Lo que Trump pasó por alto de Guaidó y el sanguinario de la serie Matarife

-. Postrecitos de Huevos Chimbos:

* Si los genocidas del imperio gringo fueron capaces de inocularle un cáncer a Chávez y asesinarlo, ¿no van a ser capaces de infectar con covid-19 a cuadros de la revolución bolivariana? Tengo la misma impresión que Mario Silva expresó en su programa La Hojilla. No dudo que algún camarada se contagiara en un descuido, ¿pero Diosdado Cabello que debía tener protección y medidas de prevención extremas? No lo afirmo, pero tampoco lo niego, además, da muy mala impresión Donald Trump diciendo que "algo va a pasar en Venezuela…"

* Reaccionaron tarde. María Corina Machado, Antonio Ledezma, Diego Arria, Humberto Calderón Berti, Carlos Ortega y Enrique Aristeguieta, le pidieron cuentas a Guaidó a través de un comunicado. Pero si ese ladrón no les ha dado una locha de los millones de dólares que se ha robado, menos les va a dar ahora que ya es público que el anticristo de la Casa Blanca se convenció de que apostó a un inservible.

* Según la canalla mediática, 39 militares venezolanos retirados le declararon su apoyo a "El Rastrojo" Guaidó. Si eso es verdad, y si quieren y es su deseo, por supuesto, pueden pedirle que, a través del subpresidente de Colombia, Iván Duque, les garanticen la atención que les prometió en las calles y parques a los militares desertores que lo siguieron a Cúcuta, esos mismos que después andaban abandonados como mendigos suplicando un vaso de agua, un mendrugo de pan. Les recomiendo esa gran oportunidad. Por cierto, ¿dónde andarán?

* El empresario parasitario Lorenzo Mendoza, en la Universidad Católica Andrés Bello, dijo que Venezuela tiene que abrazar una economía neoliberal". Sugiere regresar a la IV República cuando invertía con los recursos del Estado. Los ladrones como él nunca aportaban una locha y se quedaban con las ganancias. En la V República también se robó los dólares preferenciales que le otorgaron con el fin de que produjera alimentos para el pueblo. En enero de este año, compró en España parte de la empresa Grupo Caza Mestiza. Quisiera saber si el gobierno de ese país le proporcionó dólares baratos como los que, repito, se terminó robando en Venezuela.

* No se puede caer en la perversidad de la oposición, que quiere hacer ver como víctimas a los "trocheros" que regresan de Colombia evadiendo las medidas contra el covid -19. Respeto a los migrantes que decidieron partir de Venezuela en busca del país de las maravillas, pero también hay que tener respeto por los compatriotas que decidieron quedarse luchando por la Patria. ¿Quieren volver? Háganlo por los canales regulares y serán recibidos con los brazos abiertos. De lo contrario, el ministro de Justica, Néstor Reverol, informó que son procesados y enviados a la cárcel El Dorado, en el estado Bolívar, con penas de 8 a 12 años de cárcel. Ya remitieron los primeros 13.

1.-. Lo que Trump pasó por alto de Guaidó… La selección de Guaidó, que hizo el anticristo Donald Trump para intentar arrasar con la revolución bolivariana, le resultó un fiasco, pero no podemos negar que a simple vista era el títere ideal que requerían los gringos, en su empeño de ponerle la mano a Venezuela como en la IV República. "El Rastrojo" Juan Guaidó cumple los requisitos fundamentales de los presidentes del Cartel de Lima y de todos los que se les arrastran a los genocidas de Norteamérica. Es ladrón, servil, inescrupuloso, terrorista, criminal, apátrida; un borrego hecho a la medida de los yanquis; empero el genocida de la Casa Blanca pasó por alto que también estaba al frente de un inepto, incapaz, falto de iniciativa y, sobre todo, imbécil. El encopetado de la Oficina Oval en un principio no se percató de que ese mediocre se iba enfrentar a una pared de fortaleza y dignidad revolucionaria como el presidente Nicolás Maduro Moros. Y hoy por hoy, Trump no haya como echarlo a un lado. Aunque comprendo que tampoco es fácil apostar todo a un inútil y después tener que dar la cara y admitir que se fracasó. Además, eso no es propio de un psicópata arrogante acostumbrado a la manipulación, a la mentira, a la perversión, que creyó que manejar la diplomacia y la política mundial era como dirigir un grupo de candidatas del Mis Universo Internacional. El asesino Donald Trump le perdonó a "El Rastrojo" Guaidó el chasco que se llevaron con la ayuda humanitaria en Cúcuta, Colombia; el magnicidio frustrado con drones en Caracas, el golpe fallido del 30 de abril, pero la derrota de la "Operación Gedeón", que consistía en penetrar por las costas del estado La Guaira, tomar el país y asesinar a Maduro y a otros altos funcionario del gobierno, definitivamente le desordenó el copete y lo hizo caer en cuenta de que había perdido el tiempo.

2-. Llanto opositor… Dado tantos reveses, el inquilino de la Casa Blanca ha tenido que recular sin admitirlo, porque como he dicho, no es fácil para él desdecirse. Hablamos de un hombre con distorsiones mentales, de un ser indigno y malévolo acostumbrado a patear la mesa, arrebatar y que lo aplaudan, así un día acepta que Guaidó fue un fracaso y al otro se retracta. Una vez asomó la posibilidad de reunirse con Maduro arrojando de un solo tirón a Guaidó al vertedero y, después, al llanto de los opositores en Venezuela y de los que lo rodean en la Oficina Oval, lo negó en un tuit. Luego, John Bolton, su exsecretario de seguridad nacional, dijo en su libro que Trump reconoció que Guaidó era un niño para el duro de Maduro y enseguida lo desmintió. Recientemente, en su campaña electoral se fue de gira a Miami, Florida y, en entrevista con Telemundo, señaló sobre Guaidó: "Parece estar perdiendo cierto poder. Queremos a alguien que tenga el apoyo de la gente… Apoyo a la gente que tenga el apoyo de la gente". La estocada final, y Guaidó lo sabe muy bien, ya por ahí dijo dentro de su fantasía presidencial que se debe construir una alternativa electoral. Pero eso es solo para amortiguar el impacto en los seguidores que aún no se dan cuenta que fueron engañados y utilizados como tontos útiles, porque lo de ese hampón es robar y ya se hizo multimillonario con los activos de Venezuela en el exterior. Guaidó en el fondo sabe que Trump lo echó a un lado, y que públicamente no se desprende de él, por su prepotencia, su orgullo de millonario, de poderoso, infalible, de creerse dueño del mundo.

3-. Discurso de mentiras… El máximo genocida del imperio gringo en su visita al Comando Sur en el estado de Florida dio, como siempre, un discurso de falsedades. Dentro de su retahíla destacó 3 mentiras: 1) "Vamos a luchar por Venezuela y por nuestros amigos de Cuba (…) Pero a Cuba y Venezuela lo tenemos perfectamente bajo control". ¿Luchar por Venezuela y Cuba? ¡¿Cuándo?! ¿Tiene a los países de Bolívar y Martí controlados? Definitivamente ignora lo que son las naciones con honra, dispuestas a luchar hasta vencer por su soberanía y autodeterminación. 2) "EEUU continuará la campaña de máxima presión contra el régimen de Maduro…". Trump desconoce en absoluto lo que es la revolución bolivariana. Más: lo que es un revolucionario. Desdeña que sus ataques contra nuestro Presidente no han hecho más que unirnos, al punto de que si es contra Maduro es contra todos, así de simple. Y 3) Las supuestas acciones antinarcóticas que ejecutan en el Caribe, con la fachada de que son actividades para frenar el narcotráfico… El presidente Nicolás Maduro ordenó a los ministros de Defensa, Vladimir Padrino López y de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, responderle públicamente. Empero no voy a ahondar en esos detalles porque ¿hay alguna duda de que el mayor problema de Trump es que anda en campaña electoral y está por debajo de su contendor, Joe Biden. ¿Hay alguna duda de que Trump quiere ocultar con Venezuela su fracaso de gestión y la mortandad que tiene en EEUU por el covid-19 dada su evidente irresponsabilidad? ¿Hay alguna duda de que Colombia es el primer productor de droga del mundo y EEUU el mayor consumidor? ¿Hay alguna duda de que la DEA, como el más grande cartel del planeta, controla al resto de los carteles y orienta el comercio de marihuana, cocaína y heroína a diferentes países, incluyendo los EEUU? ¿Hay alguna duda de que el problema de EEUU no es el combate al narcotráfico, sino garantizar que la producción y distribución de droga esté bajo su tutela? Son muchos los millones de dólares que mueve la droga. Por ejemplo, Colombia vive prácticamente de la cocaína.

4-. El sanguinario de la serie Matarife… La justicia neogranadina negó la acción del criminal Alvaro Uribe Vélez en contra del creador de la serie Matarife, Daniel Mendoza Leal, quien retrata a ese narcoparaco como el verdadero sanguinario que es en realidad. Pero más allá de este aspecto, lo importante es que este tipo de obras revela que ya la Colombia de los criminales de la oligarquía santandereana reventó desde hace rato. No pudo más con tanta podredumbre. La corrupción y el bandolerismo les explotó en la cara. Se mantienen en el poder porque, con el entramado delictivo que construyeron alrededor de sus asesinatos y fechorías, nombran a presidentes narcoparamilitares como Uribe Vélez e Iván Duque, y tienen comprado jueces y fiscales, prácticamente la justicia colombiana en pleno. Y respaldados en esa justicia que hicieron a su medida, aplican el miedo y el terror matando a los que se les cruzan en su camino sin ir a prisión. Han asesinado a mucha gente, demasiada, comenzando por Jorge Eliécer Gaitán – férreo defensor de las causas populares- y en toda esa guerra que desató ese magnicidio; violencia que aún se mantiene, básicamente, en las calles y las áreas rurales neogranadinas. Sin embargo, ni la balas ni las bombas han detenido a los colombianos dignos que los desafían y les dicen las verdades a costa de sus propias vidas. Tienen políticos como Gustavo Petro, Piedad Córdoba, ahora se pronunció el periodista Mendoza Leal mediante la serie Matarife, antes, un cura de Cali llamado Ramiro Arango colgó un video en las redes sociales que desató un escándalo, porque calificó públicamente a Uribe Vélez de asesino. Y hay otro detalle significante: los líderes sociales. Estos campesinos, pese a su indefensión en el campo, han perdido el miedo. Uribe Vélez, a través de Duque, arrecia la matanza en contra de ellos y, aun así, no logran callarlos. Hablan dispuestos a morir. Altos oficiales de las Fuerzas Armadas Colombianas también develan los crímenes y desafueros cometidos por ese narcoparamilitar en sus tiempos en el Palacio de Nariño. Alvaro Uribe tarde o temprano cae preso. No ha caído, porque aparte del control del poder y la justicia neogranadina, cuentan con el criminal apoyo del psicópata Donald Trump y los presidentes que se le arrastran en el mundo, así como de los organismos multilaterales representados en el miserable Luis Almagro, secretario general de la OEA y Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, lamentablemente.

GianCarlo Di Martino

4:17 (hace 4 horas)

   

para mí

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3291 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com      @gcdimartino

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: