, tener cordura suficiente ante ellos cual hijos atentos a sus conocimientos, sin que le enrrostren conducta impropia.

No corresponde a docentes ir con sus hijos menores de edad a protestas políticas de ningún tipo, decir groserías y perder toda condición de padres sustitutos en las aulas, actitud nefasta a los ojos de los educandos, representantes y el honor moral vocacional de sí mismos como EDUCADORES. No resultan sinceros los gestos de victimización exagerada con intenciones políticas.

Maestros y profesores demuestran en redes sociales una rabiosa disposición insana en un pedagogo, que no asiste al trabajo aprovechándose de situaciones urgentes a superar, sin abandonar la sagrada misión educativa. La falta de transporte, inseguridad, desgastar el calzado, no poseer internet, fallas telefónicas y ausencia de implementos para educación a distancia, imponen quejas y a la vez discreción, no la disposición de acérrima oposición, en ocasiones soez y poco o nada docente.

La exrelatora Especial del Derecho a la Alimentación de la ONU Hilal Elver, calificó de "acciones criminales" las medidas coercitivas unilaterales que afectan a Venezuela y otras naciones. "El derecho a la alimentación y a la nutrición es una de las áreas más importantes de derechos humanos, afectada de manera directa por sanciones económicas unilaterales", ¿Apoyan nuestros docentes las medidas coercitivas indecentes, o por su misión serán consecuentes en que primero está el país y la juventud que ayudan a formar diariamente?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 430 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: