Crítica ácida

Chuao, Bolívar y la conciencia de un pueblo

En el sombrío panorama mundial las perspectivas de crecimiento son nulas en todo el planeta. Politiqueros de la derecha, festejan la pandemia universal si la víctima es del gobierno revolucionario, se alegran por la caída del Producto Interno Bruto que ensombrece a todas las naciones. Un bloqueo internacional inmisericorde ideado en el exterior que nos sacrifica, ejecutando graves situaciones inducidas contra el pueblo, que aguanta a pie firme y acepta ir a elecciones parlamentarias.

Gobiernos adulantes y obedientes a Washington organizan consultas comiciales con medidas de bioseguridad, y en el caso venezolano nos las critican, intentando impedir que se aprecie ante el concierto de naciones, el honor de ser descendientes de libertadores a pesar de los traidores. Si no se deja usted manipular de ninguno de los dos lados en esta polarización enloquecedora, haga sus conclusiones sin odio y de todo corazón.

En medio de estos avatares, la población de Chuao en Aragua se une a la anual celebración del día que los visitó Simón Bolívar, 13 de Julio de 1816. El Libertador iba a cumplir 11 días después 33 años, enérgico decidió llevarse cinco jovencitos de la región entre 12 y 14 años y 19 cimarrones, para pelear en la lucha independentista.

Hay cinco estrellas en la bandera de Chuao, valuando el aporte de su colectividad a nuestra gesta emancipadora. Bolívar se nos presenta en múltiples facetas de la historia: estadista, estratega, filósofo, educador, periodista, visionario político, diplomático, escritor, humanista, conservacionista, legislador, y padre de seis naciones. Ciudadano ejemplar por antonomasia, una reciente investigación divulga fue Abogado Honoris Causa en Derecho, designado en Lima en 1826 por autoridades de la Universidad Mayor San Marcos, la más antigua de América.

Para otorgarle el honoris causa Abogado, a Bolívar, se consideró en especial el Mensaje dirigido al Congreso de Angostura en febrero 1819; su caudal léxico estimado en 16.000 voces, muy elevado para la época tomando en cuenta que Shakespeare utilizó 15.000 y Cervantes más de 20.000 voces, según estudio de la filóloga peruana Martha Hidebrandt.

Será que invocaremos también al Bolívar abogado o jurista por su formación erudita, para que nos defiendan sus pensamientos vigentes, ante la reina del Imperio británico, que felicitó con motivo del 5 de julio, al "presidente electo de Venezuela. Don Juan Guaidó". La Monarca británica casi centenaria se hace cómplice del banco de Inglaterra.

En su momificación de conducta Isabel II, no se ha enterado que Gran Bretaña tiene Embajador en Venezuela, acreditado por el gobierno legítimo que preside constitucionalmente el Sr. Nicolás Alejandro Maduro Moros, menos sabe la dama Elizabeth Alexandra Mary, la reina, que el Banco de Inglaterra nos roba 31 toneladas de oro venezolano, y la administración sería de un nuevo súbdito malandro "Don Guaidó ", el monigote de Trump.

El Embajador nuestro en Francia ha dicho que, la agresividad desatada por los USA contra Venezuela, es política hostil que incluye sanciones económicas de severo impacto en la población, y en Europa mienten pensando que solo afectan al gobierno, cuando es el pueblo venezolano el que sufre las consecuencias descabelladas.

El imperialismo contra el que se rebelaron Miranda, Bolívar, Sucre, José Félix Ribas, y sus generales y soldados, hombres y mujeres, llaneros, orientales, andinos, centrales y caraqueños, nos muestra en el 2020, en conjunción USA-Europa que, el salvajismo capitalista está dispuesto al caos humanitario antes de renunciar a sus privilegios, sumiéndonos en un retroceso epidemiológico provocado por la incompetencia capitalista ante la pandemia, tratando de no admitir la derrota.

La conciencia afrodescendiente en mayoría, mulata, indígena, blanca, o descendiente de extranjeros ligados con criollos, rechaza el plan invasor "Gedeón" por Chuao, hecho a cargo de apátridas, y que en contrato firmado contempla sacar o asesinar al Presidente Maduro, y que una Junta de Gobierno, más un parlamento bicameral sin participación ciudadana es decir sin votos, crearían "un nuevo Estado y una economía de libre mercado". Toda una piratería.

Chuao se prepara a celebrar con respeto lógico a las disposiciones de protección sanitaria, una tradicional alegría popular. Que la contraparte opositora no repita el racismo absurdo con el que minaron de desprecio hace unas semanas a "Las Sardinas de Naiguatá", opositores incapaces de entender que el color de piel no da derecho al supremacismo que hoy tiene a EE UU en la picota mundial. Por favor desembrutézcanse del complejo que les amarga, háganse ese favor.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 521 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: