Vida pasión y muerte de la socialdemocracia venezolana

A Venezuela llega tarde al siglo veinte y llega tarde a la muerte de la socialdemocracia y temprano el revisionismo creado en el seno del PCUS soviético por Nikita Kruschev. De esto ultimo nos ocuparemos en otra oportunidad, por ahora hablaremos de la Vida Pasion y Muerte de la Socialdemocracia criolla, la cual se inicia en 1941 con la fundación del partido Acción Democrática por Rómulo Betancourt quien en 1936 desertó del marxismo-leninismo.

Durante el primer lustro de la década del cuarenta los acciodemocratistas son una fuerza insignificante; Romulo Betancourt, al participar en una aventurero golpe de estado en alianza con el mayor Marcos Pérez Jiménez, le permite a Rómulo organizar un autentico partido de masas: controlando gremios, sindicatos y la poderosa Federación Campesina, poco duran en el poder los llamados ADECOS, porque el socialcristianismo falangista de Rafael Caldera, tiene la intención de hacer ver a los miitares gomecista o no, que Romulo sigue siendo comunista y por eso los militares liderados por Pérez jimenez tumban al presidente Gallegos. Romulo Betancourt corre a una embajada abandonando a sus partidarios y despues se exila EEUU .En su exilio dorado, en 1950 lo capta el Departamento de Estado, para sus planes futuros en Venezuela.

Las disputa entre EEUU e Inglaterra por el control del petróleo venezolano permite que al dictador venezolano lo tumben, para que EEUU pueda poner su hombre de confianza en Miraflores a Rómulo Betancourt cosa que ocurre en 1958 porque los revisionistas del PCV kruscheviano, lanzan la consigna de BALAS NO VOTOS SI, en un momento en que Venezuela vivía un clima de insurrección popular, creado por las vanguardias juveniles del PCV y Acción Democrática,pero la vieja Guardia del PCV, " mata el tigre y después le tiene miedo al cuero". A partir de este momento los adecos viven su mejor momento, gobernando con sus curruñas copeyanos durante cuarenta años, postrados ante el imperialismo y reprimiendo de manera brutal a la izquierda venezolana. En la década del ochenta comienza la agonía en Europa y en América de los partidos de masas social- demócratas; porque el neoliberalismo dirigidos en EEUU por Ronald Reagan y posteriormente por George Bush padre no quieren más partidos de masas sino partidos de cuadros para sus colonias en América Latina y el Caribe

En 1998 Hugo Chávez con su proyecto nacionalista revive un partido de masas, para enfrentarlo a los partidos de cuadro:Primero Justicia, Voluntad Popular, los cuales hacen una alianza con los moribundos partidos de masas de Acción Democrática y Copei , y en esa simbiosis extraña, derivan hacia el terrorismo y la propugnación del nazi-fascismo, dado que EEUU decide, que Venezuela les debe pertenecer de hecho y de derecho.Se crea coalición política denominada Movimiento de Unidad Democrática (MUD) para derribar el gobierno de Chávez y casi que lo logran. El PSUV partido de Chávez vira hacia el socialismo y la MUD hacia el terrorismo; los norteamericanos ordenan a la MUD profundizar el terrorismo. Y la muerte repentina de Chávez frena el giro hacia el socialismo; posteriormente el G4 Copei y AD se dividen: unos buscan el camino electoral y otros la ruta del terrorismo y el apoyo a una invasión gringa-

Asi estan las cosas en el panorama político venezolano en la tercera década del siglo XXI, con una nueva fase peligrosa para el socialismo científico, El PSUV da un giro de 180 grados hacia la centro-derecha y algo similar ocurre en una fracción de AD, COPEI y El MAS. Mientras tanto los kruschevianos del PCV todavía no deciden que van hacer ¿ se unen a los partidos minoritarios de izquierda o siguen a la cola del PSUV?; disyuntiva que aun esta por aclararse.

El PSUV se enfrenta a un deterioro electoral por su viraje hacia la derecha centrista, mientras que a la oposición electoralista la persigue el fantasma de la abstención, cosa que favorece al gobierno actual. Finalmente podemos decir que aún es temprano para saber cuál será la nueva correlación de fuerzas en el parlamento, en lo que si estamos seguro, es que ninguna fuerza política obtendrá una mayoría absoluta y mucho menos las dos tercera partes. Concluyendo, en ese bingo electoral el imperialismo juega dos cartones: estimula el terrorismo del G4 mientras busca negociar con el PSUV y con la neo-oposición moribunda. Lo cierto es que los partidos socialdemócratas de masas agonizan; y los partidos de cuadros se orientan hacia el fascismo militante en todo el mundo

 


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 757 veces.



Omar Rivero Torrealba

Periodista. Escritor. Fundador de la Asociación Venezolana de Periodistas en Lara.

 riverotorrealbaomar@gmail.com

Visite el perfil de Omar Rivero Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: