Crítica ácida

Detalles locuras y contrastes

Un hombre fue víctima mortal tras asistir a una fiesta covid-19 en San Antonio, Texas, donde contrajo la enfermedad pensando que la actual pandemia era un engaño, lo informó el New York Post. En la clínica donde falleció el estadounidense de 30 años, la Dra. Jane Appleby directora médica explicó que el evento fue organizado por alguien quien previamente había sido diagnosticado con el virus y quiso comprobar si éste es real, y si alguien se infectaba.

En Venezuela patria suya y mía, el experto petrolero David Paravisini, crítico moderado y muy bien informado, señaló en materia petrolera que "Hay un proceso de producción de gas propano y butano para bombonas, y que recientemente en El Palito comenzó la producción de 4 millones de toneladas de gas para bombonas", Paravisini consideró también que de derogarse las medidas impuestas a Venezuela, se "podría incrementar su producción a una capacidad de tres a cuatro millones de barriles diarios".

Por otra parte Elaine Duke, ex secretaria adjunta de Seguridad Nacional del presidente de EEUU, Donald Trump, ha asegurado que el magnate y político propuso desinvertir o vender el Estado Libre Asociado de Puerto Rico tras ser azotado por el huracán "María" en 2017, lo reveló en entrevista con The New York Times. El matón ogro gruñón preguntó ¿podemos vender la isla? Oigan eso los que piden que seamos tutelados por gringolandia.

En Italia, Rosario Canino directora de salud del hospital ASST de Cremona, constató que en los últimos días ha habido una pequeña ola de nuevas entradas por contagios, y subrayó la importancia de mantener la guardia alta en un momento en que demasiadas personas ya se han quitado la mascarilla, o la llevan en el cuello. No nos rindamos ahora dijo la funcionaria de sanidad en esa provincia italiana.

Entretanto en Venezuela el Ministro del Poder Popular para la salud Carlos Alvarado, indicó que estamos programados de manera segura para los próximos seis meses, a través de convenios internacionales con China, Cuba y las compras de los proveedores nacionales, para que no falte ninguno de los insumos que se requieren en la atención al coronavirus y el aumento de casos, por lo demás hay camas suficientes en nuestros hospitales públicos.

Lo insostenible e inaudito, es la terquedad de un grupo a DIOS gracias cada vez más reducido, que sostienen no usar mascarilla e incumplir disposiciones oficiales, porque "es un truco del gobierno eso del coronavirus". No llegamos en Venezuela a las locuras gringas ni a las aperturas económicas de lugares de recreación gastronómica y de licores como en España, Italia, EE UU, Brasil y Colombia donde la pandemia les hace tragar los descuidados planes a sus autoridades, con los rebrotes de la enfermedad.

El contraste con Venezuela debe entenderse, la colectividad dejar de creer en "pajaritos embarazados", a cuenta de la desinformación motivada, o el odio inducido con expresiones permanentes de desprecio a las autoridades revolucionarias. Nobleza obliga por el bien de las nuevas generaciones, y si quiere cambiar un gobierno, para eso son las elecciones. El desvarío en el combate al Covid 19, no perdona ni discrimina edad, sexo o condición social.

Venezuela que es ejemplo de atención oportuna, informa noche tras noche estadísticas de contagiados y muertes, por la enfermedad Covid 19, y vuelve a sufrir la desinformación de los medios que cubren con pachotadas, es decir informaciones irrespetuosas, los muy pocos casos en comparación con pueblos que sufren la impreparación de sus gobiernos, y la permisología dentro de la cuarentena, un relajo que pagan caro gobiernos negados al tapaboca.

Que no lleguemos a los diez mil contagiados a la altura del 13 de Julio, es un contraste inmenso, mientras en la vecina Colombia en un solo Municipio de la gran Bogotá, el "Simón Bolívar", su Alcalde admitió que debieron cerrar los accesos, ni salida ni entrada, por presentar mil casos en un día. La nación colombiana está en los primeros lugares mundiales en número de contagios, por preferir su gobierno la economía capitalista y no proteger debidamente la salud de su gente, locura salvaje.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 592 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas