(Las reuniones)

Aprendiendo a desaprender

De las fallas más notables en muchos de los componentes del Poder Popular (Comunas, Consejos Comunales y CLAP entre otros), se destaca la forma como se desarrollan las reuniones.

Las reuniones son el motor para dinamizar y coordinar el funcionamiento de toda organización, incluyendo al núcleo familiar, empresarial o de cualquier índole. Toda organización requiere de reuniones, que pueden ser ordinarias o extraordinarias. Se consideran Ordinarias, aquellas que obedecen a un orden pre- establecido: Día, fecha, hora y lugar, mientras que las Extraordinarias, vienen dadas por imprevistos que para bien o para mal, alteran el desarrollo de la organización

Si aceptamos como valido estos conceptos sobre las reuniones, de seguro sentiremos el deber y más allá del deber la obligación de sacarle el máximo provecho en el menor tiempo posible. En consecuencia, tenemos dos maneras para abordarlas: 1ro, haciendo uso de la síntesis y 2do, la coherencia.

La Síntesis, que no es otra cosa que hablar o escribir lo más cerca posible al punto final, y La Coherencia, cuando desarrollamos los temas sin zigzagueos.

Si los órganos del Poder Popular no aprenden a desaprender, o mejor dicho, de superar el viejo formalismo, de la reunión por la reunión para complacer a las cópulas inferiores y estas a la cúpula "superior", no estaríamos sino engañando a los demás y a nosotros mismos.

Si no logramos aprender a desaprender en esta materia, las organizaciones del Poder Popular estarán siempre expuestas a las imposiciones de la V columna endógena, que baja línea so-pretexto de que las mismas fueron aprobadas en reunión con la base valle decir, legitimadas por una mayoría que bajo el engaño y la manipulación se cuadran a favor.

Hay quienes dicen, así lo creo, que las reuniones más provechosas son las que duran el menor tiempo posible, vale decir, aquellas que se desarrollan apegadas a una norma y un método donde no debe faltar la minuta de la reunión próxima pasada y la agenda sobre los puntos jerarquizados a tratar.

Para nadie es secreto que la mayoría de las reuniones afines al Poder Popular se caracterizan más por la pérdida de tiempo entre dimes y diretes

cuyos resultados dejan mucho que desear. De acá, la necesidad de desaprender aprendiendo que no es otra cosa que romper con ese formalismo politiquero de la reunión por la reunión.

La práctica como dicen es la razón de la verdad. Y ¿cual verdad se puede esperar de una reunión que se convoca para las 3pm por ejemplo y la mayoría asiste una hora y pico más tarde y si añadimos otra hora para los cuentos chismes, anécdotas y sucesos, nos encontramos que la reunión empezaría a las 6pm y cono no está provista de una agenda se comienza a discutir por dónde empezar ( 1 hora mas), que se prolonga hasta las 9pm. y a la final dizque por razones de seguridad se posterga no sin antes gastar otra hora discutiendo donde, cuando, a qué hora y por donde comenzar.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 475 veces.



Hermes Escalona Acuña

Miembro del Periódico alternativo DIGALO AHI

 digaloahiprensa@gail.com

Visite el perfil de Hermes Escalona Acuña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hermes Escalona Acuña

Hermes Escalona Acuña

Más artículos de este autor